Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Max Mosley: "Todos los que firmaron para competir en esta Fórmula 1 deben resignarse"

El ex presidente de la FIA no tardó mucho en responder a la propuesta de Helmut Marko, quien ayer señaló que hace falta un cambio en las altas esferas del ente rector del automovilismo, enfatizando en la gestión de Mosley como ejemplo de un eficiente ejercicio de autoridad. Al respecto, Mosley señaló que todos los equipos que acordaron competir bajo las nuevas reglas, en especial Red Bull, no deberían quejarse de lo que está sucediendo.

A Mosley tampoco le preocupan las constantes comparaciones que se realizan entre su pasado al frente de la FIA y lo que ha realizado su sucesor, el francés Jean Todt, a quien los medios critican por mantener un bajo perfil, justamente cuando la Fórmula 1 parece estar al borde de un naufragio. Cuando Mosley dejó su cargo, la Fórmula 1 gozaba de gran popularidad y parecía destinada a consolidarse en mercados no tradicionales. Sin embargo, ha resultado todo lo contrario.

En tal sentido, opina que mientras el reparto del dinero sea injusto, los problemas seguirán apareciendo. Según su apreciación, la Fórmula 1 genera al año casi mil millones de dólares y la distribución es muy desequilibrada, razón por la cual no se observan alternativas en la pista. Mientras los equipos más poderosos sean los más beneficiados es poco lo que se podrá hacer. Incluso Mosley vaticinó que el dominio de Mercedes AMG será de al menos tres años y muy difícil revertir pues se necesita el consenso de todos los equipos y resulta que los clientes Mercedes son mayoría.

Dudo mucho que algo vaya a cambiar. Todos los que firmaron para estar en esta Fórmula 1 deben resignarse y vivir lo que está pasando. El que un equipo domine está en la naturaleza de este deporte, hay que remontarse a mediados de la década de 1950 para darse cuenta que Mercedes dominó en ese tiempo. Pero ahora todo es diferente, el efecto de tener mucho más dinero que los demás es exactamente igual que tener un motor más grande. Los equipos han gastado demasiado y los fabricantes están cobrando un precio exagerado por sus motores, así que todo apunta a un dominio de un equipo por los próximos tres años y no hay nada que se pueda hacer al respecto, a menos que todos los equipos están de acuerdo. Y eso no va a suceder.

Vía | grandprix247