ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

3 MIN

Muere el motor con más personalidad del Grupo Volkswagen, y lo hace en las entrañas de un SUV

Pensar hoy en día en motores de gran cilindrada o de gran número de cilindros es casi pensar en una utopía. Raro es el propulsor que osa superar los cuatro cilindros e incluso prescindir de la sobrealimentación, pero así lo hace el que se erige -por poco tiempo- como el motor con más personalidad del Grupo Volkswagen, el archiconocido e idolatrado VR6. Pero por desgracia, este propulsor de curiosa configuración está a punto de morir en las entrañas de su último portador, el Volkswagen Atlas, un SUV de gran tamaño que en su última revisión prescindirá del mítico reihenmotor de seis cilindros.

Y aunque bien es cierto que dicho propulsor sigue presente en el configurador del SUV de Volkswagen, la firma ya lo ha sentenciado. Así lo deja patente Hein Schafer, Director de marketing de producto y quien ha confesado al medio Carbuzz que «el motor VR6 está acabado en América. La tecnología es antigua y los objetivos con las emisiones son clave. No merece la pena invertir en este para conseguirlo.» De esta manera, el Atlas tiene el honor de ser el último portador del VR6 original, perdiéndose para siempre en pro de mecánicas de tres o cuatro cilindros y siempre con el apoyo de un turbo o un compresor.

Volkswagen Atlas Cross Sport 2020 21

El mítico motor VR6 de Volkswagen está a punto de morir

Sí, el VR6 nunca fue ni el motor más potente, ni el más eficiente ni hacía a su poseedor el más rápido, pero tenía algo especial que hacia que le perdonases cualquiera de sus carencias. Estamos hablando de un motor que obtiene la «R» en su denominación debido a la palabra en alemán reihenmotor, que significa, literalmente, motor en línea.

Y es que ello se debe a que los ingenieros de Volkswagen tuvieron que adaptar el motor a un vano pensado para albergar a un cuatro cilindros en línea. Esto obligaba a usar un ángulo mucho más estrecho de 15 grados, así como emplear una última culata. De esta manera, el VR6 pudo amoldarse a diferentes coches del Grupo Volkswagen, aunque si iteración más interesante la encontramos en los Golf R32 de cuarta y quinta generación para desarrollar 240 y 250 CV respectivamente.

Volkswagen Atlas Cross Sport 03

Pero, ¿cómo ha sido su última aparición en el Atlas? La cilindrada subió hasta los 3.6 litros, y la potencia fue elevada hasta los 280 CV y 360 Nm de par. El 0 a 100 ocurre en 7,8 segundos, y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h, dejando sobre el papel unas prestaciones correctas pero tampoco extraordinarias.

Sin embargo, ya no es tanto que sea un coche rápido o no, que ya sabemos que el VR6 nunca fue el rey en esa categoría, sino que su punto álgido residía en la personalidad que le aportaba a su portador. Personalidad y un sonido endiabladamente pegadizo, aunque desde luego capado en un SUV que no busca ofrecer una atmósfera deportiva.

Y aunque bien es cierto que de momento el VR6 sigue presente en el configurador del Atlas, un cuatro cilindros de 2.0 litros de 235 CV y 350 Nm de par con mejores consumos y menos emisiones se encargará de erradicarlo por y para siempre, viendo como más adelante llegar versiones PHEV para animar al SUV alemán.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Javier López

Mis padres siempre cuentan la anécdota de que tuvieron que aprender de coches para saciar mis ansias de conocimiento automovilístico. Creo que es algo innato, y simplemente fue amor a primera vista en cuanto un cacharro de metal y cuatro ruedas paso por delante de mis ojos.

Cargando...