Mini Cooper S, a prueba (III)

Ya es hora de concluir la prueba del Mini Cooper S, uno de los utilitarios deportivos más divertidos de conducir. Combina de manera perfecta una estética exclusiva y elegante con la deportividad justa. Podríamos verlo tan cómodo en el barrio londinense de Chelsea como en el circuito de Silverstone. En la primera parte os descubrimos su habitáculo, que a pesar de no ser demasiado amplio es muy chic y cuenta con una gran cantidad de extras en el caso de nuestra unidad de pruebas.

En la siguiente entrega os hablamos de su dinámica, prodigiosa gracias a un chasis perfectamente afinado y un motor 1.6 THP de 184 CV, tremendamente explosivo y con un sonido que enamora incluso a los que normalmente no les atraen los coches. Tras el salto os hablaremos del equipamiento de serie de los Mini Cooper S así como del equipamiento extra que nuestra unidad full-equipe montaba, llevando su precio más allá de los 36.000€. Acompáñanos.

Equipamiento

Dotación de serie

  • ABS + EBD
  • Control de estabilidad DSC
  • Control de tracción ASC
  • Airbags frontales, laterales
  • Airbags de cortina delanteros y traseros
  • Faros antiniebla
  • Control de presión de neumáticos
  • Dirección asistida eléctrica variable
  • Volante multifunción de cuero regulable en altura y profundidad
  • Sport Button
  • Ordenador de a bordo: tiene un funcionamiento sencillo a través de un mando situado en las palancas tras el volante. La información se muestra en la pequeña pantalla situada en la parte inferior del cuentarrevoluciones. Detalla consumo medio, consumo instantáneo, autonomía o datos de viaje (odómetro, odómetro parcial). No muestra la temperatura del agua o el aceite, un detalle que se echa de menos.
  • Climatizador bizona automático
  • Asientos del conductor con regulación en altura
  • Regulación lumbar para el asiento del conductor
  • Botón de arranque
  • Guantera iluminada
  • Tiradores cromados para las puertas
  • Volante multifunción forrado en cuero


  • Asientos traseros abatibles 50/50
  • Maletero iluminado
  • Palanca de cambios forrada en cuero
  • Acabados Piano Black en salpicadero
  • Llantas de 17 pulgadas con neumáticos 225/45 R17
  • Kit antipinchazos y rueda de repuesto completa
  • Manos libres Bluetooth
  • Conexión auxiliar y para equipo de audio
  • Radio CD con MP3

Equipamiento opcional

Como hemos comprobado, el equipamiento de serie de un Mini Cooper S es muy básico, lleva asientos de tela o llantas de 15 pulgadas para hacernos una idea. La diferenciación y la verdadera personalización viene al equiparlo con extras. Dicho sea de paso, extras de lo más pintones pero nada baratos.

  • Control de distancia de aparcamiento trasero (PDC)
  • Paquete de iluminación adaptativa: encendido automático de luces, faros bixenón con lavafaros, luces autoadaptables y sensores de lluvia
  • Parabrisas térmico
  • Volante deportivo con levas tras el mismo
  • Suspensión deportiva
  • Retrovisor antideslumbramiento
  • Reposabrazos delantero
  • Paquete de iluminación con tonalidad de ambiente variable y luces de lectura
  • Techo solar eléctrico doble
  • Retrovisores calefactados abatibles eléctricamente
  • Guantera con espacio superior y redes de amarre en maletero
  • Intermitentes blancos
  • Alfombrillas
  • Línea cromada exterior
  • Pintura metalizada
  • Molduras piano black en habitáculo
  • Tapicería de cuero
  • Equipo de sonido Harmann/Kardon

  • Manos libres Bluetooth
  • Puerto auxiliar USB
  • Navegador Business con sistema Mini Connected: la información del equipo de infotainment se muestra en su pantalla LCD, que no tiene demasiada resolución. El navegador me parece mejorable, es poco intuitivo, así como lo es el control del sistema de infoentretenimiento, al que cuesta acostumbrarse. Ahora bien, las visualizaciones son muy atractivas, especialmente las del equipo de sonido o el control Bluetooth del teléfono móvil.
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 205/45 R17
  • Botiquín y triángulo de emergencia

Seguridad

El control de estabilidad, el ABS+EBD y los seis airbag son de serie en toda la gama Mini. Ha pasado las pruebas de EuroNCAP según el antiguo método de evaluación con cinco estrellas, pero sin destacar especialmente en ningún grado de protección. El IIHS también lo sometió a pruebas de choque, obteniendo una puntuación máxima (Good) en el choque frontal y una puntuación algo inferior en el impacto lateral (Acceptable). Aún no ha hecho crash-test según el actual sistema de evaluación de EuroNCAP.

Precio y rivales

El precio base del Mini Cooper S es de 26.940€ equipado con la caja de cambios automática. Si sumamos los extras de nuestra unidad el precio que nos da es mareante: más de 36.000€. Entre sus rivales se cuentan la gran mayoría de utilitarios deportivos de su segmento, que no son precisamente pocos, por lo que seleccionaré únicamente los más representativos a mi juicio. En primer lugar, está el cuarteto de atletas del Grupo VAG: Seat Ibiza Cupra, Volkswagen Polo GTI, Skoda Fabia RS y Audi A1 1.4 TFSI 185 CV.

Mini Cooper S, a prueba (III)

Todos montan un motor 1.4 TSI TwinCharger con 180 CV de potencia, salvo el Audi A1, que se diferencia con cinco caballos adicionales. Con respecto a las cajas de cambio, todos montan una DSG de siete relaciones. Aceleran de 0 a 100 km/h en 6.9 segundos y consumen 5.9 l/100 km según la ficha. El Audi es el más comparable al Mini, cuesta 27.300€ de precio de partida, tiene unas mejores terminaciones interiores y su dinámica está reputada como casi un referente en el segmento.

Cargarlo de extras también es necesario, y a igualdad de equipamiento, es casi 2.000€ más caro que el Mini. Otro rival posible es el Opel Corsa OPC, aunque no se puede encargar automático. Su motor es un 1.6 turbo con 192 CV de potencia y un consumo medio de 7.2 l/100 km. Hace el 0 a 100 km/h igual que el Mini, en 7.2 segundos. Su suspensión trasera no es independiente, y es algo más torpe que los Mini o Audi A1. Sus acabados interiores no están a la altura, pero es que hablamos de un utilitario deportivo generalista, no un utilitario deportivo abiertamente premium.

A cambio, es casi 10.000€ más barato con todo el equipamiento extra que es capaz de tener. El Peugeot 207 RC ha sido descontinuado y el Citroën DS3 Racing es una tirada demasiado pequeña como para ser relevante. El Abarth Punto Evo tiene menor potencia (165 CV) y una filosofía diferente, con unas prestaciones poco comparables (0 a 100 km/h en casi 8 segundos). Un rival comparable por potencia, chasis y prestaciones es el Renault Clio RS 2.0. Monta un motor 2.0 atmosférico con 200 CV de potencia.

Es considerado uno de los reyes del segmento, y el más puro por ser sólo manual, no tener apenas interferencia electrónica y montar un motor sin sobrealimentar. Acelera de 0 a 100 km/h en 6.9 segundos y consume una media de 8.3 l/100 km. Su chasis está muy bien afinado y lleva autoblocante de serie, el trabajo de Renault Sport no se pone en duda alguna. Es uno de los más baratos y aún con asientos Recaro y suspensión deportiva Cup no pasa de los 28.000€ (cargado de extras, precio base 21.830€).

Finalizamos con un competidor semi-premium, principalmente porque es un utilitario con muchas posibilidades de personalización y en ninguna manera orientado al bajo coste. La versión Quadrifoglio Verde del Alfa Romeo Mi.To viene equipada con un motor 1.4 T-Jet de 170 CV con tecnología Multiair y sólo 6.0 l/100 km de consumo medio. Acelera de 0 a 100 km/h en 7.6 segundos. Sus terminaciones interiores son similares a las del Mini, quizá ligeramente inferiores. A igualdad de equipamiento, ronda los 30.000€ y viene equipado con el manetino DNA.

Conclusiones

El Mini Cooper S es uno de los utilitarios deportivos más apetecibles del mercado, que a pesar de llevar tres años en el mercado, se mantiene fresco con el nuevo lavado de cara que acaba de recibir. Es caro, pero muy elegante y deportivo. Es pequeño en su interior y apenas tiene maletero, pero nos da igual en cuanto comenzamos a conducirlo. Es uno de esos coches que te sacan una sonrisa, ya sea en el garaje a la hora de ir al trabajo o en una deliciosa carretera de curvas.

A destacar

  • Diseño
  • Dinámica
  • Motor

A mejorar

  • Habitabilidad
  • Precio
  • Maletero

En Diariomotor: Mini Cooper S, a prueba (I) | Mini Cooper S, a prueba (II) | Mini Cooper, Cooper Cabrio y Clubman 2011 | Mini One Minimalism, Mini One Cabriolet y Mini Cooper S con 184 CV, las novedades Mini en 2010

Lee a continuación: Mini Cooper S, a prueba (II)

Ver todos los comentarios 17
  • Entermar

    Claramente yo me quedo con el renault

  • Anónimo

    Por muy bonito que sea, inflarlo hasta 36000 ya me parece un poco demasiado.

  • Snaso

    opcional el sensor de lluvia y de luces? venga hasta luego.

  • Snaso

    no digo que sea imprescndible, ni mucho menos, pero pagar ese precio y ademas pagar un sobrecoste por estas cosas…

  • Anónimo

    grandísimo coche, el Clio igualmente.

  • Jp

    Exageradamente caro, pero el coche pinta bien.

  • Jp

    Por cierto q cosa mas fea te encuentras al abrir el capó.

    • Tetrabrick

      Sip, yo también lo he pensado, el R56 anterior (175cv) lo tiene algo más agradable a la vista. Aunque si este no da los problemas que daba el anterior lo compensa de sobra.

  • no pagaria 36.000 eurazos por un coche tan enano, sin maletero ni tan siquiera sensores de luz y lluvia, ni de coña… joder hasta un Toyota iQ de 15.000 euros te trae sensor de luz y lluvia

    por poco mas me compro un Nissan Z370, que eso si que da emociones al cuerpo y es 3000 veces mas exclusivo que el Mini este…

    • Andres Prada Garcia

      Lleno de plástico barato y con un motor que consume lo mismo que un tractor…

    • Anónimo

      36.000 euros sin sensores de lluvia??? Tu oyes campanas y no sabes donde.
      Este coche vale 25.350 pelado 36.000 euros es EQUIPADO HASTA ARRIBA.
      Un 370z te vale 43.000 euros el básico equipado el mini como viene el 370z sumale 5000 euros es decir la diferencia es de 13.000 euros entre uno y otro.
      Vamos un poco más jajajaja
      Pero bueno tu sigue haciendo comparaciones absurdas y estúpidas.

  • adu

    Quien vaya buscando este tipo de coche-capricho tan exclusivo bien equipado por 36000…aqui lo tiene pero la verdad que se le ponen a uno los pelos de punta de pensar que con ese dinero(ya se que quien busque este tipo de coche,no pensara esto)se puede llevar uno un renault twingo 1.6rs(133cv)por unos 15.000+ un nissan qashqai 2.0 acenta 4×2(140cv) por unos 21.000…este ultimo para un uso mas racional y el primero para divertirse un poco.Espero que salga poca gente diciendo ahora la bromita de” vaya comparaciones” tambien da para 36.000 billetes sencillos de metro.Saludos.

    • Anónimo

      Tener dos coches en vez de uno para terner uno parado y pagar seguros, combustible, mantenimiento… Es una gilipollez enorme.
      Hay que recordar que el MINI es el coche que menos se devalua del mercado!!

  • Michel Polnareff

    El mini es un icono, y como todo icono se hace pagar para disfrutarlo.

    Personalmente, mi corazón me tira más hacía el MiTo, me hace más gracia su línea y su DNA.

  • Pingback: Mini Cooper S, a prueba (II) — Diariomotor()

  • Pingback: Mini Cooper S, a prueba (I)()