El renacer de MINI, de la mano de BMW: 15 años de historia, foto a foto

 |  @sergioalvarez88  | 

A finales de los años 90, Rover y MG estaban en serios aprietos financieros. Con su adquisición, BMW también obtuvo los derechos de los pequeños Mini, que aún se producían con su tamaño y diseño original, tras sucesivas renovaciones y mejoras. El potencial de evolución del pequeño urbano estaba limitado por una escasa seguridad y una producción anacrónica. BMW vio el potencial de MINI como marca con autoridad propia, y comenzó a maquinar su lanzamiento, por todo lo alto.

Desde 2001 MINI ha vuelto a la vida de la mano de BMW, convirtiéndose en una parte imprescindible del BMW Group.

Tras la venta de MG y Rover a un fondo de inversión británico, BMW se quedó con los derechos de MINI. Ya en 1997 habían presentado dos prototipos con el objetivo de establecer la dirección que el futuro de los Mini podría tomar. La directiva decidió mantener la producción en Reino Unido, y capitalizar el estatus de icono británico de los Mini, que se habían convertido en un accesorio chic en los barrios de moda. Al mismo tiempo, tampoco podían renunciar a la deportividad inherente a la marca y sus décadas de historia.

La marca pasó de vender 114.119 unidades en 2002 – primer año completo de venta al público – a vender una cifra récord de 338.466 unidades en 2015. La gama comenzó con una sola carrocería y pocas opciones mecánicas. Hoy en día MINI incluso dispone de un crossover y de un compacto familiar en una gama mucho más completa y variada. En este especial Foto a Foto vamos a hacer un repaso a los 15 años de historia de la nueva MINI, a través de sus coches, sus prototipos y sus éxitos en competición.

1997. MINI ACV30 Concept. BMW y Rover presentan en el Salón de Frankfurt dos prototipos, “preguntando” al público la dirección que debería tomar el icónico vehículo. El Mini ACV30 es la opción más deportiva, capitalizando los éxitos en rallyes de su predecesor.

El Mini Spiritual era la otra opción, de aire más chic y con el máximo aprovechamiento del espacio interior en mente. Aún bajo el auspicio de Rover, su motor era una versión tricilíndrica del K-Series británico, y empleaba una suspensión de Hydrogas. La versión Spiritual Too tenía dos puertas adicionales.

2000. MINI R50 Concept. Ya en propiedad de BMW, MINI presenta el R50 Concept en el Salón de París del año 2000. Este prototipo diseñado por Frank Stephenson era casi idéntico a la versión de producción, sólo los antiniebla delanteros cambiaron. Más cercana al ACV30 Concept del año 1997 que a la opción Spiritual, buscaba relanzar la marca con deportividad y desparpajo.

2001. MINI. Comienzan oficialmente las ventas del MINI. En su primer año se vendieron apenas 24.000 unidades, ya que fue lanzado a finales de año. Sólo se ofrecía con una carrocería de tres puertas, en versiones One, Cooper y Cooper S. Se ofreció una versión One D, con un motor turbodiésel de 1.4 litros de origen Toyota.

Todos los MINI usaban motores Tritec, desarrollados y producidos en Brasil por Tritec Motors, a petición del Grupo Rover y Chrysler. En la versión Cooper S – conocida también como R53 – del MINI, este motor estaba sobrealimentado por un compresor volumétrico, desarrollando nada menos que 163 CV. Con una puesta a punto verdaderamente purista, fue considerado uno de los mejores tracción delantera de la época.

El diseño interior de MINI sería una constante desde su lanzamiento. Un gran velocímetro central, y un pequeño cuentavueltas sobre el volante. El volante de dos palos fue exclusivo de su primera generación.

2001. MINI Hydrogen Concept. Basado en un MINI Cooper, se presenta el Hydrogen Concept. Un coche capaz de funcionar usando hidrógeno como combustible en su motor 1.6 modificado. Una de sus innovaciones fue reemplazar el depósito de combustible por tanques de hidrógeno de alta presión, sin necesidad de modificar habitáculo o maletero.

2002. Packs MINI John Cooper Works. John Cooper Works, un preparador inglés fundado por el hijo de John Cooper – una leyenda de la competición y creador del Mini Cooper de los sesenta – comenzó a ofrecer packs de preparación aftermarket para los MINI Cooper y Cooper S. Los primeros elevaban la potencia del 1.6 a 126 CV gracias a nuevos componentes internos, admisión y escape. Los Cooper S recibían un tratamiento similar, elevando su potencia hasta los 210 CV. Retenían la garantía de fábrica de los coches.

