CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

WRC 2017: las dudas de Hyundai y la continuidad de M-Sport

Iván Fernández | 26 Mar 2016
Neuville01MC16-WRC
Neuville01MC16-WRC

Son los dos grandes contendientes por las migas. Hyundai y M-Sport pelearán previsiblemente por el subcampeonato de marcas y eso hace que ambos equipos se vean obligados a reconfigurar la morca con la que encarar la presente temporada. Obviamente no es comparable el presupuesto de un equipo oficial con el de una estructura privada como la de Malcolm Wilson, ni tampoco las circunstancias que les harán programar de forma distinta el desarrollo de sus coches para 2017.

En principio M-Sport sigue con el plan de no comenzar con los test hasta la segunda mitad del año. El podio inesperado conseguido por Mads Ostberg les ha hecho recuperar esperanzas en lucharle a Hyundai el segundo puesto entre los fabricantes. Ahora mismo los separan 15 puntos, suficientes como para seguir evolucionando el actual Ford Fiesta RS WRC (en Portugal recibirá mejoras en el software) y seguir sacando R5 de esa ‘fábrica de churros’ o gallina de los huevos de oro que se ha convertido la factoría de Cumbria.

En cambio en Hyundai hay más incertidumbre. El grave error en México que privó del podio a Dani Sordo y las directrices un tanto confusas desde la sede central ha hecho que el planning para 2017 pueda haber tenido alguna modificación. En principio se esperaba que se utilizara la base cinco puertas también para el World Rally Car que estará bajo la nueva normativa. Sin embargo, según el propio Michel Nandan en declaraciones a Rallye-Magazin, no se ha tomado todavía la decisión de si seguirá con dicho modelo o si en cambio se optará por la versión coupé.

En las próximas fechas se deberá tomar la decisión final y a pesar de que en Alzenau están muy tranquilos ya que dicen que las consecuencias de un cambio de base no supondría un perjuicio demasiado grave porque las dos versiones son similares en cuanto a tamaño y los componentes mecánicos seguirán siendo los mismos, sin embargo, la historia es preocupantemente familiar. Recordemos que ya el año pasado la situación fue similar cuando a pesar de que el plan inicial era construir el WRC16 sobre la base del Coupé, un retraso con la homologación de las unidades de dicho modelo hizo que tuviera que cambiar todo el plan y decidirse finalmente por la cinco puertas. En aquel momento en el equipo dijeron que se perdieron semanas de trabajo debido a esta eventualidad, por lo que es normal temer un problema similar en este momento.

Mientras que Volkswagen ya está rodando con una mula de pruebas sobre el Polo R WRC de 2015 con muchas de las características que tendrá el coche de la próxima temporada (lo han probado, Ogier, Latvala y Depping), Citroën y Toyota esperan comenzar con las pruebas en el próximo mes de abril y M-Sport deberá tener paciencia hasta después del verano previsiblemente. En el caso de Hyundai se espera que se empiecen con los test en las primeras semanas con un prototipo sobre la base del 5p, a la espera de que se tome la decisión de marketing por parte de la central en Corea.