Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
SUV
Logo Icon

3 MIN

El proyecto Peugeot 2008 DKR sigue torciéndose

Hace una semana, AUTOhebdo se propuso destapar cada una de las carencias del proyecto Peugeot en el Dakar y lo cierto es que como si de una esposa despechada se tratara, el semanario francés sigue sacando información que deja muchas dudas sobre el proyecto de la firma del león. La última es ya un hecho. Jean Claude Vaucard, uno de los llamados a comenzar con la reconstrucción del 2008 DKR de cara a la edición del próximo año ha abandonado tras sólo un par de semanas la estructura.

El experimentado técnico, llegado a Peugeot como consejero técnico, ya había participado en otros proyectos del grupo PSA como el Citroën Xsara WRC o el Peugeot 205 T16, además de haber colaborado con Volkswagen a la hora de poner a punto el Touareg. La deficiencias del 2008 DKR quedaron patentes durante el último Dakar con un buggy de dos ruedas motrices al que le faltaba potencia, la respuesta del turbo no era correcta, tenía problemas de estabilidad el chasis se rajaba, estaba pasado de peso, no podía sacar provecho del recorrido de suspensiones y además era un autentico martirio para los pilotos debido al reducido espacio del habitáculo, la exigencia que suponía pilotarlo y las altas temperaturas que se alcanzaban en él.

Propuse modificaciones que no han sido aceptadas y en apenas un mes he presentado mi dimisión. Un trabajo de consejero sólo es factible si los aconsejados son receptivos. Con Bruno Famin y el resto del equipo tenemos buen sintonía pero con Pailler y Le Fur me encontrado con un muro. Ellos han decidido mantener el esquema inicial con mínimos retoques y está claro que con esta premisa mi labor sobraba.

Como podéis observar, son muchas áreas en las que trabajar y por ello Bruno Famin, máximo responsable de la sección deportiva de la firma gala, confió en la experiencia de Vaucard. Sin embargo, algo no le ha gustado a Jean Claude, que ha huido despavorido y que ha declarado que Carlos Sainz no se encuentra nada cómodo con el equipo y podría estar pensando también en salir de Peugeot si no se sigue una línea de desarrollo del 2008 DKR que le convenza.

Carlos no está muy contento con las direcciones que están tomando las cosas. Es un competidor nato y corre para ganar. Y exige tener un coche capaz de hacerlo.

Si alguien me pregunta mi opinión, creo que sí hay fuertes discrepancias internas en Peugeot. Hace unas semanas, Famin hacía unas declaraciones alabando el pilotaje de “fondo” de Peterhansel, echando en cara de forma velada a Sainz que era demasiado agresivo y que no sabía ir de otra forma que no fuera al 100%. El madrileño ha pedido algo radicalmente distinto para el buggy galo, mientras que Famin quiere seguir una línea continuista.

En la parte mecánica ya se está trabajando tal y como adelantaba el director de Peugeot Sport, pero tendremos que esperar hasta mediados de 2015 para saber si el buggy también ha recibido las modificaciones en el chasis que se hablaban (más ancho, más largo y con menos altura para mejorar la estabilidad y hacer que fuese menos nervioso en curva)