CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

3 MIN

Iván Ares habla de un futuro muy negro para los Porsche en el Nacional

Iván Fernández | 15 Feb 2016
027 rallye comunidad madrid 002
027 rallye comunidad madrid 002

Fue el que más se acercó la pasada temporada a Miguel Fuster a pesar de no contar hasta bien entrado el año del nuevo Porsche 911 GT3 V.2010 en un esfuerzo de sus patrocinadores para proveerle con un arma todavía más competitiva para poder luchar por el título. Finalmente no pudo ser e Iván Ares no pudo parar la carrera hacía el pentacampeonato del alicantino. Su preocupación de las últimas semanas estaba en reunir el presupuesto para la próxima temporada y decidir si volver a participar con el modelo de la firma de Stuttgart o apostar por un R5 con el que a priori no podría competir el calendario al completo del Nacional de Asfalto.

Ares ha sido uno de los primeros que ha hecho pública su opinión basada en sus últimos test este fin de semana. Tras probar el 911 GT3 con la nueva brida de 41,2 mm montada, las declaraciones del subcampeón de 2015 no son muy alentadoras (el gallego habla de una brutal perdida de 3s/km en un tramo donde suele hacer test) para aquellos que esperaban seguir viendo a los Porsche compitiendo y ganando. Según Iván, los datos del banco de potencia apuntaban a una pérdida de unos 60CV, pero que una vez probado sobre el asfalto, la sensación es que le faltan aún más.

Si hace unos días, en una entrevista concedida a Motor Media Press aseguraba que los Porsche serían capaces de seguir siendo competitivos, pero que se tendría que ir un poco más al límite para poder ganar, ahora parece que Ares se ha quitado de la cabeza el competir en el Campeonato de España con una unidad del deportivo germano. Tratará de estar en la salida del Islas Canarias con un Ford Fiesta R5 para pegarse con los ‘gallos’ del ERC, campeonato que este año tiene un ambiente de antaño, con multitud de estructuras privadas con mucha experiencia y sin representación de equipos oficiales.

Parece que su temporada pasa por combinar el Nacional de AutoCross con un programa completo en el Regional Gallego con el Porsche o uno reducido en el de España con un R5, el cual, según Iván es bastante más caro:

La Federación cree fehacientemente que los R5 son la solución para el campeonato, pero en el equipo no lo vemos así ya que el coste de los R5 es mucho mayor. Ya de partida la operación empieza por el doble de dinero que con un Porsche bien “armado”.