Felix Rosenqvist roza el fin de semana perfecto en el ePrix de Berlín

 |  @eloy_eg  | 

En la antepenúltima fecha de la temporada 2016-2017 de Fórmula E y primera de las citas dobles del campeonato un invitado sorpresa se inmiscuyó en la lucha por el título protagonizada por Sébastien Buemi y Lucas di Grassi. Felix Rosenqvist dio a Mahindra su primer triunfo en el certamen de monoplazas eléctricos durante la jornada del sábado y llegó a ver la bandera a cuadros primero el domingo, si bien una sanción le relegó al segundo puesto tras Buemi.

La sesión de clasificación del sábado ya hizo presagiar que éste podía ser un fin de semana muy movido a nivel de la clasificación general del campeonato. Aunque se coló en Superpole con tan sólo el quinto mejor tiempo, Lucas di Grassi supo aprovechar los problemas de Sébastien Buemi, tan sólo 14º en parrilla, para hacerse con la pole por delante de José María López, los Mahindra de Rosenqvist y Heidfeld y el otro DS Virgin en manos de Sam Bird.

Sin embargo ese orden cambiaría desde la misma salida de la primera carrera en Berlín, pues los dos Mahindra lograron superar a Pechito para así colocarse tras la estela del coche de Lucas di Grassi. Y una bajada de rendimiento del brasileño hacia el final del primer relevo dio la oportunidad a Rosenqvist de colocarse en cabeza justo antes de la parada en boxes para ya no perder el liderato hasta la bandera a cuadros. Le acompañaron en el podio Di Grassi y Heidfeld.

En una carrera tranquila buena parte del interés estuvo en ver cómo remontaba Sébastien Buemi, que se colocó noveno antes del cambio de coche y terminó alcanzando el quinto puesto, con cierta ayuda de su compañero Nicolas Prost, tras Pechito. Sin embargo terminó siendo descalificado por problemas con las presiones de sus neumáticos. Prost heredó el quinto puesto, seguido de Abt, Bird, un Vergne que fue sancionado por reincorporación temeraria al carril de boxes, Engel y Turvey. Mitch Evans, con problemas en el inicio de carrera, marcó la vuelta rápida.

Durante la sesión de clasificación del domingo Felix Rosenqvist mantuvo la forma demostrada el sábado y se adjudicó la pole tras repetir la jugada de Di Grassi el día anterior: quinto mejor tiempo primero y luego el mejor en la Superpole, donde batió a Sébastien Buemi. Esta vez el ausente en Superpole fue Di Grassi, si bien el brasileño partiría desde una posición mucho más ventajosa que la de su rival directa un día antes, séptimo.

Se trató de una carrera bastante más movida. Rosenqvist se destacó desde el inicio, posiblemente porque Buemi optó por dejar hueco para evitar sobrecalentamiento, pues no tuvo problemas para volver a acercarse cuando se acercó el momento de parar. Por detrás los DS Virgin sí sufrían esos problemas y formaban tapón hasta que los compañeros Pechito y Bird tuvieron un encontronazo en la curva uno que aprovecharon Di Grassi, Abt y Vergne para progresar.

Y en las paradas llegó el momento clave de la carrera: Rosenqvist salió de su box justo cuando llegaba su compañero Heidfeld y terminó siendo sancionado con diez segundos. Aunque mantuvo la cabeza de carrera, el vencedor terminó siendo Sébastien Buemi. Tras ellos los ABT aprovecharon la falta de ritmo de Jean-Éric Vergne en el segundo relevo para acabar tercero (Di Grassi) y cuarto (Abt), seguidos de López, el propio Vergne, Bird, Prost, Turvey y Heidfeld. Al igual que ocurrió el sábado la vuelta rápida fue para un rezagado, Maro Engel, que tuvo un encontronazo con Loïc Duval en la salida.

Los resultados en el aeropuerto de Tempelhof dejan a Sébastien Buemi 32 puntos por delante de Lucas di Grassi y aúpan a Felix Rosenqvist hasta el tercer puesto de la clasificación general, a 71 del suizo. Por equipos no hay quien inquiete a Renault e.dams pese a la presumible ausencia de Buemi en Nueva York por coincidencia con el Mundial de Resistencia.

Foto | Michelin - Jérôme Cambier

Lee a continuación: Carlos Sainz cae en Q2 y saldrá décimo tercero

  • Monótona carrera el sábado y bastante más entretenida el domingo.

  • almafuerte

    Un trazado horrible q no hace más q sacar a la luz las limitaciones de estos monoplazas. Esta categoría tiene mucho q evolucionar aún. Unos chasis penosos, carrocerías ridículas, como neumáticos de calle y corriendo en kartodromos grandes como este.
    Se notaba q no doblan, no frenan y van todo el tiempo pensando en la carga de las baterías. Queda mucho trabajo por delante. Espero sepan desallorar la tecnología, porq así no estimulan la industria del coche eléctrico, más bien todo lo contrario.

    • Adrian

      Friendly remider: La Formula E, no trata de competir con la F1

      • M.A.

        Ya se encargarán de "ir igualando" una a otra.
        Potenciando una y recortando la otra.
        O la F1 se reconvierte a lo que fué, o la FE le irá comiendo terreno

      • almafuerte

        Y tanto q no trata, ni trata ni puede, ninguna puede.
        No es cuestión de comparaciones, son coches de pena en trasados horribles por si solos, sin comparación. Subviran q da miedo. Son lentos. Es un desperdicio de talento, tanto de ingenieros como pilotos. Un dia, aún lejano, puede q sean unos coches espectaculares, por rendimiento no por su diseño, como pretenden y no logran ahora, pero falta mucho.