CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

Con Volkswagen dando un paso atrás con una de las modas más innecesarias, ¿irá más lejos?

Javier López | @jlopezbryan96 | 29 Oct 2022
Volkswagen Golf R „20 Years“
Volkswagen Golf R „20 Years“

Volkswagen ha escuchado al pueblo, ha escuchado las críticas y ha recapacitado respecto a la moda de mandos capacitivos en el volante. Es algo que nos alegra mucho y que es digno de alabar, ya que, en muchas ocasiones, rectificar es de sabios. Pero teniendo en cuenta que esta no es la única técnica de diseño sobre la que muchos clientes han protestado, siendo la integración de la climatización en la pantalla y la erradicación de mandos físicos otros de los motivos, ¿irán los de Wolfsburgo más lejos con su penitencia?

Y es que aunque bien es cierto que los mandos capacitivos del volante son más sencillos de subsanar, retirar la climatización del sistema de infoentretenimiento y volver a poner mandos físicos requiere de un trabajo más tedioso y complejo a estas alturas de la película. Sin embargo, nunca es tarde si la dicha es buena, así que podríamos encontrarnos con un restyling y con el salto generacional más inmediato repleto de vueltas atrás.

Todo tiempo pasado fue mejor pero, ¿lo suficiente, Volkswagen?

Sea como fuere, nos alegra saber que volverán los mandos físicos al volante multifunción, un tipo de mando que nunca tuvo que desaparecer, o al menos no en pro de unos táctiles poco intuitivos y que hacían que fuese fácil tocar donde uno no quería. Y es que así lo ha confirmado Thomas Schäfer, consejero delegado de Volkswagen, quien podría anunciar que dan un paso más en esta recogida de cable.

Aunque bien es cierto que el Volkswagen Golf tiene un pequeño cuadrante con mandos físicos para acceder a diferentes menús, ni SEAT León, ni CUPRA León cuentan con este sistema. El único del consorcio alemán que ofrece una medida perfectamente asentada entre tecnología y practicidad es el Audi A3, que recurre a una pequeña tira de botones físicos para el sistema de climatización. El Skoda Octavia ofrece una opción algo más lograda que la del resto de vehículos del Grupo, pero se queda a medio camino respecto al de los cuatro aros.

A su vez, otros modelos del resto de filiales que aún no han cambiado de generación pero sí han recibido un restyling hacen gala de una serie de mandos táctiles pero que al menos están separados del sistema de infoentretenimiento. Entonces si tenemos en cuenta que tanto vehículos modernos como aquellos con una renovación reciente pueden no solo recuperar mandos anteriores, sino también hacen uso de sistemas de última generación combinados con botones físicos, ¿por qué no aplicarlos también en todos los modelos "afectados" por esta moda y en los venideros?

Esta es la pregunta del millón, porque son muchos los usuarios que también protestan por la forma en la que la climatización y otras funciones que antes estaban a golpe de botón se encuentran asociadas a una pantalla. Pantalla que por cierto no es tan fluida como uno espera y que nos obliga, por ejemplo, a tener que esperar a que esta cargue para poner la calefacción.

Independientemente de ello, ya nos encontramos ante un trascendente cambio, que no es otro que la vuelta atrás a los mandos físicos para el volante multifunción. Y es que estamos seguros de que el Grupo Volkswagen -y muchos otros fabricantes que abogan por esta irritante moda- son conscientes del descontento general que existe respecto a la presencia de numerosas tareas delegadas a una pantalla, por lo que no sería descabellado ver un Golf y un SEAT León restyling recuperando botones de los de toda la vida.