Probamos el Mercedes Clase E Coupé y nos preguntamos, ¿es un coupé muy caro, o un gran turismo muy barato?

 |  @davidvillarreal  | 

Ante nosotros el nuevo Mercedes Clase E Coupé y, tras una primera inspección inicial, en esta nuestra primera prueba del Mercedes Clase E Coupé, lo primero que nos sorprende es el parecido que guarda con un Mercedes Clase S Coupé, por dentro, por fuera, en lo tecnológico. Y no puedo evitar pensar que esa impresión jamás la hubiera tenido en el año 2000, al contemplar al Mercedes CLK y a un unicornio, un coche tan exclusivo como difícil de ver, como el Mercedes CL, que son los parientes de los dos coupés más distinguidos de Mercedes-Benz. Y aún me hago otra pregunta. ¿Quién en su sano juicio va a pagar más de 53.700 euros por un coupé diésel y con cuatro cilindros? Ante lo cual solo quedan dos opciones: que el Mercedes Clase E Coupé sea un coupé carísimo, y sobrevalorado, o que el Mercedes Clase E Coupé sea un verdadero gran turismo, un coupé de lujo, extremadamente confortable, y a un precio más que aceptable.

El Mercedes Clase E Coupé se parece mucho estéticamente al Clase C Coupé y al Clase S Coupé, pero es 20 centímetros más corto que este último

El nuevo Mercedes Clase E Coupé goza de una longitud de 4,826 metros, unos 20 centímetros menos que el Mercedes Clase S Coupé. Es evidente que el Clase S Coupé seguirá siendo el summum del lujo, la exclusividad y la distinción. Basta decir que este último arranca en torno a 156.000€ y que solo está disponible con motores V8 y V12, de gasolina, obviamente.

En cualquier caso nos alegra ver que el nuevo Mercedes Clase E Coupé se haya ganado una estética que, sin duda, no es tan diferente de la del resto de la gama coupé de Mercedes-Benz, para lo bueno, y para lo malo, guardando muchas similitudes con el Mercedes Clase C Coupé y con el Mercedes Clase S Coupé. Pero, sobre todo, nos congratulamos al ver que este Mercedes Clase E Coupé se ha nutrido de calidades y materiales que nada tienen que envidiar a los de su hermano mayor, asemejándose más a este, por suerte, que a la gama compacta de Mercedes-Benz. Y sobre todo nos parece muy oportuno que este Clase E Coupé haya recibido toda la dotación tecnológica del buque insignia de Mercedes-Benz.

Con dos puertas, y cuatro plazas, este Mercedes-Benz es efectivamente un coupé. Pero a menudo el cliente busca algo más, desde un deportivo de raza, hasta lo que consideramos un gran turismo, un coupé de gran lujo en el que prime el confort, la distinción y un estándar de calidad muy alto, como para medirse con productos que no van a bajar de los 100.000€.

El Mercedes Clase E Coupé es la elegancia personificada en un coche

Por muy subjetivo que resulte decirlo, he de reconoceros que el Mercedes Clase E Coupé me parece, con diferencia, el coupé más elegante del mercado. Se nota que Mercedes-Benz ha puesto toda la carne en el asador para crear un producto con una pose muy deportiva, una línea escultural en la que la reducción de voladizos para primar el espacio a bordo no ha evitado que visualmente siga gozando de un capó prominente y alargado, y una zaga alta y con personalidad.

Acabado de pintura argonita plata.

Un coupé con una parrilla sugerente y una paleta de colores para todos los gustos, desde un plata argonita (supone un extra en torno a 1.000€), que es muy elegante y lujoso, hasta tonos más atrevidos, como las pinturas acabado designo (en torno a 1.500€) en rojo jacinto y un blanco prácticamente mate.

Nos gusta – y nos encanta – la ausencia de marcos en las ventanillas unida a las cuatro lunetas laterales practicables, incluidas las traseras. Es un gran detalle y, sobre todo, una declaración de intenciones acerca del posicionamiento que busca este Mercedes Clase E Coupé, el de ser algo más que un coupé premium, el de ser un buen gran turismo.

Nos deprime, y nos cabrea, que en su afán por crear una estética tan agresiva, Mercedes-Benz haya optado por instalar unas salidas de escape falsas, que no son más que un marco embellecedor, en la zaga del Mercedes Clase E Coupé. De esta forma, Mercedes-Benz busca mantener una imagen homogénea entre diferentes motores, independientemente de que sus coches gocen de dos salidas de escape sencillas, una a cada lado, o dos salidas de escape doble.

