comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

16 MIN

SEAT Ateca, a prueba: 7 razones por las que estamos ante la nueva referencia del SUV compacto

seat-ateca-prueba-mdm-01

Acabamos de llegar de Barcelona, de un acontecimiento muy especial, nuestro primer contacto con un best-seller, nuestra primera prueba del SEAT Ateca. El nuevo SUV de SEAT, el primero de la marca española, ya ha sido adquirido por más de 700 clientes en España, la mayoría de los cuales lo han comprado a ciegas, sin tan siquiera haberlo visto en directo, y aún menos probado. El SEAT Ateca es, sin duda, uno de los grandes lanzamientos de este verano, y del año 2016. Se espera que en nuestro país luche, de tú a tú, con los más vendidos de su categoría, con Nissan Qashqai, Hyundai Tucson y Kia Sportage (ver SUV más vendidos, y rivales del SEAT Ateca). También tendrá sus rivales en casa, como el nuevo Skoda Karoq. Y nosotros cada vez tenemos menos dudas de que su competencia lo tendrá, sinceramente, muy difícil para plantar cara a este coche. Y es por ello que estas son las 7 razones por las que estamos convencidos de que el SEAT Ateca será la nueva referencia del SUV compacto. Ver a fondo del SEAT Ateca 2016.

1. Diseño SEAT: la búsqueda del cliente urbano y afianzar una imagen de marca

El SEAT Ateca tenía un gran reto por delante. En cierta medida su enemigo también estaba en casa. A nadie se le escapa que SEAT Ateca y Volkswagen Tiguan son, en cierta medida, dos hermanos separados al nacer. Aunque a nivel tecnológico, y más adelante os hablaremos de ello, compartan muchos componentes, el SEAT Ateca ha sido desarrollado en última instancia en Martorell. Y el aspecto más determinante, que también ha sido obra del Centro Técnico de SEAT en España, lo encontramos en el diseño.

En directo, el SEAT Ateca aparenta personalidad. Aunque sus rasgos sean los del resto de la familia SEAT, no tenemos la impresión de estar ante un SEAT León sobreelevado, ni tampoco ante un Volkswagen Tiguan con rasgos SEAT. SEAT ha apostado por un diseño más crossover, más próximo a un turismo con aspecto campero, mientras que su hermano, o su primo alemán, apostó por un diseño más campero, y robusto, quizás buscando esa diferenciación todoterreno y premium que junto a su precio pretende posicionarlo un escalón por encima.

35
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Del diseño del SEAT Ateca nos gustaría destacar algunos detalles, como el de su frontal afilado, y esa doble parrilla con entramado, o sus llamativos faros LED con un caprichoso diseño para la iluminación diurna, que es capaz de cambiar de color para lucir en un tono anaranjado y ejercer su función de intermitente para indicar la dirección que seguiremos en nuestros giros.

2. Una gama perfectamente escalonada y motores de tres y cuatro cilindros, diésel y gasolina

http://www.diariomotor.com/2016/03/28/seat-ateca-2016-motor-tres-cilindros/

El SEAT Ateca tampoco podía permitirse una gama de motores muy limitada. Al respecto de los motores os hablaremos más adelante, pero ya podemos adelantaros que en esta prueba nos pusimos a los mandos del 1.4 TSI de 150 CV con desconexión de cilindros y el 1.6 TDI de 150 CV de potencia, en ambos casos con cambio manual y tracción delantera. En el diésel, se aprecia que el trabajo realizado para mejorar su refinamiento, y sobre todo el aislamiento acústico del coche para mejorar la calidad de rodadura, ha dado sus resultados. Del gasolina nos encaja su empuje, pero sobre todo su suavidad.

Una lástima no haber podido catar, aún, uno de los motores más interesantes y llamativos, el nuevo 1.0 TSI de 115 CV y tres cilindros. Hablamos de motores con las últimas tecnologías del Grupo Volkswagen, un detalle en el que SEAT se quiere hacer especial hincapié, el de transmitir a sus clientes que SEAT es una marca importante, y de pleno derecho, del Grupo Volkswagen, pero sobre todo con identidad. Para ello, en los próximos días apostarán por una campaña publicitaria importante, en medios impresos, internet, y televisión, que apuesta por una defensa del producto español.

SEAT nos confesaba que le está sorprendiendo la buena acogida que están teniendo, en sus primeras reservas, los motores de gasolina, y el cambio DSG. Pero no nos engañemos, el SEAT Ateca que habitualmente verás por la calle será diésel, manual y tracción delantera. Su gama de motores es compartida con la del Volkswagen Tiguan, salvo alguna ausencia por arriba, y la introducción por abajo del tricilíndrico. A tu disposición, una gama de motores diésel y gasolina, manuales y automáticos, de tracción delantera y total (con diferencial Haldex de quinta generación, con embrague hidráulico multidisco de control electrónico).

No descartes versiones más potentes y deportivas, como un SEAT Ateca FR (incluso se habla de un SEAT Ateca Cupra). Sabemos que esas versiones serían importante a nivel imagen de marca, y también para añadir sal y pimienta a la gama Ateca, en cualquier caso SEAT de momento declina hablarnos de las próximas versiones que veremos del Ateca.

3. La última tecnología del Grupo Volkswagen

Mis amigos, y mis compañeros de Diariomotor, no han tardado en preguntarme qué he sentido al conducir por primera vez el SEAT Ateca. Y mi respuesta será exactamente la misma que os daré en este artículo. Mis sensaciones han sido muy parecidas a las que tuve con el nuevo Volkswagen Tiguan, lo cual dice mucho a favor del SEAT Ateca, con la salvedad de que SEAT ha sabido diferenciar muy bien su producto, y marcar su personalidad en algunos aspectos.

En el aspecto que este SEAT Ateca es un Volkswagen Tiguan, de los pies a la cabeza, es el tecnológico. Al sentarme por primera vez en el SEAT Ateca tuve una sensación de déjà vu. Sobre todo por esa gran pantalla de 8 pulgadas (en su versión más destacada) que hace las veces de equipo de navegación y entretenimiento. SEAT se ha reservado algunas funciones propias, y una posición más elevada para la pantalla, con una disposición diferente para los aireadores del climatizador, pero en el fondo el sistema es el mismo.

El SEAT Ateca es el producto más tecnológico de los de Martorell. Cuenta con un control de crucero adaptativo con función Traffic Jam Assist (que acelera, frena, y reanuda la marcha en atascos) y Lane Assist (que nos ayuda a evitar que nos salgamos de nuestro carril), también un sistema de frenada de emergencia autónoma con reconocimiento de peatones, reconocimiento de señales de tráfico, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, Emergency Assist (que nos advierte, e incluso es capaz de frenar el coche, si el conductor se encuentra indispuesto), asistente de luz de carretera, etcétera, etcétera.

El SEAT Ateca también cuenta con cámaras de visión en 360º, con vista cenital, que nos muestra a nuestro coche en una vista tridimensional del exterior. Este sistema, que resulta tan útil para evitar tocar con una columna o con otro coche al aparcar en el garaje, también resulta de gran utilidad en incursiones fuera del asfalto. Hasta el punto en que en esta presentación se preparó un circuito de conos, con un SEAT Ateca con todas las lunas cubiertas por láminas opacas, para que condujéramos el coche con la única ayuda de la vista cenital mostrada en la pantalla del coche. Y conseguí recorrer el circuito, hacia delante, y hacia atrás, sin tirar ningún cono.

Sin ser santo de mi devoción, pero reconociendo que sí resulta interesante para muchos compradores, quizás únicamente tengamos que lamentar que aún no haya llegado la instrumentación digital que bajo diferentes nombres ya comercializan tanto Audi, como Volkswagen, en sus últimos productos.

4. El SEAT Ateca no será el mejor, en todos los aspectos, de su categoría, pero no desentona en nada

El SEAT Ateca también se ha nutrido de uno de los aspectos en los que más brilla el Grupo Volkswagen, el de ofrecer turismos que cubren, con creces, con las expectativas de la mayoría de los clientes, sin que ningún defecto pese lo suficiente para echarte atrás en una posible compra.

Ya os decimos que el SEAT Ateca no es, ni mucho menos, el mejor de su categoría en cuanto a calidad percibida, pero sí merece estar entre los mejores. Los ajustes son excelentes, y quizás en materiales, y únicamente en materiales, presente algunas diferencias con respecto al Volkswagen Tiguan, o frente a otros modelos como el Mazda CX-5. Pero de nuevo satisface en todos los sentidos.

