Los monoplazas del Mundial de Fórmula 1 2018 (Primera parte)

 |  @fernischumi  | 

La primera semana de pruebas ha llegado a su fin y es un buen momento para someter a un repaso a los monoplazas presentados por las escuderías y su rendimiento durante esta fase inicial de la pretemporada. Mercedes AMG no sólo ha visto cómo terminaban al frente de la tabla de tiempos global después del tiempo de Lewis Hamilton durante la jornada del jueves, sino que también han sido capaces de rodar sin apenas experimentar problemas más allá de los relacionados con la particular meteorología que ha acompañado las pruebas invernales del Mundial de Fórmula 1 2018.

Son muchas las dudas que quedan por resolver y difícilmente estos primeros cuatro días de pretemporada nos sacaran de dudas. Los equipos prevén una importante ganancia, especialmente gracias a los nuevos neumáticos y la evolución de unos coches que contarán con el peso extra del Halo y de un chasis que ha tenido que ser reforzado. Esta a punto de comenzar una nueva temporada del que debería ser sobre el papel el espectáculo automovilístico más importante sobre la faz de la tierra, esperemos que estén a la altura todos sus protagonistas.

Mercedes AMG F1 – W09 EQ Power+

Son los defensores del título y a pesar de que en 2017 vieron recortada su ventaja, siguen contando con esa inercia positiva que les ha hecho campeones durante los últimos años. El equipo de la estrella ha hecho bueno ese refrán que suele recordar que “lo que va bien, mejor no tocarlo”, por lo que el W09 EQ Power+ es una evolución del W08 de la pasada temporada. La intención es la de hacer el monoplaza menos ‘diva’ tal y como lo bautizó Lewis Hamilton, intentando hacerlo menos vulnerable a los cambios de reglajes, especialmente en materia suspensiones.

En cuanto al aspecto exterior, sin duda se han mantenido al margen de la tendencia del resto. No han adoptado ni los sidepods de Ferrari, ni el ya popular morro con los anclajes desplazados que han presentado prácticamente todos los monoplazas en este 2018. La distancia entre ejes se ha mantenido y la mecánica incluso se espera que mantenga los altos niveles de excelencia y eficiencia térmica mostrados el año pasado. Por ahora, los datos oficiales afirman a que el motor es capaz de entregar más de 950 CV de potencia, aunque su gran punto fuerte sigue estando en la fiabilidad, algo que en será incluso más vital después de reducirse el número de elementos de la unidad de potencia disponibles. Sin cambios en la alineación de pilotos, habrá que ver si la brecha frente a sus principales rivales sigue reduciéndose o si en cambio aumentará. Siguen siendo los grandes favoritos.

Scuderia Ferrari – SF71H

La Scuderia Ferrari ha vuelto a realizar un invierno en el que el ‘silencio de radio’ se ha impuesto. La estructura italiana ha evitado realizar declaraciones, promesas o previsiones acerca del rendimiento que tendrán durante este año. Más de una década sin conseguir el título mundial de pilotos comienza a pesar, por lo que las esperanzas que se han puesto en este 2018 y en el nuevo SF71H. Se mantiene el equipo de los últimos años, con Sebastian Vettel en un gran nivel de forma, adaptado muy bien al equipo ‘rosso’ y con un Kimi Räikkönen que debe devolver la confianza puesta en él. El finés puede estar ante su último año con los de Maranello, por lo que deberá contribuir activamente al regreso a la senda de los campeonatos de Ferrari.

En cuanto al coche, el SF71H cuenta con más distancia entre ejes y quizás la solución aerodinámica más peculiar con sus espejos retrovisores que a su vez actúan para direccionar el flujo del aire a través de ellos y hacia los pontones laterales. De nuevo se buscará explotar los puntos fuertes de los monoplazas firmados por Ferrari durante los últimos años, con una gran gestión de los neumáticos traseros, mientras que se espera no volver a cometer los mismos errores de 2017, año en el que la fiabilidad y la racha de resultados del verano les hizo perder el tren con respecto a Mercedes AMG F1. Sin duda ha sido uno de los coches que más ha mostrado en su presentación.

Aston Martin Red Bull Racing – RB14

Red Bull tiene nombre nuevo gracias a la prometedora asociación con Aston Martin, un acuerdo que seguramente reporte más alegrías fuera que dentro de los circuitos. El RB14 se destapaba hace casi dos semanas con una decoración que además de especial por su diseño, no permitía ver demasiado algunos de los secretos que estrenaba el nuevo monoplaza de la escudería austriaca. Durante estos cuatro días de test (tres si descontamos el miércoles) hemos podido ver quizás los elementos más diferenciadores respecto al resto en la zona de los bargeboards, así como las dos grandes aletas horizontales que parten prácticamente de los reposacabezas. Para hacer funcionar toda esta aerodinámica lateral se ha apostado una suspensión delantera muy alta con el objetivo de que el aire pase limpiamente por debajo de la misma y así hacer funcionar correctamente todos los estabilizadores y redireccionadores de flujo.

Los sidepods han seguido el estilo marcado por Ferrari desde la pasada campaña, en este caso con una entrada muy pequeña y situada muy alta para poder colocar los refuerzos del chasis y las estructuras de seguridad ante impactos laterales muy bajas y bajar de esta forma el centro de gravedad. Habrá que espera a la segunda semana para ver cómo será la solución aerodinámica del Halo. Sin presencia del ya conocido T-Wing bajo, destaca su aleta de tiburón corta y los soportes de cuello de cisne del alerón trasero. A pesar de una salida de pista el último día, Max Verstappen se mostraba satisfecho con el rendimiento del nuevo monoplaza, algo que coincide con las declaraciones de Ricciardo tras el shakedown en Silvertone, el cual, curiosamente también terminó con salida de pista.