2004. MINI Challenge. Desde 2004, y de forma intermitente, MINI ha organizado una copa monomarca promocional. Usando versiones John Cooper Works de sus MINI de tres puertas como punto de partida, creaban coches de competición con motores de serie y un tren de rodaje de competición. Esta copa monomarca ha celebrado en España tres series consecutivas, de 2009 a 2011, ambos años inclusive.

2005. MINI Cabrio. Se pone a la venta el MINI Cabrio, el primer modelo diferente al MINI de tres puertas. Construido sobre su misma plataforma modificada, hacía uso de una capota de lona. Estaba homologado para cuatro pasajeros, pero sus plazas traseras y maletero eran de lo más pequeñas.

2005. MINI Traveller Concept. Se presenta en el Salón de Franfurt el Traveller Concept. Un MINI cuya carrocería había sido extendida, contando con dos puertas tipo furgoneta en su zaga. Pensado casi como una autocaravana en miniatura – tenía un juego de picnic incluso – daría lugar al MINI Clubman unos años después.

2006. MINI GP. Para celebrar el fin de la primera generación de los MINI, se lanza el exclusivo MINI GP al mercado. Su producción se limitó a 2.000 unidades mundialmente, y era prácticamente un coche de carreras matriculado para las calles. Bertone lo remataba en sus instalaciones en Italia y John Cooper había desarrollado y puesto a punto su grupo motopropulsor. Su motor 1.6 sobrealimentado por compresor desarrollaba la friolera de 218 CV y tenía un mayor régimen de giro.

2006. MINI R56. Se lanza al mercado una generación completamente nueva del MINI, denominada R56. Un poco más grande que la primera generación, destacó por la colaboración con el Grupo PSA a la hora de desarrollar los motores. Los motores diésel de los One D y (por primera vez) Cooper D eran unidades de 1,6 litros con potencias de hasta 112 CV, y los motores de gasolina tenían como tope de gama los interesantes 1.6 THP turboalimentados en las versiones Cooper S.

2007. MINI Clubman. Llega al mercado el MINI Clubman, una curiosa carrocería compacta de cuatro puertas. Las puertas traseras se abrían como si de una furgoneta se tratase, mientras que la puerta del lado del copiloto se partía en dos para facilitar el acceso a las plazas traseras. A pesar de ser un estilo muy original y disfrutar de un amplio espacio de carga, los MINI Clubman nunca fueron un éxito comercial.

2009. MINI John Cooper Works. John Cooper Works pasa a ser el acabado tope de gama si hablamos de deportividad en MINI. Con motores 1.6 THP potenciados hasta los 211 CV, MINI comienza una historia de éxito con radicales deportivos de bolsillo, de corte premium y actitud gamberra.

2009. MINI Beachcomber Concept. Tras hacernos soñar con un crossover con el MINI Crossover Concept un año antes, MINI presentó un curioso todoterreno de playa en 2009. Los rumores ya estaban descontrolados, y muchos comenzaron a especular con que el crossover de MINI se llamaría Moke.

2009. MINI E. En 2009, MINI y BMW experimentaron en la creación del MINI E. Se trata de una versión 100% eléctrica del MINI de tres puertas, de producción muy limitada y clientes seleccionados cuidadosamente. Un experimento de viabilidad a gran escala. Su motor eléctrico desarrollaba 201 CV de potencia, y tenía una autonomía de 250 km gracias a una gran batería de 35 kWh de capacidad. Exteriormente, sólo algunos detalles verdes lo diferenciaban de otros vehículos de la marca.

2010. MINI Countryman. El primer crossover de MINI fue lanzado en 2010. El MINI Countryman heredó una denominación de los años 60 convirtiéndose en un pequeño SUV de apenas 4,10 metros de longitud. Algunos consideraron que este MINI chocaba con la filosofía de la marca, pero sus espectaculares ventas terminaron por callar a todos los críticos.

2011. MINI Cooper SDCooper SD. Por primera vez, MINI ofrece en su gama de modelos un motor 2.0 turbodiésel de origen BMW, con nada menos que 143 CV de potencia.

2011.Tras pasar por una fase de prototipo en 2009, MINI introduce al mercado en 2011 el MINI Coupé. Al año siguiente llegaría la versión Roadster. El denominador común de ambos vehículos era su habitáculo biplaza, y una orientación más clara a la deportividad. Sólo disponibles con motores potentes – nada por debajo de las versiones Cooper – duraron apenas tres años en el mercado. Una verdadera pena.

