¿Qué opinan los pilotos de carne y hueso sobre la ROBORACE?

 |  @fernischumi  | 

Durante estos meses ya hemos escrito unas cuantas líneas acerca del nuevo campeonato que Alejandro Agag y su equipo han pensado como telonero de la Fórmula E con coches no tripulados. Además de dar nuestra opinión y dejaros expresar la vuestra, también hemos enfocado el mismo desde un punto de vista de los fabricantes o incluso del propio promotor de la ROBORACE. Pero, ¿y los pilotos? ¿Es que nadie piensa en los pilotos? (leed esto último con tono dramático, por favor).

Los chicos de Red Bull han hecho una encuesta entre varios pilotos de distintas categorías del automovilismo para medir el grado de aceptación de estas nuevas carreras entre los verdaderos protagonistas de este deporte, entre ellos, un Antonio Félix da Costa (piloto actualmente de la Fórmula E) que no se ha querido tampoco morder la lengua.

Junto a él, pilotos contrastados como Andy Priaulx (tres veces Campeón del WTCC) o Emanuele Pirro (cinco veces ganador de las 24 Horas de Le Mans), a los que se suma un piloto criado en la vieja escuela del RallyCross, pero actor principal en esta nueva era como lo es Timmy Hansen.

Antonio Félix da Costa

En cuanto a la tecnología que se va a utilizar en la ROBORACE, creo que es increíble. Yo tengo sólo 24 años, por lo que mi memoria no va muy lejos, pero incluso hace 10 años, si alguien hubiera dicho que en 2016 estaríamos hablando de un campeonato con coches sin piloto, te habrías reído de ellos. Creo que será realmente interesante ver la primera carrera, pero todavía hay algunas preguntas importantes sobre el concepto en mi caso. Como piloto, espero que no funcione. No es que quiera que la tecnología empujando al límite falle (es el futuro de los coches de carretera), realmente es porque me encanta competir y la idea de poner un ordenador en mi lugar me incomoda.

Emanuele Pirro

Coches sin conductor son sin duda la mejor forma de reducir el número de accidentes en las carreras ya que la mayoría son causados por errores humanos. Pero el automovilismo es una cosa distinta. El automovilismo es un deporta para verdaderos hombres y mujeres. Coches robóticos, que conducen más rápido y tienen mejor resistencia, al igual que los drones militares pueden realizarlo mejor que las aeronaves tripuladas. Pero un sistema no puede reproducir las emociones del ser humano. Los seres humanos hacen cosas impredecibles. Imagino en los Juegos Olímpicos a los jueces dar la medalla de oro de la final de los 100m lisos sólo leyendo la lista de los mejores tiempos personales, al más rápido sobre el papel. Eso es lo que harían los coches sin piloto al Motorsport. Quitan la capacidad de un piloto de hacer la diferencia, cometer un error, hacer algo heroico.

Timmy Hansen

Me siento amenazado, no quiero perder mi trabajo por culpa de un ordenador. Es ciertamente interesante, pero es más un desafío para la ingeniería que otra cosa. Sí, las personas están interesadas en la tecnología, sólo hace falta ver el éxito de la Fórmula E o Le Mans y la Fórmula 1. Y sí, es ideal para la industria automotriz en muchos casos la sinergia entre la competición y los coches de calle. Pero esto es ante todo un deporte. Y en el deporte necesitas a los atletas. Son los que se relacionan con los fans. Tenemos personalidades, ganamos, cometemos errores y perdemos, de eso es de lo que trata. Si quitas al piloto, quitas una parte fundamental del deporte. Sería un desafío para los ingenieros crear un coche de rallycross que fuera capaz de gestionar dos tipos de superficie, saltos y baches enormes, pero sí, supongo que se podría hacer. ¿Quiero correr contra un coche sin conductor? Podría ser interesante, pero no sé. No puedes gritar a un coche porque te ha dejado fuera de carrera, ¿se puede?

Andy Priaulx

Los coches no hablan y eso es fundamental. Fabricantes de competición quieren vender coches. Entiendo que la tendencia va hacía los vehículos autónomos, porque es lo que están haciendo los fabricantes de automóviles. Pero permítame preguntarle, ¿Qué te gusta de Moto GP? ¿Yamaha o Valentino Rossi? El automovilismo necesita celebridades, héroes. ROBORACE puede ser muy grande para los frikis de la informática, los amantes de los datos, pero no para mí. Tal vez porque soy un purista, pero los personajes es por lo que amamos todos el BTCC y la creciente importancia de la tecnología es por lo que ha disminuido el interés en la F1 y el DTM durante los últimos años. Sería curioso ver una carrera, pero no más.

Vía | Red Bull

Lee a continuación: Cuando estallar coches de competición se convierte en arte

  • Txesz

    La gracia del deporte está en el elemento vivo, ya sea una persona en solitario o en compañía de un animal. Y por ello creo que el deporte con humanos aun tiene mucha vida por delante. Otra cosa será que máquinas se usen.

    No obstante, puede ser intereante comprobar hasta que punto puede llegar la IA a la hora de plantear estrategias de adelantamiento. Con el paso del tiempo, veremos competiciones en las que se enfentarán la intiución humana y la capacidad de cálculo de los procesadores. Algo parecido a lo de Deep Blue vs Gasparov. Aunque con el ajedrez de por medio, siempre pienso en la máquina del señor Finch.

  • pedro_cam23

    Completamente de acuerdo con Pirro. Para los coches de calle creo que será beneficioso, pero para las carreras (cuando hay que ir al límite) se necesita al humano que haga cosas impredecibles (tanto buenas como malas).

    Sé que la tecnología de la roborace será infinitamente mayor que la que tenemos en nuestras casas. Pero no hay más que ver la IA de los juegos para darse cuenta que donde esté el online decente (con amigos y conocidos) que se quite el offline.

    Al programar se pueden añadir infinitas variables que puedan dar sensación de pseudoaletoriedad al software, pero con el tiempo suele aparecer un patrón. Así que creo que las primeras carreras pueden estar bien, pero con el tiempo veremos que la IA reproduce prácticamente los mismos movimientos y perderá parte de la emoción.

    PD: Y que conste que me falta poco para ser oficialmente ingeniero informático, pero prefiero las carreras con humanos. Para los ordenadores ya están los videojuegos.