Petter Solberg seguro de seguir en el World RX 2019, Ekström y Loeb a la espera de acontecimientos

 |  @fernischumi  | 

El Mundial de RallyCross disputaba este mismo fin de semana la penúltima cita de su calendario 2018 y sigue habiendo un cierto clima de incertidumbre en torno al campeonato y especialmente en lo que respecta a su futuro a corto y medio plazo. Sin Audi Sport involucrada en el programa del EKS RX y con Peugeot Sport sembrando la duda, las principales preguntas se centran en saber qué ocurrirá con los principales pilotos del World RX en 2019.

El primero de los que ha confirmado su futuro ha sido precisamente Petter Solberg. El dos veces Campeón de la disciplina se ha visto claramente superado durante esta temporada por su compañero de equipo, Johan Kristoffersson, el cual ha monopolizado todas las victorias menos una, la conseguida en Mettet por Sébastien Loeb. La mejor noticia para el noruego no ha sido únicamente el título por equipos conseguido matemáticamente hace unas horas en Estering, sino que además Solberg ha conseguido recuperarse precisamente de una sarcoidosis pulmonar que le fue diagnosticada tras el accidente que sufrió en 2017 en Letonia.

Después de encontrarse mucho mejor en esta segunda mitad del campeonato, Petter ha confirmado que su plan inicial es precisamente el de seguir la próxima temporada compitiendo al frente de su equipo, algo que debería estar ligado con la continuidad del apoyo técnico de Volkswagen Motorsport. Recordemos que, en la actualidad, tanto Johan Kristoffersson como el propio Solberg tienen importantes lazos con la firma germana. Los dos bicampeones del World RX han encargado la compra de uno de los nuevos Volkswagen Polo GTI R5, con Petter haciendo debutar una de las unidades en menos de dos semanas en el Rally de Catalunya. Por su parte, Kristoffersson no solo ha arrasado en el Mundial, sino que además se ha anotado el título del STCC con un Volkswagen Golf GTI TCR.

Solberg ha reconocido a Autosport que “el año que viene estaré pilotando y tengo un plan para el futuro que espero que también coincida con el de Volkswagen”, obviamente pensando en tomar un papel como director de equipo una vez que llegue el momento de poner fin a su carrera deportiva. Recordemos que el equipo de Hannover ha dejado entrever en más de una ocasión su interés en el E-WRX, mientras que el futuro en el ARX con los Volkswagen Beetle de Andretti Autosport parece difícil si tenemos en cuenta que el modelo va a terminar su vida comercial en unos meses. Falta por saber qué sucederá hasta 2021, primer año que se ha marcado la FIA como el inicio de esta nueva era eléctrica en el caso de conseguir recabar los tres fabricantes.

Por su parte, Sébastien Loeb deberá espera para ver cuál es la decisión de Peugeot Sport. El fabricante del león ya destacó tras conocerse la decisión de retrasar hasta 2021 el inicio del E-WRX que no podía asegurar que su compromiso con el campeonato siguiera en estas condiciones. El futuro del alsaciano estará ligado de nuevo a la decisión de la firma del Grupo PSA a la que se debe, todo ello aunque pueda combinarlo con un programa ocasional en el WRC.

El DTM ha sido una plataforma fabricante a lo largo de los años. Ponen mucha energía allí y quieren golpearse unos a otros. Así es como funciona el juego. Es una batalla de tres hasta ahora, en el futuro de dos marcas premium alemanas. Y para entrar allí como equipo privado, hay que decir que no debería ser una opción real. Como equipo privado nunca competirías por el título. Si deseas aprender como un equipo privado y desarrollar conductores jóvenes, tal vez eso funcione. Pero nunca podrías vencer a un equipo de fábrica.

En cuanto a Mattias Ekström, el sueco, segundo de la general a falta de una prueba, tiene un futuro difuso sin el apoyo del fabricante germano para 2019. Tanto es así que incluso se le ha relacionado con un posible regreso al DTM, series que abandonaba el pasado mes de enero para lo que parecía un adiós definitivo. Lo que no parece estar dispuesto es a comenzar su propio proyecto como jefe de equipo de alguna estructura nueva en el campeonato germano, no descartando que no pueda regresar como piloto. Lo que no quiere es volver a embarcarse en un nuevo proyecto con un equipo de fábrica de cara 2019 ya que no llegaría a tiempo para el comienzo de la nueva temporada. El Audi S1 EKS RX versión 2018 ha demostrado ser competitivo pero no les ha permitido dar caza a los hombres de Volkswagen. Continuar con ellos les permitiría seguir estando a la altura, sin embargo, será muy difícil plantar a estructuras con el respaldo oficial.

Campeonato del Mundo, Campeonato de Europa o competiciones nacionales, pero encontrar un nuevo fabricante a fines del verano y construir un nuevo auto con él para el próximo año simplemente no es posible. Si no tienes un gran fabricante detrás de ti, es mejor que dejes tus dedos fuera. Sin ciertos recursos en términos de dinero, tiempo, personal y experiencia, no ganará nada. Puedes divertirte, pero eso también puedes tenerlo en otra categoría. Ya no tengo la necesidad de competir para explorar oportunidades, ni tampoco tengo 20 años.

Vía | Speedweek

Lee a continuación: Johan Kristoffersson consigue su décimo triunfo de la temporada y Volkswagen ya es campeona por equipos