CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Tres posiciones de penalización para un 'indefenso' Daniil Kvyat

Iván Fernández | 29 May 2016
daniil-kvyat-toro-rosso-monaco-2016-magnussen
daniil-kvyat-toro-rosso-monaco-2016-magnussen

No está pasando su mejor época en la Fórmula 1. Parece fuerte decir eso de un piloto que apenas lleva dos temporadas y media en el Gran Circo, pero una vez más la categoría reina demuestra ser una devoradora de jóvenes promesas, más en el caso de los pupilos que han salido del programa de Red Bull. Tras ser ‘degradado’ en España, Daniil no se está callando fuera de las pistas, pero también se le está notando la necesidad de agradar dentro de ellas, incluso un nerviosismo agudizado tras las últimas decisiones.

Tal vez pensando en un futuro sin el toro rojo estampado en el pecho (se habla de Williams), el piloto ruso ha salido a por todas a Mónaco, pero los problemas con el volante ya en el inicio de carrera le dejaban con una vuelta perdida nada más empezar. Enrabietado aún más, Daniil trataba de realizar la épica, ayudado por una estrategia alternativa, la lluvia y el mucho tráfico que había en pista.

Su pelea con Magnussen llegó en plena remontada. El de Toro Rosso trataba de desembarazarse rápidamente de Kevin Magnussen, también con un día aciago en las calles del principado. El danés no estaba dispuesto a abrirle la puerta a Kvyat y tras un pequeño contacto en la zona de Tabac, el desenlace llegaba unos metros más adelante, en La Rascassedonde ambos acababan colisionando recto contra el muro tras un nuevo contacto.

Los comisarios decidían imponer una penalización de tres posiciones en parrilla para el Gran Premio de Canadá y dos puntos de penalización en el carnet del ruso que se queda con únicamente siete en su licencia. Según ellos, Kvyat era responsable de las dos colisiones que terminaba de arruinar la carrera de ambos, sin embargo, Daniil no piensa lo mismo y responsabiliza directamente al de Renault.

Estábamos luchando, él me bloqueó dos veces, dos curvas antes y nos tocamos. En esa curva trato de ir de nuevo a tapar el interior y entonces me bloqueó completamente, ya sabes. No puedo atravesar las paredes, así que me choqué con él. Eso fue todo, un incidente realmente. Cuando te encuentras con un piloto que realmente no quiere dejarte pasar, a veces esto sucede. Él no tenía nada que perder y parece que realmente quería bloquearme. No sé cómo se vio desde fuera. No puedo esperar a que llegue Canadá, hoy me siento un poco indefenso.