CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

3 MIN

Este Ferrari ha sido elegido el mejor clásico del mundo, ¿estás de acuerdo con Henry Ford III, Jay Leno y compañía?

Elena Sanz Bartolomé | 21 Ago 2022
Ferrari 250 Gt Berlinetta Competizione 1956 Premio Mejor Clasico  00
Ferrari 250 Gt Berlinetta Competizione 1956 Premio Mejor Clasico  00

Este Ferrari 250 GT Berlinetta Competizione de 1956 es uno de los modelos que mejor ejemplifica la unión de estilo y belleza que emanan los vehículos históricos de Marabello. Un modelo tan clásico como elegante y, además, increíblemente raro: cualidades que le han servido para alzarse con el premio ‘Best of the Best Award’ otorgado por The Peninsula Classics. O lo que es lo mismo: el galardón que le convierte en el mejor clásico del mundo. ¿Estáis de acuerdo?

Cada año, The Peninsula Classics elige al mejor clásico que, eso sí, debe haber ganado importantes premios en los eventos de concurso más prestigiosos del año anterior. Un requisito que el Ferrari 250 GT Berlinetta Competizione cumplía puesto que suya fue la categoría ‘Best of Show’ en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este (Italia).

Rivales de lujo

En esta ocasión el jurado estaba compuesto por 25 personas entre las que se encontraba Henry Ford III, el legendario diseñador de automóviles Fabio Filippini y rostros populares como Jay Leno, el diseñador de moda Ralph Lauren o Nick Mason, batería de Pink Floyd, entre otros. No lo tuvieron fácil para elegir al Ferrari 250 GT Berlinetta Competizione puesto que el modelo italiano se enfrentó a otro Ferrari 250 GT Berlinetta Tour de France (1957), un Hispano-Suiza H6B Cabriolet (1926), un Lancia Stratos HF Stradale (1974) y tres versiones del Mercedes-Benz 540 K de 1938.

Una vida rica y variada

Si pudiera hablar, este Ferrari 250 GT Berlinetta Competizione contaría que ha disfrutado de una vida de lo más rica y variada. De las nueve unidades que se fabricaron en Maranello, esta, en concreto, tenía sólo cinco días cuando compitió en la Mille Miglia de 1956. Comenzaba, así, su periplo por el mundo de la competición pasando por la Coppa InterEuropa, la Garessio-Colle San Bernardo Hillclimb y la Internationale Flugplatzrennen Wien-Aspern. Estuvo presente, también, en el Tour de Francia de 1959.

Esta actividad obligó al Ferrari 250 GT Berlinetta Competizione a pasar por el taller dos veces en 1959: la última de ellas supuso un importante cambio de estilo firmado por Carrozzeria Scaglietti. La casa de diseño (ahora propiedad de Ferrari) le hizo algunos retoques: una parrilla más pequeña, un morro más bajo, faros ocultos y un alerón en la parte trasera. Más tarde descubrieron que aquel vehículo era más especial de lo que aparentaba: bajo su elegante capó estaba el primer prototipo del motor 12B V12 de Maranello.

Recuperar su configuración original

Después de doce años compitiendo en los circuitos, el Ferrari250 GT Berlinetta Competizione se retiró y, durante 32 años, pasó a formar parte de la colección privada de Claus Ahlefeld. En el año 2000 se bajó de su pedestal parar vivir una exhaustiva restauración con la que recuperó su configuración original: carrocería en color plata y el interior tapizado en cuero azul, tal y como salió de Maranerllo.

Desde entonces, ha cambiado de manos nuevamente. Bacchelli&Villa ahondó, aún más, en su restauración para convertirlo en un ejemplo casi perfecto: tanto es así que ha obtenido la certificación de Ferrari Classiche y no para de coleccionar premios. El último asegura que es el mejor coche clásico del mundo.