CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Peugeot

2 MIN

Nasser Al-Attiyah a la espera de la decisión de Carlos Sainz

Iván Fernández | 19 Ene 2016
mini-nasser-al-attiyah-peugeot-dakar-2016
mini-nasser-al-attiyah-peugeot-dakar-2016

De pasar de descartarlos como candidatos a la victoria a deshacerse en elogios cada vez que hablaba de ellos e incluso no resistirse a sentarse en el Peugeot 2008 DKR15+ de Romain Dumas. Así es cómo cambio la opinión de Nasser Al-Attiyah durante el pasado Dakar acerca del buggy de la firma del león, incluso en la llegada de la última etapa, el qatarí dejó abierta la puerta a estar en la próxima edición al volante de uno de ellos, pero dependerá principalmente de la decisión de Carlos Sainz.

Eso es al menos lo que aseguran desde Francia AUTOhebdo que sigue el camino de los rumores que hablan de que la de 2016 puede haber sido el adiós definitivo del madrileño a la competición. En el caso de ser así, Bruno Famin podría contar con Al-Attiyah para tratar de cubrir el siempre inestimable trabajo de Sainz. Aun así, las palabras del bicampeón del Mundo de Rallyes y ganador del Dakar 2010 dejan entrever la esperanza de que Carlos vuelva a competir en 2017.

Tampoco es de descartar que Peugeot sume a sus filas al ganador de los Dakares de 2011 y 2015, aunque eso signifique reunir demasiados gallos en el mismo gallinero y pueda reportarle a Famin un equipo de ensueño sí, pero demasiado difícil de gestionar, con pilotos que no suelen estar muy acostumbrados a respetar órdenes de equipo. Este año ya llevaron cuatro unidades (Dumas competía con una estructura independiente) y teniendo en cuenta que Nasser también cuenta con el apoyo de Red Bull el impacto de su inclusión en el equipo Peugeot sería mínimo, al menos menos que en el caso de X-Raid y su sonora ruptura con Monster.

Por ahora, todo parece indicar que Al-Attiyah seguirá confiando en MINI y X-Raid para competir en la Copa del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country, en la que se espera que haya cambios debido a la inestabilidad que reina en Egipto y por tanto las dificultades de sacar adelante el Faraones. Según el medio galo, dicha prueba podría ser sustituida por Kazajstán.