O casos aún más flagrantes y dignos de cabreo como el de los diésel, cuya salida de escape en realidad está orientada hacia el suelo – por razones prácticas – y aún así cuenta con el embellecedor de la falsa salida de escape.

¿De verdad es necesario instalar este tipo de añadidos que no tienen ninguna explicación funcional?

Y al subir a bordo nos encontramos con lo mejor. El Mercedes Clase E Coupé se ha nutrido de lo mejor de su hermano mayor. Acabados de una calidad excelente, ajustes sublimes, diseño muy tradicional, pero a la vez tecnológico. Fijaos en esos acabados de madera de olmo y en esos aireadores del climatizador que son metálicos, de verdad, y en las cubiertas de los altavoces del equipo de sonido Burmester (en el entorno de los 1.000€ en su versión básica, y más de 6.000€ en su versión High-End 3D).

Fijaos en esas dos inmensas pantallas de 12,3 pulgadas que, una junto a la otra, nos sirven a modo de instrumentación (izquierda) y equipo de entretenimiento y navegación (derecha).

No soy muy fan de la instrumentación digital en los coches, pero en un coupé que busca dárselas de lujoso, pero sobre todo tecnológico, no se me hubiera ocurrido una alternativa mejor que esta. La instrumentación digital (más de 1.000€ de extra opcional) además puede personalizarse con diferentes configuraciones de color y distribución de los instrumentos, sobre todo para adaptarse a una conducción más deportiva, eficiente, o tranquila.

En cuanto a su tecnología, nos encanta que el Mercedes Clase E Coupé también haya estrenado el piloto automático, para aparcar a distancia, que siempre ayuda si tenemos una plaza de garaje estrecha en un coupé que por su naturaleza cuenta con puertas muy grandes, y en carretera, con capacidad incluso para efectuar cambios de carril.

También nos encanta que este Mercedes Clase E Coupé cuente con suspensiones de amortiguación variable adaptativa, más allá del tarado de suspensiones de serie, e incluso la suspensión neumática AIR BODY CONTROL. También nos gusta que esté equipado con los faros MULTIBEAM LED, un tipo de faros adaptativos basados en haz de luz LED.

Con cualquiera de los motores que lo hemos probado, desde el diésel de 194 CV de potencia, hasta el V6 de 245 CV, y en las diferentes configuraciones de suspensiones, nos ha parecido un coupé con una calidad de rodadura excelente. Es muy cómodo, los aislamientos acústicos son realmente buenos – sin llegar a la excelencia de un Clase S – y aunque echaríamos en falta que fuera más ágil y deportivo, nos ha parecido que puede lidiar realmente bien con situaciones peliagudas, como una carretera estrecha y con muchas curvas.

No nos cabe la menor duda de que lo que a priori podía parecernos un coupé muy caro, es en realidad un gran turismo a un precio bastante razonable.

Y aunque de motores os vaya a hablar en profundidad más adelante, sí os adelantaré que para hacer justicia a la definición que hemos escogido para este Mercedes Clase E Coupé nos tendremos que ir, como mínimo, a un Mercedes Clase E 400 Coupé 4MATIC de 333 CV de potencia (74.900€), un V6 potente y con una suavidad y una progresividad que nos ha enamorado. El motor del Mercedes Clase E 300 Coupé de 245 CV de potencia (58.500€) nos ha parecido un cuatro cilindros contundente, divertido, y picante, pero si lo que de verdad buscamos es un gran turismo con todas las letras querremos el refinamiento del V6 de 333 CV.

El Mercedes Clase E 220 d Coupé de 194 CV de potencia (53.700€), un diésel de cuatro cilindros, era necesario por la obsesión que sigue existiendo por el diésel. Es un motor muy correcto para ser diésel y su sonoridad no es molesta, teniendo en cuenta la contribución añadida de un buen aislamiento acústico. Pero sinceramente me mojaré y os diré que me parece un motor indigno, en la mayoría de los casos, para un coupé que con pocos extras va a superar fácilmente los 60.000€.

En definitiva, sí, este Mercedes Clase E Coupé es un gran turismo con todas las de la ley. Ahora bien, escógelo con motor V6, con paquete Edition 1 (+16.324€) para que venga muy bien equipado, paquete Premium Plus (+10.198€), paquete tecnológico (+3.778€) con Head up Display, COMAND Online, e instrumentación digital y algunos extras más, y veréis como sube, con creces, de los 100.000€.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Mercedes Clase E Cabrio 2017: todas las claves ( y más de 60 fotos) del nuevo Mercedes Clase E descapotable, el azote del BMW Serie 6 Cabrio

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas