carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

Lo que se dice una pick-up de toda la vida, pero más barata que la mayoría y con pocas concesiones a la familiaridad. Esa podría ser la definición del Tata Xenon, un nombre que desde luego no pasa desapercibido por recordar al tipo de luces (de las que precisamente no tiene ni como opción). Realmente es un todoterreno pick-up, disponible con trasera para carga con cubierta disponible, y que estará disponible a partir del jugoso precio de 12.500 €.

Como decía, en el aspecto de todoterreno es todo un clásico. Buena altura, pasos de rueda enormes y una capacidad de carga sin igual: hasta 1 tonelada de peso (sobre sus 1.750 kg en vacío). Sin duda, elementos apetecibles para convertir al Xenon en un vehículo de campo. Lástima que ello también se traduzca en un interior tosco pero útil. Es decir, tanto los acabados de los materiales como el tapizado de los asientos son mejorables, si bien resultan adecuados si lo tratamos con un coche destinado principalmente a tareas de carga y transporte.

Consigue el mejor precio para el seguro del Tata Xenon

La mecánica elegida por Tata para este todoterreno ha sido la diésel, concretamente un 2.2 turbo de 140 Cv. El uso de common-rail e intercooler no le exime de alcanzar un consumo medio que no es precisamente moderado: 8.5 l/100 km. El bloque motor se traslada a las ruedas a través de una caja de cambios manual de 5 relaciones.

La tracción es a las cuatro ruedas, que se traduce en tracción trasera únicamente a partir de 50 km/h. Sumado a la reductora, accesible a través de una ruedecilla situada a la derecha del volante, persigue aumentar notablemente la maniobrabilidad de todoterreno en los lugares más inaccesibles.

La mecánica pasiva es bastante discreta, con una suspensión de doble brazo en el eje delantero y con barra de torsión en el eje trasero. Relacionado con el tema de seguridad, resulta curioso que monte frenos de tambor atrás en lugar de discos. A mayores, incluye barras anti-intrusivas en las puertas y topes para que las ruedas no se introduzcan en la carrocería en caso de choque frontal.


Continuar leyendo