Probamos el nuevo Mazda CX-30 [vídeo]: este es tu SUV si no te gustan los SUV

Posiblemente el mejor comportamiento de la categoría, con acabados premium y una estética muy atractiva
David G.Artés  | 
Mazda Cx 30 Portada

Ya hemos probado el nuevo Mazda CX-30, en su versión Skyactiv-G de 122 CV gasolina y hemos podido conducirlo por las carreteras de Alemania y podemos contarte todo sobre esta "versión SUV" del nuevo Mazda 3. El Mazda CX-30 mide 4,40 metros de largo, entrando de lleno en la categoría de SUV compactos con un tamaño exterior parecido a un SEAT Ateca, un Nissan Qashqai o un Peugeot 3008, pero con un enfoque más Premium por calidades y precio que lo podría enfrentar perfectamente con un BMW X2. Es un coche diferente al resto, que llega al mercado en septiembre 2019 con un precio desde 27.500 €, al que habrá que restar el correspondiente descuento.

El nuevo Mazda CX-30 se presenta con la carta de la dinámica y la alta calidad bajo el brazo. Respecto a la calidad, siendo un coche prácticamente idéntico por dentro a un Mazda 3, tengo pocas dudas de que compite con los mejores, pero respecto a su dinámica está por ver si llega al nivel del Mazda 3 o a qué distancia se queda.

Su precio está a medio camino entre generalista y premium, entre Nissan y BMW

En cualquier caso, tendrá que justificar un claro sobreprecio que los sitúa por encima de sus rivales generalistas y algo por debajo de sus rivales premium. Vamos a ver si lo logra.

Mazda Cx 30 Dinamica 00008

Diseño del Mazda CX-30

El CX-30 viene a llegar el hueco que existía entre el Mazda CX-3 y el Mazda CX-5, y lo hace con un cambio de denominación que posiblemente se extienda a toda la gama SUV de Mazda, si bien este dato está por confirmar.

La estética exterior del CX-30 es muy similar a la del Mazda 3, aunque existen claras diferencias sobre todo en el perfil y en la parte posterior. Concretamente, el pilar C es más estrecho, la curva del techo es menos pronunciada y el portón es mucho más grande.

Mazda Cx 30 Exterior 00015

Como gran protagonista, nos encontramos con una franja de plástico negro que contribuye a agrandar visualmente la altura al suelo y los pasos de rueda, aportando una estética claramente de crossover.

Los protectores de plástico negros bordean toda la carrocería, agrandando los pasos de rueda

El interior, en cambio, apenas sufre variaciones con respecto a su hermano compacto, del que hereda prácticamente todo el salpicadero y todos los mandos. La sensación de amplitud es mayor, sobre todo para los pasajeros posteriores, y el maletero alcanza la modesta cifra de 430 litros, un volumen que rivaliza con el nuevo Peugeot 2008 o Renault Captur, pero que se queda algo por detrás de su propia categoría teórica.

Mazda Cx 30 Interior 00003

El CX-30 mantiene el excelente puesto de conducción del Mazda 3, aunque en este caso el conductor va algo más elevado. El coche te envuelve como si lo llevaras puesto y en todo momento te sientes integrado con él. El asiento es muy cómodo, tiene una excelente sujección lateral y la regulación de asiento y volante permiten una postura perfecta que se puede encontrar fácilmente.

Las calidades del interior son 100% premium, al nivel de Mercedes, BMW o Audi

Las calidades del interior son realmente buenas, al nivel de Audi, Mercedes o BMW, si bien el diseño es bastante más sobrio y deportivo, huyendo de lo superfluo y centrándose siempre en un enfoque minimalista.

Mazda Cx 30 Interior 00001

El cuadro de mandos, idéntico al del Mazda 3, es analógico y clásico, aunque la esfera central sea digital y permita una mínima configuración.

Mazda Cx 30 Exterior 00018

Dinámica del Mazda CX-30

La versión probada es el Skyactiv-G de 122 CV con cambio manual, la motorización básica y posiblemente la más recomendable, sobre todo por su silencio y su eficiencia. Aunque las cifras prestacionales sean modestas, este gasolina atmosférico mueve con soltura el coche y estira con un buen sonido, aunque le falta carácter en toda la gama de revoluciones.

