Motor Internacional del Año, resultados de las votaciones: BMW arrasa

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Cada año se celebra el International Engine of The Year, un certamen que designa a los mejores motores del año. Engine Technology International es la sociedad que organiza el certamen, y un panel de 65 periodistas especializados de todo el mundo los eligen con sus votaciones. Sólo los mejores son propuestos para el galardón y se valora positivamente refinamiento, tecnología, eficiencia y rendimiento. Pueden participar motores de cualquier fabricante y quedan excluídas motorizaciones de vehículos de dos ruedas y comerciales.

El certamen se divide en varias categorías y cilindradas. Según cilindrada las categorías son: motores de menos de 1 litro, de entre 1 y 1.4 litros, de 1.4 a 1.8 litros, de 1.8 a 2 litros, de entre 2 y 2.4 litros, de 2.4 a 3 litros, de 3 a 4 litros y motores con más de 4 litros de cilindrada. También hay un galardón para el mejor nuevo propulsor, que debe haber sido lanzado el último año. Otros galardones designan al mejor motor ecológico, cuya meta es una gran eficiencia; motor de altas prestaciones del año y por supuesto, el Motor Internacional del Año, el premio más deseado.

En los últimos tres años consecutivos, BMW ha ganado el certamen, en 2005 y 2006 con el V10 de los M5 y M6 y en 2007 con el seis cilindros de doble turbo. Y este año repiten. De nuevo, el Motor Internacional del Año, es el 3.0 biturbo de 306 CV que anima a los 135i, 335i y X6 xDrive35i. Un motor potente, con un par motor abundante a bajo régimen y con una eficacia capaz de poner en aprietos a todo un M3. Aún así, no es adicto a la bebida, su consumo homologado medio no es para nada excesivo.

El premio al Nuevo Motor del Año también es para BMW, con su 2 litros biturbo diésel. El primer diésel con una potencia específica de más de 100 CV/litro. Equipado en los 123d de la Serie 1, es capaz de ofrecer un par motor de 400 Nm y una potencia de 204 CV. Todo ello con una progresividad envidiable en la entrega de potencia y un consumo de combustible rídiculo para su potencia. Sus emisiones de CO2 son de tan sólo 138 g/km gracias al uso de la tecnología Efficient Dynamics.

El Motor Ecológico del Año recae por quinto año consecutivo en el eficiente 1.5 Hybrid Synergy Drive del Toyota Prius. En cuanto a motores de alto rendimiento, hay una sorpresa. Todo el mundo pensaría que el 3.8 biturbo del Nissan GT-R se llevaría el oro, pero en Porsche han vencido a Godzilla. El 3.6 litros bóxer biturbo del Porsche 911 GT2 se lleva el trofeo a Stuttgart gracias a sus 530 CV y sus turbos de geometría variable, por primera vez instalados en un motor de gasolina.

Por cilindrada, los premiados son los siguientes:

– En la categoría de menos de un litro triunfa el tricilíndrico de gasolina de un litro del grupo PSA. Construído en aluminio, anima a Peugeot 107, Citroën C1 y Toyota Aygo con unas emisiones de menos de 120 g/km.

– Con cilindradas de entre 1 y 1.4 litros vence el revolucionario 1.4 TSI Twincharger de Volkswagen, en sus versiones de 140 y 170 CV. Un motor tan exitoso que apenas puede cubrir su demanda.

BMW y el grupo PSA comparten el premio al mejor motor de entre 1.4 y 1.8 litros con su 1.6 THP, equipado en modelos como Mini Cooper S, Peugeot 207 RC o Peugeot 308 GT.

– En la competitiva franja de los 1.8 a 2 litros, el ya por todos conocido 2.0 TFSI del grupo VAG es el líder. Con potencias de hasta 285 CV en el Seat León Copa Edition ofrece un gran compromiso entre consumo y prestaciones.

– El 2.5 litros turbo bóxer de Subaru se encarga de reinar en la categoría de entre 2 y 2.5 litros de cilindrada. Un propulsor muy conocido por los amantes del Subaru Impreza WRX y STI.

– El 3.0 biturbo de BMW vuelve a acaparar posiciones, sin piedad por otros motores. Es el mejor motor de entre 2.5 y 3 litros de cilindrada.
– En motores de entre 3 y 4 litros de cilindrada triunfa el 4 litros V8 del BMW M3. Un propulsor de alta tecnología, con unos increíbles 420 CV y con la línea roja a 8.500 rpm.

– Y para culminar el éxito de BMW, en la categoría de más de 4 litros de cilindrada, por cuarto año consecutivo, nadie tose al poderoso 5.0 V10, sólo de serie en los BMW M5 y M6.

BMW se lleva a casa nada menos que seis galardones, dos de los grandes entre ellos, con lo que podríamos considerarles los mejores fabricantes de motores del mundo. Como curiosidad, ningún vehículo americano ha conseguido galardón alguno, a pesar de que el 6.2 LS9 del Corvette ZR-1 estaba nominado a motor del año, y la mayoría de motores premiados son sobrealimentados, buscando un mayor equilibrio entre respeto al medio ambiente y diversión al volante. Así concluye la décima edición del cada vez más prestigioso certamen.

Más información: International Engine of The Year Awards
En Diariomotor: El motor del BMW 335i es el mejor del año

Lee a continuación: Ecoseg, propuesta de plan de renovación para el parque automovilístico español

Ver todos los comentarios 20