¿Qué tiene que ver el Opel Insignia con esta lancha? Más de lo que te imaginas

 |  @HerraizM  | 

Hace unos días un carrito de golf, ahora una lancha… pero no, tranquilo, no nos hemos vuelto locos, su presencia en la portada de Diariomotor está más que justificada y si tras el desarrollo de aquel carrito de golf estaba Mercedes en esta embarcación nos encontramos con una firma de coches involucrada y es que Opel ha sido la encargada de dar forma al motor fueraborda que la acompaña.

Este motor diésel, bautizado como Oxe, se basa en el propulsor diésel de 2 litros y 4 cilindros que da vida al Opel Cabrio, al Opel Insignia y al Opel Zafira. Una mecánica que se produce en Alemania, en la planta de Kaiserslautern y que ahora da el salto de las carreteras al agua.

Este propulsor desarrolla ahora, en su periplo náutico, 200 caballos a 4.100 rpm, contando con un par de 400 Nm a 2.500 rpm.

¿El consumo de este propulsor? De los 4.3 l/100 km que consume un Opel Insignia con este propulsor, con 170 caballos, nos topamos ahora con un consumo de 43 litros a la hora, cifra que, aunque pueda resultar sorprendente, es un 42% menos de lo que consumiría un propulsor de 2 tiempos equivalente.

Sin duda una buena forma de darle una nueva vida a un motor ya desarrollado, tanto para diluir los costes de desarrollo iniciales como para darle más volumen de trabajo a la línea de montaje.

Lee a continuación: Vídeo: el puente “abrelatas” de 3,5 metros de altura de Carolina del Norte

  • Paco Tce

    Es una buena forma de amortizar gastos y aumentar las ventas, y no será la primera ni la última que lleve un motor diesel de coche en su interior, en el mundo náutico son muy conocidos los N57 306 d2 que montaban los 330d, 530d, X5 30d… de hace más de una década