McLaren F1 Team – MCL33

McLaren es sin duda uno de los equipos a seguir esta temporada. Los británicos han eliminado de la ecuación una de las incógnitas que más problemas les había traído hasta el momento, el motor Honda, y ahora cuentan con caballos nuevos, en este caso provenientes de Viry-Chatillon de una escuela francesa que ha vuelto oficialmente a la Fórmula 1 para ganar como escudería. Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne afrontan una temporada ilusionante al volante del MCL33, no porque este les pueda permitir ganar carreras desde el principio, sino porque se le atribuye una fiabilidad que en principio sí les debe permitir evolucionar, algo que no lograron con el propulsor nipón.

En cuanto al coche, nos encontramos un vehículo continuista respecto al del año pasado, el cual en principio debería contar con grandes novedades de cara al Gran Premio de Australia. Se ha readaptado la trasera y los anclajes de la suspensión para acoger al nuevo motor Renault, mientras que en el resto del monoplaza descubrimos que la filosofía del MCL32 se mantiene, trabajando mucho el equipo de Woking en la adaptación aerodinámica del Halo y en los refuerzos del chasis necesarios para superar los altos estándar de las pruebas obligatorias por la FIA. Año de ilusiones, de necesidades y de retos que no siempre estarán ligados a la Fórmula 1. El primer susto ya se lo han llevado muchos por las sospechosas marcas de quemaduras dejadas en la cubierta motor por el escape mal fijado. Nada que no se pueda resolver en pretemporada.

Renault Sport F1 Team – RS18

En el paddock todo el mundo mira a Renault. Más allá de la fiabilidad y del rendimiento de sus motores, de los que también se verán beneficiados McLaren y Red Bull por último año, los de Enstone parecen haber dado un paso adelante este invierno y sin duda cuentan con la mejor pareja de jóvenes pilotos de la parrilla. Todo ello a pesar de que en su presentación muchos quedaron decepcionados ante lo que sobre el papel parece un monoplaza excesivamente continuista teniendo en cuenta el rendimiento logrado por el equipo la temporada pasada.

En cuanto al alerón delantero se trataba sin duda del más sencillo de todos los mostrados por los equipos durante estas primeras semanas, al menos el que está compuesto por menos elementos. Apuesta por bargeboards en una configuración similar a la de 2017, con un diseño de dientes de sierra al que se suman los ya habituales generadores de vórtices. Entradas laterales estrechas y elevadas para bajar el centro de gravedad, la admisión del motor recuerda a la del FW41 o al SF71H de Ferrari, pero en este caso de menor tamaño.

El equipo es sincero, el coche que se presentó será muy distinto al que se verá en el Gran Premio de Australia, al igual que la unidad de potencia también será muy diferente a la que terminará en Abu Dhabi. Es por ello que, han buscado acumular muchos kilómetros durante esta primera semana de test, llegando a apuntar Carlos Sainz que más que pruebas estos días se habían convertido únicamente en dar una y otra vuelta. Para muchos son los grandes tapados de este 2018, veremos si ese continuismo no nos deja alguna sorpresa durante la próxima semana.

Lee a continuación: Bloc de notas desde Barcelona: Día 4

  • Jacobo87

    Vamos a hacer un poco de F1-ficción.

    A mí me parece que dados los escasos cambios reglamentarios introducidos para este año, y utilizando la lógica, la parrilla de 2018 quedaría así ordenada:

    -Mercedes: Claros favoritos, rápidos, fiables y con un Lewis en estado de gracia.

    -Ferrari: cerca como el año pasado, pero sin tantos errores y aguantando la pelea. Aún sigo viendo a Mercedes superior en velocidad pura.

    -RBR: cerrando la brecha con los 2 de arriba y siendo una “China en el zapato” en pistas de chasis. Ojo a Max, cómo empiece fuerte y se lo crea, puede ser juez (si no candidato) por el título. Atención a Renault, porque en mayo, fecha de la primera evolución con la vuelta a Europa, hará decidir a RBR si siguen o se van con Honda. Si éste es el caso, muy probablemente en Milton Keynes se queden sin evoluciones significativas a final de temporada.

    Después de estos 3, un grupo formado por Renault, Force India y McLaren. En pistas rápidas, Force India por delante y en las de chasis McLaren. Renault siempre en el medio del “bocadillo”

    Hacia la cola, Williams, STR, Haas y Sauber. Por este orden. Veo a los de Grove cayendo, excepto en Monza o Bakú, y a Sauber mejorando por la colaboración con Ferrari, formando parte de este grupo de 4 equipos, y luchando por asomar la cabeza en los puntos ocasionalmente. STR y Williams pueden sufrir por la floja pareja de pilotos.

    Evidentemente hay que esperar a que las luces se apaguen en Australia, pero sin cambios drásticos en el reglamento un orden como este parece lógico, verdad?

    • ribalta

      ! Solamente son tests Jacobo! Esconden sus cartas, sobre todo Mclaren, no mejor,Alonso…. (mode ironic on)

      • Chaman

        Hombre precisamente Renault y Mclaren espero que traigan algo novedoso a Australia por que sino…

    • almafuerte

      La clave esta en lo primero q dices. No hay cambios grandes en el reglamento técnico, por lo q es lógico pensar q no habrá mayores sorpresas. Lucharan por la victoria los mismos, con suerte sera una lucha mas apretada. Pero la mitad de la tabla puede estar muy entretenida.
      Si normalmente los test suelen ser poco representativos, salvó excepciones, estos cuarto dias solo sirvieron para ber quien puede rodar y quién tiene poca fiabilidad.