CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

El WRC y el ERC pierden irremediablemente parte de su historia

Iván Fernández | 9 Abr 2015
AUTO - ERC IRELAND RALLY 2015
AUTO - ERC IRELAND RALLY 2015

Hace tiempo que algunas voces autorizadas llevan advirtiendo el delicado estado de salud del mundo de los rallyes. Incluso yo, desde mi humilde posición ya he comentado que el WRC se ha convertido en algo similar a un boxeador tambaleante que espera inmóvil a que le asesten el último golpe que lo mande a la lona. Este hecho se puede observar en numerosas áreas y la desaparición de algunos rallyes históricos es una buena muestra de ello.

Así de crudo lo han pintado en la edición digital de Autosport, en la que han hecho recuento de los rallyes que poco a poco han ido desapareciendo y de otros que parecen que pueden seguir por el mismo camino. A las salidas de San Remo, Acrópolis o Nueva Zelanda del WRC, tenemos que sumar la prácticamente imposible vuelta del Mundial de Rallyes al Safari. Más tras los problemas de los últimos meses.

La cita italiana, que en un principio se disputaba sobre un recorrido mixto, para dejar paso posteriormente a una prueba 100% de asfalto, fue bajando escalones y tras perder su sitio en el WRC en favor de Cerdeña, caía al Campeonato de Europa, del que ha desaparecido finalmente. El Acrópolis también se vio obligado a dejarlo por problemas económicos, mientras que Nueva Zelanda entró en un teórico acuerdo de rotación con Australia, por el que la cita oceánica debería regresar en 2017.

Sin embargo, los rumores a los que hace mención el semanario británico apuntan a que Nueva Zelanda se podría quedar definitivamente fuera del Campeonato, perdiendo posiblemente algunos de los mejores tramos del planeta. Otro que se puede quedar fuera es el Rallye de Francia. Tras verse obligado a trasladar su sede de Alsacia a Córcega, todo parece indicar que los organizadores del Tour de Corse y la FFSA no se puede permitir el desembolso económico que supone celebrar una edición más sin la ayuda de las instituciones, por lo que 2015 puede ser la última con una prueba en el país de los actuales dominadores del Mundo de los Rallyes (entre Sébastien Ogier y Loeb llevan ya más de una década reinando en el WRC).

Tanto el WRC, como el ERC han ido perdiendo gran parte de las pruebas que hicieron historia en el pasado.

La reducción de las pruebas, se pasó de 16 a 13, y la crisis económica han dejado heridos de muertes a algunos organizadores. Algo que también está sucediendo en la Fórmula 1, donde las pruebas europeas míticas como el Gran Premio de Alemania, el de San Marino e incluso el de Italia se han situado en la cuerda floja y algunas incluso han perdido su hueco en el Gran Circo.

La fragilidad y la no continuidad de las pruebas históricas no es un coto privado del Mundial de Rallyes. El ERC también parece haberse visto afectado por la inestabilidad que reina actualmente la categoría. Además del ya mencionado San Remo, parece que ahora es el Circuit of Ireland el que corre serio peligro. El que es el tercer rally más antiguo del mundo ha vaciado sus arcas y sin la ayuda del gobierno de Irlanda del Norte parece que también será imposible disputar una edición 2016 en la isla. El mundo de los rallyes está perdiendo sin duda parte de su historia.

Vía | Autosport