Más madera para solventar el decepcionante debut de la Copa FIA R-GT

 |  @fernischumi  | 

Esperábamos que la creación de la Copa FIA R-GT (con pruebas en el Campeonato del Mundo y en el Europeo de Rallyes) diera un empujón a los coches de esta categoría, sin embargo, salvo Romain Domas y el teórico primer ganador, François Delecour (que ya anunciado que su objetivo será estar también en 2016), pocos han sido los pilotos que han decidido seguir el campeonato, tanto que se ha llegado a poner en duda que la FIA declare campeón al veterano piloto del WRC ya que en principio se puso la exigencia de que debía haber más de cinco inscritos para darle validez al mismo.

Tras este fiasco de año de debut, la FIA está estudiando cómo hacer más atractivos estos coches para los pilotos y se está estudiando hacerlo por medio de un aumento de potencia, el segundo en su corta historia como coches de rallyes homologables después de la sufrida en 2014. Si actualmente se encuentran los Porsche en torno a los 420 CV, veremos cuál es la cifra elegida por la Federación y con la que sin duda se tratará de acercar el rendimiento a los de los R5 sobre el asfalto.

Esto obviamente también puede afectar al reglamento de nuestro Campeonato de España de Rallyes Asfalto. Con la RFEdA estudiando capar los Porsche 997 GT3, muchos hacen referencia a que lo ideal sería adoptar el reglamento FIA, sin embargo, actualmente apenas hay 30 CV de diferencia entre los R-GT y los GT Rallye españoles (además de pequeñísimas diferencias de peso y la limitación del diámetro de admisión en los internacionales), lo que puede hacer que si se produce definitivamente este aumento de potencia sean coches casi idénticos, sin tener en cuenta obviamente que el GT3 nacional tienen una mayor evolución al partir directamente de coches de circuitos adaptados a los rallyes (en materia de suspensión están años luz por delante).

Lee a continuación: Una seguridad vergonzosa que debe dejar a Rusia sin Gran Premio de Fórmula 1

  • Oscar Garcia

    El problema quizás está en que de facto es una Copa Porsche. Se venden tantos 911 GT3 Cup que nadie puede competir en precio con ellos.

    • M.A.

      Tienes razon. Entre la falta de "tiron" de esta categoria esta la poca variedad de modelos, y con ella la poca opcion que tienen los participantes.
      Pero si no se normaliza, regulariza y estabiliza, no podemos pretender que las marcas y/o preparadores pongan mas modelos en liza.

  • Anton Martin

    Entiendo por lo que escribes al final que los Porsches del CERA y los de R-GT parten de distinta base y juegan con reglamentos bastante diferentes. Los del CERA parten de los 911 CUP y los del R-GT? De uno de serie y luego cada preparador lo adapta al reglamento?

    Creo que seria muy ineteresante un articulo explicando un poco las diferencias entre estos coches, así como los R5 que yo pense que tenian las mismas especificaciones los que corren en WRC2 y el ERC que los del CERA, pero veo que no es así