CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

4 MIN

4 SUV con motores de 6 cilindros que te harán volver al diésel

Javier López | @jlopezbryan96 | 16 Jul 2022

Ha llamado la atención uno de los últimos movimientos de Mazda, marca que ha anunciado la llegada de un Mazda CX-60 con un motor de seis cilindros... diésel. Hoy en día este maridaje llama precisamente la atención porque es políticamente incorrecto, supuestamente contaminante y la antítesis del tipo de motor que se promulga en la actualidad. Pero el CX-60 no es el único coche que se atreve a nadar a contracorriente, y es por ello que hoy os traemos 4 SUV con motores poco comunes en estos tiempos que te harán volver al diésel.

Y no solo que te harán volver al diésel, sino que también te harán plantearte la compra del SUV japonés. ¿Por qué? Porque los Audi Q7, BMW X5, Mercedes-Benz GLE y Jaguar F-Pace se convierten en rivales directos del Mazda CX-60, modelo que por tamaño, prestaciones, mecánica y entrada en el sector premium desafía al trío alemán y al SUV inglés.

Un Audi Q7 que aún sigue recurriendo a un motor V6 TDI

17
FOTOS

Aunque bien es cierto que Audi se ha convertido en una marca que aboga por la electrificación parcial o total de sus vehículos, sigue ofreciendo mecánicas diésel en un gran número de modelos. Entre ellos se encuentra el Audi Q7 45 TDI, variante que hace gala no solo de un propulsor de gasóleo, sino también en configuración V6.

Concretamente se trata del archiconocido V6 de 3.0 litros sobrealimentado por turbo que para la ocasión eroga 231 CV y 500 Nm de par. Bien es cierto que por encima nos encontramos al Q7 50 TDI que hace gala del mismo motor mapeado para producir más potencia, pero esta variante es suficiente para gozar de buenas prestaciones y a su vez de un buen consumo, declarando un combinado de 7,9 litros a los 100.

El BMW X5 puede seguir siendo tu mejor aliado para largos viajes con consumos irrisorios

70
FOTOS

BMW se encuentra en tesitura semejante con coches híbridos enchufables y 100% eléctricos, pero eso no implica que se separe de sus preciados seis cilindros en línea. Y prueba irrefutable de ello es el BMW X5, modelo que, tras la variante xDrive 30d, recurre a un seis cilindros diésel que aún tiene mucho que decir.

Estamos hablando de un seis cilindros en línea de 3.0 litros turbo que produce 265 CV y 620 Nm de par. Dichas cifras permiten que el SUV bávaro cubra el 0 a 100 en 6,5 segundos y alcance una velocidad punta de 230 km/h. Pero su punto álgido reside en un consumo combinado de 7,5 litros a los 100 kilómetros.

Mientras que no haya EQE SUV, el Mercedes-Benz GLE diésel seguirá siendo una opción plausible

67
FOTOS

Sí, la familia EQ de Mercedes-Benz se está expandiendo con rapidez al mismo tiempo que copa diferentes segmentos, pero la firma de la estrella tiene un planteamiento muy sólido. Tanto, que no solo ofrecen un Mercedes-Benz GLE diésel con motor de seis cilindros, sino también una variante PHEV que hace la fórmula más perfecta e idónea si cabe.

Aunque bien es cierto que el GLE 350 de -variante híbrida enchufable- no hace uso de un diésel de seis cilindros, sino de cuatro, es una opción igualmente interesante y que le querrá complicar las cosas al CX-60 PHEV. Pero el verdadero protagonista aquí es el Mercedes-Benz GLE 400 d, variante que recurre a un seis cilindros en línea de 3.0 litros que produce 330 CV y 700 Nm de par, cifras ligeramente superiores a la de sus rivales pero que dejan igualmente un consumo combinado de 8 litros.

Un Jaguar F-Pace que se reniega a huir del diésel

80
FOTOS

Por último pero no por ello menos importante el Jaguar F-Pace D 300. Y es aunque bien es cierto que la firma británica fue una de las primeras en atreverse a lanzar un SUV premium eléctrico, el Jaguar I-Pace, sigue recurriendo al diésel. Concretamente con el ya mencionado F-Pace, modelo que, como no podía ser de otra forma, hace gala de un seis cilindros.

Se trata de un seis cilindros en línea también de 3.0 litros que produce 300 CV y 650 Nm de par. Estas cifras catapultan al SUV británico hasta los 100 km/h en 6,4 segundos y permiten que alcance una velocidad punta de 230 km/h, todo ello asociado a un consumo combinado de 7,4 litros.