Comparativa 4x4: BMW X5 vs Mercedes GLE, dos SUV increíbles fuera del asfalto... ¿dónde está su límite?

Es increíble hasta dónde puede llegar un SUV de asfalto con suspensión neumática y una electrónica de primer nivel
David G.Artés  | 
Bmw X5 Mercedes Gle

Hemos enfrentado al nuevo BMW X5 en versión 30d contra el Mercedes GLE en versión 450, y lo hemos hecho en nuestro circuito 4x4 de Ocaña Raid-Aventura. Es la primera vez que llevamos dos SUV de asfalto al circuito, que además está repleto de barro muy deslizante, y lo hacemos por una buena razón: ambas marcas prometen cualidades excepcionales para sus vehículos fuera del asfalto, así que habrá que comprobar hasta qué punto esas cualidades son reales.

BMW X5 vs Mercedes GLE: algunos datos básicos

Nuestros rivales son extremadamente parecidos, mucho más de lo que las versiones comparadas pudiesen dar a entender. El BMW ofrece 265 CV de potencia y 620 Nm de par máximo a 2.000 rpm, mientras que el Mercedes ofrece mucha más potencia de su sistema híbrido (hasta 367 CV combinados) pero se queda en 500 Nm de par máximo a 1.600 rpm.

Bmw X5 04

Si tenemos en cuenta que en el circuito lo que más va a influir es el par máximo a bajas vueltas, podríamos pensar que el BMW está mejor dotado, pero el Mercedes lleva reductora, lo cual va a compensar esa pequeña diferencia y hacerlo todo muy parejo.

El BMW entrega más par, pero el Mercedes lleva reductora: la igualdad es total

En cuanto a sistemas orientados a 4x4, ambos llevan suspensión neumática independiente de altura variable, gozan de una gran altura al suelo de 26 cm para el BMW y 28 cm para el Mercedes, ángulos similares y una electrónica de tracción prácticamente equivalente.

Mercedes Gle 03

En teoría, el BMW es capaz de bloquear su diferencial central y trasero, mientras que el Mercedes sólo bloquea el central, pero ese supuesto bloqueo es un bloqueo “inteligente” que el conductor no puede controlar de forma directa, y por tanto a final de cuentas será la electrónica la que decida todo en cualquiera de los casos.

Los dos coches llevan neumáticos deportivos estrictamente de asfalto, y en medidas muy poco adecuadas para la práctica del 4x4 (mucha banda de rodadura y muy poco perfil).

Primera prueba: dubbies

Bmw X5 03

Arrancamos la comparativa en nuestros conocidos dubbies, un obstáculo que nos permite observar el recorrido de suspensiones y poner a prueba las cotas de ambos coches.

El primero en entrar será el BMW y lo hemos decidido así porque no lleva reductora y ese es quizás el principal hándicap que existe entre un coche y otro.

El BMW X5 se comporta de manera sobresaliente, con buena capacidad de tracción y un balanceo contenido por su suspensión neumática levantada hasta la máxima altura para la ocasión.

Ambos coches crujen ligeramente a torsión y nos recuerdan que no son todoterrenos puros sino SUV de asfalto

El Mercedes GLE entra en segundo lugar, con un comportamiento absolutamente calcado al del BMW, dando muestras de una capacidad muy similar para absorber los enormes socavones sin inmutarse.

La prueba se salda con un empate total

Ambos coches crujen ligeramente a torsión ante semejante obstáculo, lo que nos recuerda que no son todoterrenos puros sino vehículos de asfalto con chasis monocasco.

Segunda prueba: “La batidora”

Mercedes Gle 07

Esta segunda prueba es un test de dificultad ya extrema: una sucesión de cruces de puentes muy profundos en pendiente ascendente, que pone a prueba tanto las cotas como sobre todo la capacidad de tracción de ambos vehículos.

Entra primero el BMW con la suspensión en modo “nieve” ya que no existe el modo barro que nos haría falta hoy, y en primera velocidad manual. La falta de adherencia es patente en todo momento, pero el coche no da muestras de estancamiento en ningún punto y sube con bastante autoridad hasta la cima sin tocar abajo en ningún punto. El desempeño ha sido excelente.

Llega el turno del Mercedes, que no se queda atrás. En este caso no hay modos de conducción para diferentes superficies, sino simplemente el modo Offroad +, combinado con reductora y suspensión arriba del todo. Si el BMW subió con autoridad, el Mercedes lo hace todavía con un punto más de control gracias a un desarrollo aún más corto, dejando atrás el obstáculo sin inmutarse.

El desempeño del BMW es sobresaliente y el del Mercedes similar, incluso con más control

De nuevo podemos considerar que no se han producido diferencias sustanciales entre los dos contendientes, aunque quizás me ha gustado más disponer de esa relación más corta que aporta la reducción en el Mercedes he de reconocer que el BMW no ha tenido el más mínimo problema.

