En Semana Santa, el desierto de Moab con un Jeep Wrangler Rubicon

SandMan  |  @jose_garcia  | 

A pesar de lo que muchos podrían pensar, dado mi historial, para un viaje de Semana Santa no eligiría la Ruta 66 y un clásico para perderme unos días. Son muchos kilómetros de carretera y los cuatro o cinco días que disponemos de vacaciones no serían suficientes para disfrutarla en condiciones. Sin embargo, si podemos disponer de un par de días más (por los vuelos hasta Utah, más que nada) no estaría de más pensar en visitar la ciudad de Moab y visitar sus parques naturales.

De hecho, no es casualidad que elija hoy la fecha de publicarlo, ni siquiera el Jeep Wrangler Rubicon está elegido al azar. La Semana Santa o semana de Pascua está muy relacionada, indirectamente, con los todoterrenos y este desierto tan peculiar. Durante cuatro días los aficionados al todoterreno pueden disfrutar el Jeep Easter Safari, una concentración anual de todoterrenos es uno de los parajes más espectaculares para la práctica del 4×4, desierto de Moab.

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

Realmente, Moab es una pequeña ciudad del estado de Utah con algo menos de 5.000 habitantes y capital del condado de Grand, pero el atractivo turísitico de esta ciudad no está en sus edificios o monumentos. Está en lo que tiene a los alrededores, desierto y más desierto. Pero un desierto diferente a los de arena y sol, un desierto de roca rojiza y grandes montañas. La típica estampa de una película del Oeste.

Uno de los ríos más conocidos de Estados Unidos, el río Colorado, pasa cerca de allí pero para visitar el Gran Canón del Colorado habrá que hacer muchas millas, porque no estamos hablando del mismo condado y supondría un viaje larguísimo. Pero tampoco es que haga falta, viendo las imágenes que tenemos aquí, por ejemplo, del Parque Nacional de los Arcos o de otro parque natural, el Parque Nacional Tierra de Cañones. Por poner dos ejemplos.

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

Como podemos ver, las vistas son simplemente espectaculares. Eso sí, comodidades las justas si queremos disfrutar de la Naturaleza. Para un viaje de este estilo lo mejor es enfundarse nuestro mejor disfraz de Indiana Jones o de Bear Grylls (no hace falta comer bichos, podemos llevar neveras para la comida) y pasar cuatro o cinco días viviendo como un auténtico colono.

Si somos más de hacer deporte pero necesitamos las comodidades que nos proporciona una buena cama al llegar la noche, no hay problema. Si nos gusta la bicicleta de montaña una de las rutas imprescindibles debería ser Slickrock Trail, aunque habrá que estar preparado físicamente para llevarla a cabo.

Pero hay más opciones para el disfrute en lo concerniente al deporte. Tenemos estaciones salto base, zonas de escalada, rutas de trekking e incluso zonas de rafting. Todo rodeado de un escenario incomparable. Mejor llevar una buena cámara de fotos, porque las instantáneas son espectaculares.

Un paraiso para la práctica del 4×4

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

Pero lo que de verdad me llevaría a la ciudad de Moab en caso de disponer de tiempo y dinero sería la práctica del 4×4 en un entorno natural y salvaje, espectacular y que atrae e impone respeto a partes iguales. Es cierto que hay varios parques naturales y todo es zona natural, pero si vas con tu coche, no puedes ir a cualquier sitio. Todo está marcado y delimitado.

Las rutas de 4×4 están delimitadas e incluso tienen nombres propios. Saltarse estas rutas supone multa e incluso puede que la expulsión del parque en el que estemos, así que hay que llevar cuidado con eso. Y si la ruta es demasiado larga, no hay problema, puesto que hasta donde yo se se permite la acamapada libre en este desierto, por lo que bastará con una tienda de campaña o mejor aún, le calzamos a nuestro Jeep Wrangler Rubicon un Jeep Camper Trailer y todo queda en casa.

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

En Semana Santa, el desierto del Moab en un Jeep Wrangler Rubicon

Para finalizar, os dejo con uno de los trails más impresionantes que he visto en mi vida, Lion’s Back Trail, una subida en roca viva de varios cientos de pies de altura, donde el más mínimo fallo puede llevar al desastre, como se puede ver en este otro vídeo. Afortunadamente, en ese incidente no resultó nadie muerto, pero estoy segurísimo que el susto sería el de su vida. Por lo que he podido averigurar, el Chevrolet Blazer K-5 de las imágnes se quedó sin frenos en la cima. Aviso, pone los pelos de punta.

Imágenes: bhenak, B A Bowen Photography, iMike-e, seamusiv, seamusiv, B A Bowen Photography, Extremepods, indigoprime

Más información | City of Moab, Utah, Wikipedia

En Diariomotor: En Semana Santa, la Puglia en un Fiat 500C

Vídeo destacado del Jeep Wrangler

Lee a continuación: 2011 Jeep Wrangler Mojave Edition, para los amantes del desierto

La nueva generación mantiene el encanto de siempre pero añade muchas novedades que lo convierten en un producto moderno adaptado a las necesidades actuales. El motor diésel es resolutivo y no gasta demasiado

Ver todos los comentarios 8
  • corsaria

    Vaya, vaya, así que aquí tenemos a Sandman. No sabía que te habías venido para acá. Pero bueno, lo importante es que sigas escribiendo buenos artículos sobre 4x4 y "cacharros" americanos de antes del ´73. :)

    • Si, un pequeño cambio, pero con las mismas o más ganas que antes ;)

      Un saludo

  • Anónimo

    Un buen viaje sin duda. El 4x4 me gusta aunque confieso que antes de comprarme un todoterreno compraría un coche medianamente deportivo ya que es más fácil sacarle partido. Últimamente ya no se fabrican 4x4 como los de antes muchos se limitan a un coche de calle elevado y en el mejor de los casos con tracción a las 4 ruedas, nada de diferenciales bloqueables ni reductoras como antiguamente. Mi madre tiene un Montero del 98 y para pistas que estén un poco embarradas va muy bien; ademas con neumáticos Bfgoodrich AT que agarran que es una gozada; aunque está a años luz del Rubicon.

    Un saludo

  • Anónimo

    Impresionante el video sobretodo cuando se pone practicamente vertical!!

  • TheArcadeFireFan

    Maemia, que burrada!
    Estaba acostumbrado a ver videos del Moegatle, pero este es acojonante!
    Como comenta "jmt46", en el tramo final, la inclinación es como para sentarte en el volante!

    Felicidades por estos tipos de reports!

  • Matt

    que lindo paseo....
    gracias Diariomotor por estos paseos...

  • Sirvette

    Diooos como impresiona ese descenso!! Los pelos de punta!

    Por cierto, los del Blazer se salvan porque la arena que había acumulada (que en la actualidad parece no estar) amortigua el golpe, al menos yo aprecio ese efecto al impactar, se nota que no es tan brusco como debiera.

    Genial Sandman.

  • Pingback: El 70 aniversario de Jeep en imágenes: el desierto de Moab()

La nueva generación mantiene el encanto de siempre pero añade muchas novedades que lo convierten en un producto moderno adaptado a las necesidades actuales. El motor diésel es resolutivo y no gasta demasiado