CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Peugeot

3 MIN

Sébastien Loeb seguirá compitiendo en 2017 en el World RX con Peugeot

Iván Fernández | 22 Dic 2016
Peugeot-208-WRX-2017-World-RX
Peugeot-208-WRX-2017-World-RX

Si os ha parecido interesante la Silly Season del Mundial de Rallyes, la próxima temporada del World RX promete traer muchas novedades. Los rumores sobre la posible llegada de nuevos patrocinadores/fabricantes como Renault, Toyota o Hyundai y el baile de asientos en el Mundial de RallyCros será uno de los grandes animadores de este invierno. Uno de los que ya ha confirmado su continuidad es Sébastien Loeb, quinto clasificado en la temporada 2016.

El alsaciano se une a otros ya confirmados como Andreas Bakkerud o Ken Block, mientras esperamos a conocer el proyecto de Petter Solberg, el equipo en el que desembarca Johan Kristoffersson tras la salida de Volkswagen-Marklund y la decisión del actual campeón, Mattias Ekström que por ahora ya está confirmado como piloto Audi en el DTM por un año más. La primera temporada del nueve veces Campeón del WRC se puede considerar como satisfactoria a pesar de que durante estos años Loeb nos tiene acostumbrados a la victoria como único lema y en este caso sólo pudo sumar un triunfo, el cosechado en Letonia.

El objetivo es claramente mejorar el año que viene. La primera temporada al volante del Peugeot 208 WRX es que la disciplina es interesante, los coches son buenos, las sensaciones a nivel de piloto son top. Las luchas son intensas, así como los fines de semana. Con hasta seis carreras por fin de semana, hay mucho estrés, adrenalina. Debemos luchar cada momento, comprometernos totalmente y no dejar adelantar. A veces es demasiado y puede ser lo único un poco negativo. Una carrera puede acabarse unos metros después sin ser necesariamente tu culpa, simplemente por estar en mal lugar en el momento equivocado. No soy fan de los ataques imprudentes, pero sé que es parte del juego.

Obviamente las quejas de Sébastien Loeb vienen a raíz de algunas luchas cuerpo a cuerpo en la que él ha salido bastante mal parado y que le han dejado varias ocasiones fuera de las grandes finales o incluso a las puertas de un podio. Proveniente del Mundial de Turismos, perdón, de la nueva era del WTCC con coches muy aerodinámicos, la lucha con contacto pasaba de penalizarse mucho a ser prácticamente vital en el World RX. Aun así, está dispuesto a repetir experiencia, conocedor ahora de cómo se las gasta en la disciplina (la participación en los Summer X Games no es comparable a la competitividad que reina en el Mundial) y con novedades en el Peugeot 208 WRX.

Terminé el campeonato por delante de Timmy Hansen, mi compañero, que había sido subcampeón en 2015. Es alentador, aunque todavía hay margen de mejora. Hay trabajo por hacer en el rendimiento puro y tenemos que cambiar el coche. El año que viene tendremos que dar un paso. Ya hay mejoras previstas y estamos trabajando para ser más competitivos, no sólo en mi caso, también en el coche. Un triunfo fue una satisfacción, pero quería más.