El CX-30 cuenta con los mismos motores que el Mazda 3: Skyactiv-G (122 CV), Skyactiv-D (116 CV diésel) y Skyactiv-X (180 CV)

En el momento de lanzamiento está también disponible la versión Skyactiv-D con 116 CV diésel y en octubre llegará la versión Skyactiv-X de gasolina con 180 CV, una versión que significará un plus de unos 4.500 € sobre el Skyactiv-G y cuya respuesta no es tan contundente como la cifra de potencia absoluta podría sugerir.

Respecto al motor Skyactiv-X de 180 CV puedo decir que, habiéndolo probado en un Mazda 3, encuentro excesiva la diferencia de precio puesto que su respuesta es casi indistinguible de la versión de 122 CV en la zona del cuentavueltas que má vamos a utilizar, marcando la diferencia sólo cuando lo exprimimos al máximo.

Mazda Cx 30 Dinamica 00016

Al volante, el Mazda CX-30 no defrauda, sino que sorprende para bien. La forma más sencilla de contarlo es que hereda el magnífico comportamiento del Mazda 3, sin perder prácticamente nada de agilidad, estabilidad y seguridad en curva. Los apoyos se suceden sin prácticamente balanceo, la dirección es precisa y comunicativa y la sensación de control es total.

Puede ser el mejor compacto del mercado en comportamiento, o al menos un firme candidato

Posiblemente estamos ante uno de los mejores SUV compactos del mercado en lo tocante a comportamiento y tacto de conducción, al nivel de un SEAT Ateca, un Peugeot 3008 o incluso por encima. Posiblemente su objetivo sea más bien el BMW X2 por enfoque, comportamiento y formato y creo que tampoco tiene nada que envidiarle ni en calidad de construcción ni dinámicamente.

Mazda Cx 30 Dinamica 00009

En realidad, con todos los ingredientes que pone sobre la mesa el Mazda CX-30 no hace falta más motor para disfrutar de verdad al volante. Se agradecerían más caballos, pero se puede vivir sin ellos.

El CX-30 se conduce con una sonrisa. Su comportamiento es comparable a los mejores compactos

Este coche se conduce con una sonrisa, sobre todo en carreteras de curvas y, precisamente por esa falta de potencia absoluta y capacidad de recuperación, es un coche más exigente con el conductor y el cambio de marchas, algo que muchos sabrán apreciar como parte de la experiencia.

Mazda Cx 30 Dinamica 00025

Conclusiones

El Mazda CX-30 es un producto delicioso, como nos tiene acostumbrados la marca en los últimos años. Su estética es muy atractiva, su formato suficientemente práctico y su dinámica conquistará a quien sepa apreciar un excelente chasis.

Mazda Cx 30 Exterior 00006

Como claras barreras para su compra estarían su limitado espacio interior, especialmente en el maletero y un precio de nivel Premium, a medio camino entre sus rivales generalistas y los pesos pesados alemanes, un precio que no todo el mundo estará dispuesto a pagar por una marca que, de momento, no pesa lo mismo que cuatro aros o una estrella en el capó.

Es un SUV para aquellos que no quieren tener un SUV: al conducirlo, se te olvida su altura

En cualquier caso, es un SUV para aquellos que no quieren tener un SUV pero sí necesitan algo más de espacio que el que ofrece un compacto, sin perder un ápice de diversión al volante.

Vídeo destacado del Mazda CX-30

Lee a continuación: Así es el Mazda CX-30 con el precio más barato que puedes comprar

El CX-30 es un crossover compacto de carácter dinámico con el que la firma japonesa pretende conquistar a los usuarios más exigentes. Puede tener etiqueta ECO en algunas versiones

Ver todos los comentarios 2
  • ch460

    Excelente coche; sólo espero que en el restyling reduzcan el grosor de los plásticos negros de las aletas...

    • Dranko

      Y del paragolpes trasero, que básicamente todo es negro, es lo peor de coche visualmente. El espacio del maletero también es muy pequeño para el tamaño que tiene...también le faltan motorizaciones si quiere competir con los premium.

El CX-30 es un crossover compacto de carácter dinámico con el que la firma japonesa pretende conquistar a los usuarios más exigentes. Puede tener etiqueta ECO en algunas versiones