Jeep Compass 2.2 CRD 4×2 Limited Plus 136 CV, a prueba (III)

En la primera parte de la prueba os hemos hablado a fondo de la habitabilidad y el diseño del Jeep Compass. Hemos concluido que el diseño ha mejorado enormemente con respecto al de su predecesor, siendo más parecido al que nos podemos encontrar en un Jeep Grand Cherokee. De su habitabilidad podemos destacar la amplitud de las plazas traseras, así como la incompatibilidad para un pasajero central trasero, que irá bastante apretado. La calidad de acabado es correcta, pero poco vistosa y algo alejada del gusto europeo.

Más adelante, en la segunda parte de la prueba, os hemos descrito la dinámica, que podría calificarse como segura, pero poco divertida y algo torpe. De lo que no hay queja es de su propulsor 2.2 CRD de origen Mercedes-Benz, un bloque fiable y robusto con 136 CV de potencia, del que se resalta una buena respuesta y unos consumos contenidos. En esta tercera parte terminaremos el repaso al Jeep Compass con acabado Limited Plus, el tope de gama absoluto dentro de los Compass.

Equipamiento de serie en el Jeep Compass Limited Plus

  • Airbags frontales
  • Airbags laterales delanteros
  • Airbags de cortina delanteros y traseros
  • ABS+EBD
  • Asistente al arranque en pendiente
  • Control de tracción
  • Control de estabilidad ESC
  • Retrovisores eléctricos calefactables
    • Faros antiniebla
    • Control de velocidad
    • Sensor de presión de neumáticos
    • Volante multifunción forrado en cuero regulable en altura
    • Palanca de cambios forrada en cuero
      • Ordenador de a bordo: se revela junto a la instrumentación y tiene las clásicas funciones, consumo medio, velocidad media, consumo instantáneo y tiempo transcurrido
        • Climatizador automático
        • Asiento del conductor con ajuste eléctrico, lumbar y en altura
        • Guantera refrigerada
        • Tomas de corriente en habitáculo
        • Espejos de cortesía iluminados
        • Tapicería de cuero
        • Cola de escape cromada
        • Asientos traseros reclinables
        • Cristales traseros tintados
        • Reposabrazos central delantero con hueco portaobjetos
        • Asientos traseros abatibles en configuración 60/40
        • Elevalunas eléctricos en las 4 puertas
        • Rueda de repuesto de emergencia
        • Sistema de sonido Boston Acoustics con nueve altavoces y subwoofer
        • Party Gate: dos altavoces en el portón trasero
          • Sistema de infotainment UConnect con disco duro de 30 GB y pantalla táctil de 6,5”: un detalle curioso es que las canciones se transfieren al disco duro desde un pen drive, sólo permitiendo el “streaming” directo desde una entrada auxiliar de 3,5 mm. El emparejamiento del sistema con un teléfono móvil es sencillo.
            • Manos libres Bluetooth
            • Entradas de sonido auxiliares (3,5 mm, USB)
            • Sensores de aparcamiento traseros
            • Barras de techo cromadas
            • Llantas de 18 pulgadas
            • Seguridad

              El Jeep Compass per se no ha sido sometido a pruebas de seguridad en caso de accidente, pero sí lo ha hecho su hermano el Jeep Patriot, en Estados Unidos. Es un coche con sólo un aspecto exterior diferenciado y una seguridad equivalente. Ha obtenido una calificación de Good – la más alta posible – en todas las pruebas a las que se ha sometido, salvo la de impacto lateral en el caso de unidades sin airbags laterales, algo que no es el caso. Los controles electrónicos son todos de serie, aunque no le vendrían mal reposacabezas activos.

              Precio y rivales del Jeep Compass

              Nuestro Jeep Compass cuesta 29.233€ con el equipamiento que hemos descrito. Repasemos algunos de los rivales más directos. En primer lugar, el Kia Sportage 2.0 CRDi de 136 CV con tracción 4×2, que hemos probado en esta casa, y su primo el Hyundai ix35, con quien comparte motor, chasis y cualidades dinámicas. Son coches más amplios y mejor rematados en su interior, aunque con un consumo ligeramente superior creo que suponen alternativas mejores al Compass… aunque con una equipación inferior.

