Según Sébastien Ogier, hay esperanza para el Toyota Yaris WRC

 |  @fernischumi  | 

Toyota parece haber sido la primera opción descartada por Sébastien Ogier en su casting para encontrar equipo para la próxima temporada. El piloto galo ha reconocido que tiene actualmente dos opciones distintas sobre la mesa, con posibilidades de contratos para uno o dos años que le permitirían buscar un nuevo destino más competitiv en el caso de no estar satisfecho con su decisión a final de 2017.

Sin embargo, hace ya unos días que se rumorea que la puerta de Toyota GAZOO Racing está cerrada en el caso de Ogier, siendo Jari-Matti Latvala el gran beneficiado de ello, casualmente, la decisión de descartar su fichaje por la formación dirigida por Tommi Mäkinen podría haber llegado tras el primer test realizado por el tetracampeón a la vuelta del Rally de Australia. Una jornada de pruebas en asfalto mojado y tierra que como ya apuntábamos, no dejaba muy buenas sensaciones, al menos visualmente.

Está claro que el Toyota Yaris WRC está todavía lejos de ser un arma con la que luchar por las victorias y los títulos, pero la duda es si las malas sensaciones a su volante pudieron espantar a Sébastien Ogier. En declaraciones a Autosport, el piloto de Gap reconocía que en asfalto les falta mucho por mejorar, sin embargo, en tierra iba bastante mejor. Al menos un rayo de esperanza para un equipo que a día 6 de diciembre sigue probando nuevas soluciones aerodinámicas (se ha visto el Yaris sobre asfalto con Hänninen al volante y un nuevo spoiler trasero).

No es demasiado bueno sobre asfalto, estoy de acuerdo, pero es mejor en tierra. Estaba demasiado resbaladizo, por lo que no ayudaba a mostrar todo el potencial, pero incluso en estas condiciones, podías decir rápidamente qué había de malo con el coche.

En cuanto al posible destino, las palabras de Ogier dejan bien claro que en su decisión no tendrá tanta importancia la cuantía del contrato (en clara referencia a los 10 millones de € que se rumoreaba que Toyota le ofrecía por temporada) como el potencial que pueda ver al proyecto. A pesar de que la decisión se espera antes de que termine la semana, el propio Sébastien no ha querido dar 100% por segura su presencia en el WRC 2017 hasta no haber sellado su fichaje por su nuevo equipo rubricando el acuerdo entre ambas partes.

Mi visión se está clarificando ahora. Mi deseo es seguir compitiendo un poco más, pero no puedo garantizar que estaré en la salida del Monte-Carlo. ¿Cómo voy a estar 100% seguro si no tengo un contrato en mi mano? Quiero el coche que me dé más opciones de victoria. Lo necesito para mi motivación y también me gustaría tener estabilidad para el futuro. Tengo opciones de contrato por un año o por dos. No es tema de dinero, es cuestión del potencial. Hay dos opciones para mi actualmente.

toyota-yaris-wrc-2017-test-hanninen-6-diciembre

Vía | Autosport.com

Lee a continuación: El segundo asiento de Sauber permanece en un limbo