Mazda regresa a Le Mans y no con un rotativo, sino con un diésel

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

22 años después de su histórica victoria en Le Mans, Mazda pretende regresar al idílico escenario de La Sarthe para rememorar el magnífico resultado que hace más de dos décadas lograron en la carrera de resistencia más conocida del mundo. En este caso su participación se limitará a proveer motores de competición para la categoría LMP2 y más concretamente para el equipo Dempsey Racing, lo cual no deja de ser un nuevo hito por tratarse de una avanzada y tecnológica mecánica diésel para las carreras.

Desarrollado inicialmente para su nueva generación de automóviles, el motor diésel SKYACTIV-D de cuatro cilindros, turbocompresor de dos etapas y un desplazamiento de 2.2 litros se estrenará en la competición con el objetivo de satisfacer tres requisitos básicos e indispensables en las carreras de resistencia: buenas prestaciones, consumo razonable y sobre todo fiabilidad. Recordemos que en los últimos años los diésel han sido los amos y señores de las 24 Horas de Le Mans, en las que este año se alzaba con la victoria un Audi que además de diésel es híbrido.

En apenas dos décadas los de Hiroshima han evolucionado del rotativo del 787B al eficiente diésel sobrealimentado.

Mazda SKYACTIV-D Le Mans

En 1991 Mazda demostraba al mundo que el motor rotativo podía ser tan efectivo como fiable ganando las 24 Horas de Le Mans con el Mazda 787B.

Aún desconocemos las particularidades técnicas de este motor de carreras que ya está siendo sometido a ensayos en el banco de potencia, para iniciar sus pruebas en pista a finales de este año. El motor SKYACTIV-D de calle estrenado por el Mazda CX-5 sorprendía a propios y extraños por su relación de compresión extraordinariamente baja, concretamente de 14:1. En palabras de Mazda este sería “el motor de producción más avanzado y limpio que se ha visto nunca en el mundo de la competición”.

El inicio de la cooperación con el equipo Dempsey Racing es sólo la punta del iceberg de un proyecto más ambicioso que pretende suministrar motores de competición a todos aquellos clientes que así lo soliciten. Y la verdad es que teniendo en cuenta el elevado coste de poner en marcha un proyecto competitivo en una carrera como la de Le Mans, la idea de promocionar la tecnología SKYACTIV aunque sea únicamente como proveedor de motores no parece nada descabellada.

Fuente: Mazda
En Diariomotor: Se cumplen 20 años de la primera y única victoria de Mazda en las 24 horas de Le Mans

Lee a continuación: Audi corona a los híbridos en Le Mans con el R18 e-tron quattro

Ver todos los comentarios 9
  • EL MAS INGOGNITO

    la batalla se pone interesante solo falta que porsche cumpla para la fecha acordada y retorne sera un duele titanico y quien sabe si mercedes se anima recuerdan el mercedes gt 1 algo digno de admirar

  • X 2.0

    Me gusta, tiene buena pinta el proyecto, si ganan el proximo año a Audi será la ostia. Bien por Mazda.

    • Juancho

      Mazda participará en la LMP2, por tanto no competirán ni con Audi, ni Toyota o Pescarolo.

      Si competirán contra los Oreca, los Lola, los HPD, Zytek, etc...

      • X 2.0

        Gracias por el aporte Juancho ;)

  • Anónimo

    Otro zas en toda la boca para algunos... ajajajaja

  • Anónimo

    Otro zas en toda la boca para algunos... ajajajaja

  • ramon

    el coche tiene una pinta cuanto menos amenazadora

  • Mazda ya ha pasado a la historia de la competición, con el famoso motor rotativo Wankel (si teneís oportunidad de ver algún video del Mazda con este motor rotativo Wankel es uno de los mejores sonidos que podreis oir en competición). Suerte con este proyecto.

  • Pingback: Alpine vuelve a Le Mans()