La próxima generación del Volkswagen Passat será fabricada por Skoda en la República Checa

 |  @sergioalvarez88  | 

Ya es oficial desde hace meses. Los coches eléctricos de Volkswagen – los coches de la familia I.D. – serán fabricados sólamente en Alemania. Las históricas plantas de Volkswagen de Hanover y Emden se dedicarán únicamente a producir coches eléctricos, y esto implica una profunda reorganización productiva por parte de Volkswagen. Uno de los productos estrella de la marca, y durante años su buque insignia, el Volkswagen Passat, se quedará en 2022 huérfano de instalaciones productivas. Cuando su próxima generación llegue en 2023, la producción del Volkswagen Passat será asumida por Skoda.

La noticia podría terminar aquí, o podríamos “rasgarnos las vestiduras” por el traslado de un icono alemán a una planta productiva “del este”, pero en un mundo globalizado como este sería un ejercicio tan fútil como absurdo. Desde hace años, la producción de coches en el Grupo Volkswagen se lleva a cabo en las fábricas donde es más eficiente a nivel de costes y capacidad. En Martorell se produce el Audi A1, sin ir más lejos. En Wolfsburgo se produce el SEAT Tarraco y en la República Checa se construye el SEAT Ateca. Lo que sí conviene es leer entre las líneas de este anuncio.

El objetivo del Grupo Volkswagen es que la producción de coches sea completamente intercambiable entre instalaciones productivas.

La producción del Volkswagen Passat será llevada a cabo en Kvasiny, la planta que actualmente produce los SEAT Ateca y Skoda Karoq. La gran noticia es que el Grupo Volkswagen construirá una nueva planta productiva en Europa del este, en la que se construirán coches de todo tipo: desde vehículos con motores convencionales a coches eléctricos. Esta nueva planta podría asumir gran parte de la producción de coches alemana, así como servir de “buffer” ante el plausible llenado de si capacidad productiva. ¿Por qué las plantas alemanas del Grupo Volkswagen se van a especializar en la producción de coches eléctricos?

Según la nota de prensa, las instalaciones de Hanover, Zwickau y Emden son las más cualificadas a nivel de personal y experiencia productiva. Los eléctricos de la familia I.D. – desde un compacto a una furgoneta – son el principal pilar estratégico del futuro del Grupo Volkswagen y quieren que su producción sea absolutamente impecable. El Grupo Volkswagen invertirá más de 55.000 millones de euros hasta 2023 en esta apuesta por lo eléctrico. Estas instalaciones también serán capaces de producir los coches eléctricos de otras marcas, pero de eso os hablaremos en profundidad en otro artículo a fondo.

Las ventas del Volkswagen Passat han caído un 5,6% durante los primeros 9 meses del año a nivel europeo.

Lee a continuación: El Volkswagen Passat estrena motor gasolina, el 1.5 TSI EVO de 150 CV

El Passat es una de las referencias del segmento por calidad de acabados y gama de propulsores. Sus alternativas más próximas son el Ford Mondeo y el Opel Insignia.

Ver todos los comentarios 0