              Jeep Compass 2.2 CRD 4x2 Limited Plus 136 CV, a prueba (III)

              Aunque no pasan de los 26.000€ en ningún caso, no tienen la posibilidad de equiparse al nivel del Compass con tracción delantera, por lo que no son rivales 100% directos. Un rival que sí cuenta con un equipamiento comparable es el Ford Kuga, con motor 2.0 TDCi de 140 CV, tracción delantera y acabado Titanium S. En teoría, debería ser un coche algo más ancho, con más maletero y con acabados superiores. Su motor 2.0 TDCi tiene mejores prestaciones, aunque sus consumos reales podrían ser algo inferiores.

              A igualdad de equipamiento, el Ford resulta unos 500€ más caro. No podemos olvidarnos del Toyota RAV4, con el motor 2.2 D-4D de 150 CV, tracción delantera y acabado Executive. Su maletero no es muy superior, pero las prestaciones del Toyota sí lo son y puede que su consumo final también lo sea, ya que homologa una media de 5,7 l/100 km. Está mejor acabado y es bastante más dinámico. A igualdad de equipamiento, el RAV4 cuesta 1.400€ más, aunque con navegador y cámara de visión trasera bajo el brazo.

              Jeep Compass 2.2 CRD 4x2 Limited Plus 136 CV, a prueba (III)

              Otra alternativa imposible de olvidar es el Nissan Qashqai, con motor 1.6 dCi de 130 CV – prestaciones similares – y tracción delantera, con el acabado Tekna Premium. El Qashqai es un coche más popular, principalmente por una gran practicidad y por tener una dinámica más parecida a la de un turismo, sin olvidarnos de un gran maletero. Es 2.800€ más barato que el Compass a equipamiento idéntico, aunque hay que tener en cuenta que más que un SUV medio, es un crossover compacto. En todo caso, una alternativa a valorar.

              Por último, cerramos el repaso a los rivales con el Volkswagen Tiguan, el SUV medio de Volkswagen, cuya calidad interior supera a los rivales generalistas del segmento. Es también un coche con un gran maletero y equipado con un motor 2.0 TDI de 140 CV, caracterizado por ser uno de los más frugales y refinados. Muy posiblemente, tenga los consumos más ajustados y una dinámica similar a la de un turismo. Es 2.000€ más caro que el Compass y no puede montar tapicería de cuero en el acabado asociable al 2.0 TDI con tracción delantera.

              Conclusiones

              El Jeep Compass es una opción diferente en el segmento en el que habita, una opción que posiblemente sea elegida por una imagen muy diferente a la competencia del segmento. El problema es que cuenta con algunos fallos de ergonomía, una calidad interior que no responde al nivel europeo y un precio caro en relación a la competencia, a pesar de tener un motor brioso y de bajo consumo. Hay opciones objetivamente mejores en su segmento, aunque en su favor juega la imagen Jeep, todo hay que decirlo.

              A destacar

              • Imagen diferente
              • Party Gate
              • Motor y consumos
              • A mejorar

                • Dinámica
                • Acabados interiores
                • Precio
                • En Diariomotor: Jeep Compass 2.2 CRD 4×2 Limited Plus 136 CV, a prueba (II) | Jeep Compass 2.2 CRD 4×2 Limited Plus 136 CV, a prueba (I) | Jeep Compass 2011 | Mitsubishi ASX, Toyota RAV4 o Jeep Compass para una mamá y sus niños | Jeep Cherokee, Grand Cherokee, Wrangler y Compass en el Salón de París

                  Lee a continuación: Jeep Compass 2.2 CRD 4×2 Limited Plus 136 CV, a prueba (II)

                  Solicita tu oferta
                  • Anónimo

                    Creo que patina en el precio. Con un precio más ajustado sí sería una competencia real en el segmento. Su imagen tan peculiar, acabados un poco por debajo y con ese precio no lo sitúan muy bien en el mercado.

                  • .Motorhome.

                    “A destacar: Party Gate” Jajaja.