Me encanta! La iluminación de cortesía del SEAT Ateca. El primero en el que vi algo así fue el Range Rover Evoque

Una foto publicada por David Villarreal (@davidvillarreal) el

Hay detalles que, sinceramente, nos gustan mucho, aunque puedan parecer banales. Detalles como la iluminación interior en LED con configuración multicolor (opcional desde 175€ y de serie en X-CELLENCE), o la iluminación de cortesía que al abrir el coche dibuja la silueta del SEAT Ateca en el suelo con unos proyectores instalados en los retrovisores. Ahora mismo dudo quién fue el primero que instaló esta función, pero en mi recuerdo siempre tendré el primer coche que probé con este sistema, el Range Rover Evoque.

5. El máximo espacio en un coche de dimensiones muy compactas

Otro de los aspectos que brilla el SEAT Ateca, y que resulta realmente importante en tanto muchos clientes desearán contar con unas plazas traseras cómodas y mucho espacio de carga, es el de la distribución del espacio a bordo. El SEAT Ateca cuenta con unas plazas traseras muy holgadas y cómodas, y un maletero aún mejor.

Su maletero homologa una capacidad de 510 litros, en configuración de tracción delantera, y 485 litros, en configuración de tracción total. No es la mejor cifra de su categoría, pero sí la mejor para un vehículo con una longitud exterior de 4,36 metros. Regresando a la comparación con el Volkswagen Tiguan nos encontramos con que este goza de un maletero de 520 litros, pero es 12 centímetros más largo, maletero que puede crecer hasta 615 litros si limitamos el espacio de las plazas traseras aprovechando su banqueta trasera corredera.

El Nissan Qashqai, que empata técnicamente en longitud con el SEAT Ateca, ofrece un maletero de 439 litros.

6. Un tacto de conducción en carretera excelente

Otro de los aspectos en los que más brilla el SEAT Ateca es el del tacto de conducción. Ahora mismo, y sin haber comparado ambos a la vez, me sería muy difícil reconocer si el SEAT Ateca se comporta mejor en curvas que el Volkswagen Tiguan, aunque sinceramente esa fue mi sensación en la prueba de estos días. En lo que no tengo ninguna duda es en que su aplomo en carretera sí es de los mejores de su categoría. La calidad de rodadura también es excelente, aunque a velocidades de autopista 120 km/h y más, exista algún ruido aerodinámico, aparentemente derivado de los retrovisores, que sin llegar a ser excesivamente molesto sí creemos se podría mejorar.

El tacto de la dirección es bueno, y puede adaptarse a nuestra conducción gracias a un sistema SEAT Drive Profile que nos permite jugar con tres modos, Normal, Sport y Eco, que ajustan levemente el tacto de la dirección y el pedal del acelerador. El cambio manual también es agradable, con un tacto un poquito duro, pero con marchas que engranan a la perfección.

Fuera del asfalto no hemos podido probarlo, pero sí sortear algunos obstáculos que emulaban ascenso y descenso de pendientes pronunciadas, o cruces de puentes. Hay que destacar que las versiones de tracción total del SEAT Ateca ya incluyen perfiles de SEAT Drive Profile para nieve y Offroad, y función de descenso de pendientes.

7. El SEAT Ateca, un SUV con el precio justo

Pero si el SEAT Ateca quiere ser líder de su categoría, referencia, y el más vendido de los SUV, tiene que gozar de un precio acorde con el de sus rivales. Y mucho ojo porque eso no es tarea fácil cuando Nissan Qashqai, Hyundai Tucson y KIA Sportage gozan de precios tan competitivos.

Recordemos que el SEAT Ateca arranca en 23.690€ de tarifa, pero que en estos momentos, y gracias a ofertas que - como en sus rivales - implica financiación y Plan PIVE, puedes adquirirlo desde 18.800€ con acabado Style y motor 1.0 TSI de 115 CV de potencia. El diésel de 115 CV incrementa el precio en 2.680€.

El acabado Style, el más básico a día de hoy, ya incluye Front Assist, llantas de aleación de 17", cromados exteriores, iluminación diurna LED, pilotos traseros LED, volante y pomo del cambio forrado en piel, sensor de parking trasero, control de crucero, climatizador bizona, equipo de entretenimiento con pantalla táctil de 5", Bluetooth, sensor de lluvia y luces y freno de mano eléctrico.

Más adelante se incorporará una versión aún más asequible, pero también limitada en equipamiento, que se denominará Reference.

En los próximos días os seguiremos hablando del SEAT Ateca, la revelación de la temporada, y un modelo que probablemente deberías - como mínimo - mirar si estás pensando comprar un SUV.

En Diariomotor:

Vídeo destacado del SEAT Ateca