CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
DTM

4 MIN

Lucas Auer y Jamie Green ganan las dos primeras carreras de DTM del año

Eloy Entrambasaguas | 7 May 2017
DTM Hockenheim 2017
DTM Hockenheim 2017

Fiel a su cita a principios de mayo, el DTM 2017 arrancó este fin de semana en su casa espiritual, Hockenheim. Y lo hizo dejando un grato sabor de boca, con dos carreras entretenidas y muy diferentes entre sí gracias a la aparición de la lluvia en la jornada del domingo. Mientras que el sábado se impuso Lucas Auer, el sobrino del nuevo jefe de ITR, el domingo Jamie Green brilló en condiciones dificiles para dar el triunfo al nuevo Audi RS5 DTM.

Mercedes-Benz golpeó primero al colocar tres de sus C63 en los tres primeros puestos de la parrilla para la primera carrera. Lucas Auer batió a sus compañeros Gary Paffett y Edoardo Mortara en la lucha por la pole, decepcionando ligeramente Audi en esta primera sesión oficial del año: sólo Nico Müller, octavo, estuvo entre los diez primeros. Pero sólo Mercedes recibió lastres de cara a la primera carrera del año, diez kilos más que BMW y Audi.

La medida tuvo efecto a juzgar por lo que vimos en carrera. Pese a que Auer no tuvo mayores problemas para conservar el liderato, en las primeras vueltas vimos a Timo Glock pasar de cuarto a segundo al adelantar a Mortara y Paffett. Pero a medida que avanzó la carrera los Mercedes ganaron en competitividad y ni siquiera una mala parada de Auer evitó que el austriaco se impusiera por delante de Glock, que lo intentó en los compases finales de la prueba. Completó el podio Mike Rockenfeller, autor de una notable remontada desde la penúltima fila de la parrilla.

El juego de lastres influyó claramente en lo que vimos en la segunda sesión de clasificación del fin de semana, disputada en las mismas difíciles condiciones en las que tuvo lugar la final del Mundial de RallyCross. En ella Timo Glock se llevó la pole por delante de los Audi de René Rast y Jamie Green, siendo Edoardo Mortara (4º) el único Mercedes entre los seis primeros. En consecuencia se volvió a retocar el peso de cada coche: Audi tendría cinco kilos menos que BMW y Mercedes-Benz en carrera.

Las opciones de Audi se estropearon ligeramente en la salida al quedarse clavado René Rast, pero la carrera quedó rápidamente neutralizada por un accidente en la parte trasera tras una maniobra excesivamente optimista de Robert Wickens en la primera curva. Y por ello vimos por primera vez en el DTM una resalida con dos filas, que se tornó algo caótica como ya nos podíamos imaginar desde el momento en que se anunció este cambio reglamentario: Glock falló y se vio superado por Green (posteriormente sancionado con cinco segundos por adelantarse), Auer y Spengler. De hecho los problemas de Glock siguieron a medida que avanzó la carrera y remontaban Ekström y Mortara, protagonistas absolutos hasta que llegó la lluvia.

Ésta fue aumentando progresivamente en intesidad, generando enormes dudas en cuanto a la conveniencia de montar o no neumáticos de lluvia. Por ello, las primeras paradas se produjeron para seguir montando slicks. Pero la decisión terminó siendo equivocada y sólo unos pocos dieron en el clavo. La experiencia de Gary Paffett y Mike Rockenfeller fue un grado para sacar provecho de las circunstancias y subirse al podio, Jamie Green clavó el momento justo para parar y cumplir con su sanción sin perder el liderato y perdiendo salió Lucas Auer, que retrasó la parada demasiado y terminó cayendo al cuarto puesto tanto por el tiempo perdido con slicks como por lo que tardó en poner en temperatura sus gomas rayadas. Eso sí, como grandes perdedores con la llegada de la lluvia podemos destacar a Mattias Ekström, que terminó fuera de los puntos, o Edoardo Mortara, con idéntico final tras cometer un trompo. El resultado deja a Lucas Auer líder del campeonato con 14 puntos de ventaja sobre Jamie Green.

Hockenheim fue también el escenario de la primera cita de la Audi TT Cup y del estreno en esta categoría de Mikel Azcona. Por desgracia el español se vio envuelto en un accidente con el invitado Benoît Tréluyer en la primera carrera, siendo noveno en la segunda. Las victorias en las dos carreras fueron para el británico Philip Ellis, que batió en las dos ocasiones a la polaca Gosia Rdest.

La próxima cita del DTM tendrá lugar en Lausitzring dentro de dos semanas.

Foto | Daimler