2011. MINI Rocketman Concept. Presentado en el Salón de Frankfurt con un nombre inspirado en una canción de Elton John, el Rocketman trataba de hacernos imaginar como sería un MINI aún más pequeño. Un urbano simpático de apenas tres metros y 3 l/100 km de consumo medio.

2011. MINI Countryman WRC/Prodrive. 2011. fue un año muy ocupado para MINI. Además de lanzamientos y prototipos, inauguraron un programa de competición en rallyes al más alto nivel. Basado en el Countryman, construyeron un WRC de la mano de Prodrive, que terminaría llamándose John Cooper Works WRC. Con Dani Sordo al frente, compitió como equipo oficial en 2011 y 2012, sin lograr triunfos reseñables más allá de tres podios (dos segundos puestos y un tercero).

2012. MINI Paceman. Un curioso crossover de tres puertas y aspiraciones deportivas fue lanzado en 2012, tras una buena recepción del prototipo, en 2010. Con el Countryman comparte plataforma y motores, pero su orientación siempre ha sido más dinámica. Por tamaño y aspiraciones, compite con compactos premium como el Audi A3 o el BMW Serie 1.

2013. MINI John Cooper Works GP. Para despedir a la generación R56 por todo lo alto, MINI vuelve a rescatar la denominación GP. Limitado de nuevo a 2.000 unidades, este MINI de tres puertas desarrollaba 218 CV de potencia – los mismos que su primera generación – y poseía un kit de carrocería especial, acompañado de un tren de rodaje de alto calibre. Llantas exclusivas, frenos Brembo, un compuesto único desarrollado por Kumho en sus neumáticos… todos conspiraron para lograr un tiempo de 8:23 en Nürburgring, 19 segundos inferior al de su predecesor.

2014. Una nueva generación. En 2014, MINI pone a la venta la tercera generación de su exitoso utilitario. Una de las grandes novedades – además de una plataforma modular de origen BMW completamente nueva – es una versión de cinco puertas, que se convierte en un instantáneo éxito de ventas. Ha venido acompañada de una versión descapotable, pero ha perdido por el camino a los Coupé y Roadster de la generación previa. El MINI es ahora mucho más tecnológico, y todas sus mecánicas se han desvinculado del Grupo PSA, estrenando opciones tricilíndricas de origen BMW.

El mayor salto de calidad se aprecia en un interior remozado, que destaca por una mayor carga tecnológica y la relocalización del velocímetro delante del volante. La esfera central queda dedicada al infoentrenimiento.

2014. MINI Superleggera Vision Concept. Además de una nueva generación, en 2014 MINI también nos puso los dientes muy largos con el Superleggera Concept. Un precioso speedster carrozado por Touring Superleggera en Italia. Sus ópticas traseras eran pequeñas banderas de Gran Bretaña. Simplemente delicioso.

2015. Un nuevo MINI John Cooper Works. Con la nueva generación de MINI, vuelve la versión John Cooper Works como tope de gama. Además de una estética diferenciada y un tren de rodaje sensacional, viene acompañado de un potente motor 2.0 TwinPower Turbo de origen BMW. Un bestial cuatro cilindros turbo de 230 CV de potencia, que lo convierte en un misil tierra-tierra, como ya hemos podido comprobar en primera persona. Se acaba de presentar su versión descapotable, basada en el actual MINI Cabrio.

2015. MINI Clubman. Estrenando arquitectura y compartiendo plataforma con los BMW X1, el MINI Clubman 2015 se presenta como un producto mucho más maduro. Es ahora todo un compacto premium de cinco puertas, con opción a tracción total en las versiones All4 y acabados de muy alta calidad. Una de las más fuertes apuestas de MINI, que se convierte por derecho propio en el coche más largo y grande de la marca con 4,25 metros de largo.

Lee a continuación: Nos despedimos de un MINI JCW y damos la bienvenida al nuevo MINI Cabrio #GarajeDiariomotor

  • Joel David Riobueno Herrera

    Me quedo con el 3 puesrta y el Clubman nuevo.

  • FGA

    El concepto dista del original, muchísimo.
    Agrandó las medidas, paso a ser un chiche, un míni be eme. Tampoco entiendo la amplia gama. En fin, preferiría un auto más básico, no tan lujoso y accesible.