Tercera prueba: Cruce de puentes extremo y deslizante

Bmw X5 05

Llegamos a la parte realmente difícil, un obstáculo con el que un Toyota Land Cruiser y un Land Rover Discovery tuvieron muchos problemas hace unas semanas, si bien en aquel momento el barro estaba mucho más fresco y deslizante y ambas situaciones no se pueden comparar (hoy hay bastante más agarre, sin lugar a dudas).

Al dejar el modo nieve y el cambio en automático, el BMW arranca en segunda: error del piloto

Comenzamos con el BMW, y aquí he de aclarar que cometí un error grave: dejar el cambio en modo automático combinado con la tracción en modo nieve. Esto hace que el coche arranque en segunda y por tanto, se me cala varias veces en la subida a pesar de ser un coche automático. Fallo mío, pero el coche sube hasta arriba de todas formas sin problemas de motricidad. Excelente.

Una vez más, no existe un ganador claro

Cuando llega el turno del Mercedes, lógicamente con la reductora no tiene ninguna dificultad para subir y por tracción llega hasta arriba con total solvencia. De nuevo, eliminando el error del conductor con el cambio del BMW, no existe un ganador claro.

Cuarta prueba: La pared (con barro)

Mercedes Gle 06

La cuarta y última prueba es la que conocemos como “la pared”, una pendiente con más del 70% de inclinación que hoy está mucho más deslizante que cuando la hacemos en seco. El empate hasta ahora es casi total, con la única ventaja del Mercedes gracias a la reductora.

Bmw X5 02

El BMW sube con enormes dificultades y se queda clavado justo al coronar, por culpa de un pequeño escalón que engancha las ruedas traseras. Retrocedo unos centímetros, acelero con ganas y sube hasta la cima al segundo intento después de casi coronar en el primero.

Esta es la única prueba en la que uno de los dos se ha quedado atrás y el otro ha conseguido llegar al final

Llega el turno del Mercedes y parece que de nuevo vamos a terminar en empate. Llega casi a la cima pero justo coronando ya con las ruedas delanteras se queda clavado justo en el mismo sitio que el BMW. Pero esta vez no puedo subir.

Mercedes Gle 05

Retrocedo hasta 5 veces tomando cada vez más impulso pero nunca llego a subir hasta arriba las 4 ruedas, no es posible hacerlo. Desde dentro no soy capaz de saber si el coche empanza o simplemente no tiene tracción suficiente, pero nunca llega a la cima.

Conclusiones

Bmw X5 01

Tanto el Mercedes GLE como el BMW X5 son dos coches formidables en todoterreno, que pueden llegar mucho más lejos de lo que ningún propietario en su sano juicio sería capaz de intentar.

Estos coches pueden llegar mucho más lejos de lo que nadie en su sano juicio los intentaría llevar

En esta prueba se demuestra claramente el poder de la electrónica y la capacidad de coches de asfalto con suspensión neumática regulable. Incluso con neumáticos deportivos de asfalto, como llevan ambos, han superado pruebas que pondrían en aprietos a todoterrenos de mucho mayor renombre y ambos me han dejado sinceramente impresionado.

Mercedes Gle 02

Sin embargo, por la mínima diferencia en la última prueba, hemos de declarar ganador el BMW X5, quien a pesar de no llevar reductora suple esa carencia con una primera velocidad cortísima que le permite pasar por donde muchos pensarían que es imposible hacerlo, dejando atrás a todo un Mercedes GLE, que también se ha revelado como un auténtico coloso del 4x4.

Lee a continuación: BMW X5 M y X6 M: hasta 625 CV para el súper SUV que ama los circuitos (+133 fotos)

El BMW X5 es un SUV de lujo, de tamaño grande, que se sitúa entre el razonable X3 y el gigantesco X7. Cuenta con toda la tecnología BMW, un excelente tacto de conducción y puede incorporar dos plazas adicionales en el maletero para convertirse en un 7 plazas.

Ver todos los comentarios 2
  • Smat

    Me ha dejado impresionado la capacidad de tracción de estos coches con sus respectivos paquetes off road opcionales. Pese a llevar unas ruedas tan poco adecuadas. Debo reconocer que pensaba que las cualidades off road de los SUV de segmento E se quedaron en su primera generación (los primeros M o touareg eran bastante capaces en campo) y que hace muchos años que los SUV se quitaron el complejo de parecer TT y poco a poco perdieron esa faceta...pero aunque así sea, esta prueba me ha roto esquemas (al menos respecto a estos dos modelos y con los opcionales off road).

    Está claro que no son vehículos ideados para ese uso, el coche para eso es un wlanger Rubicon, ni siquiera para pistear con frecuencia, para eso prefiero un land cruiser, pero da buena idea de su eficaz tracción.

  • ch460

    Pues ya que estás... probad también con el Audi, no? Qué neumáticos llevaban uno y otro? eran idénticos?

El BMW X5 es un SUV de lujo, de tamaño grande, que se sitúa entre el razonable X3 y el gigantesco X7. Cuenta con toda la tecnología BMW, un excelente tacto de conducción y puede incorporar dos plazas adicionales en el maletero para convertirse en un 7 plazas.