CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

4 MIN

Las TCR Series quieren convencer a tres marcas más en 2016

Eloy Entrambasaguas | 25 Mar 2016
Salida TCR Singapur 2015
Salida TCR Singapur 2015

Hace exactamente un año, el 25 de marzo de 2015, escribí aquí en Diariomotor Competición que para que el concepto TCR tuviera éxito era necesario que más marcas se animaran a desarrollar sus vehículos para la categoría. No tanto porque las International Series las necesiten para su supervivencia como para que el reglamento cale a nivel global en la multitud de certámenes que se han adherido al invento de Marcello Lotti.

Hace 366 días eran cinco las marcas comprometidas de una u otra manera con las TCR International Series (SEAT, Honda, Opel, Volkswagen y Ford), de cara a la temporada 2016 se espera la participación de siete: SEAT y Honda siguen siendo la base del campeonato, Volkswagen y Opel han aumentado su implicación y se han sumado los proyectos privados de Alfa Romeo y Subaru. Queda el punto negro que supone Ford, proyecto primero llevado por Onyx y Proteam y luego heredado por FRD con la esperanza de reengancharse a mitad de temporada.

Cuando las TCR International Series desvelaron esta lista de inscritos Marcello Lotti añadió en las declaraciones adjuntas a la nota de prensa que "no estoy autorizado a nombrarlas, pero esperamos que tres marcas más se unan al campeonato durante la temporada". ¿Y a quién no le gusta una bonita ensalada de marcas para que todos especulemos con nuevos programas deportivos?

El primer nombre es sencillo, Peugeot. El Peugeot 308 Racing Cup es un quebradero de cabeza por su motor de 1,6 litros (frente a los dos litros habituales en TCR) y algunas soluciones aerodinámicas heredadas del proyecto Citroën en WTCC. Pese a ello, todas las partes quieren llegar a algún tipo de acuerdo: Peugeot podrá vender más unidades de un vehículo en principio destinado a una monomarca y Lotti podrá echar el anzuelo a una marca de un país que carece de certamen de turismos desde que desaparecieron los superturismos. Además un TCR de Peugeot sería fácilmente declinable en Citroën.

Peugeot ya estuvo representada en el test oficial de Cheste hace unas semanas por Sébastien Loeb Racing y ha prometido como premio en su monomarca francesa RCZ un volante en la cita del Europeo de Turismos en Nürburgring Nordschleife. ¿A que no sabéis qué reglamento ha adoptado para su categoría reina este año el ETCC? Pues eso, sólo falta la homologación formal del 308.

Ahora nos adentramos en el terreno de la especulación pura y dura y para ello conviene echar un vistazo a dónde tiene interés Marcello Lotti en expandirse. Como dije el año pasado, VAG lo tiene a huevo para crear clones del León Cup Racer y que todo quede en casa. Con un certamen alemán de TCR a buen seguro que habrá equipos interesados en correr con un Audi y Skoda tiene en la República Checa una monomarca con el modelo Octavia cuyo promotor ya expresó interés en homologar su futuro coche como TCR (hallazgo realizado hace unos meses por los foreros de Ten-Tenths, al César lo que es del César).

Otra zona clave para el concepto TCR es Asia. Con un certamen para todo el continente y otro en Tailandia, suena raro que la única marca de allí totalmente implicada sea Honda, pues Subaru no deja de ser un proyecto mucho más modesto. Y cuando KIA nos tienta con renders como el que hace unas semanas atribuimos a un posible ingreso en el Mundial de Turismos, ello sólo sirve como abono para la especulación. Por cierto, aunque en Europa no se deje ver mucho en competición (sólo se me viene a la cabeza su exitoso periplo por el Trophée Andros de la mano de Yvan Muller) la marca coreana compite en el Chino de Turismos en colaboración con la estructura italiana Hexathron, por lo que en cualquiera de los dos certámenes de turismos (WTCC o TCR International Series) no partirían de cero.

Por último hay que recordar que cuando se anunció el regreso de SEAT al STCC el equipo que llegó a un acuerdo con el importador local de la marca española subrayó el interés que tenían en probar el León Cup Racer por si los suecos se deciden por el reglamento TCR en un futuro cercano. ¿Alguien se imagina el STCC sin marcas suecas? Eso sí, con este campeonato manteniendo las siluetas de Solution F en 2016 quizá sea precipitado pensar en Saab o Volvo para este mismo año, en especial con esta última embarcada en su primer año de WTCC con el S60 TC1.

Fotos | TCR Series