comscore
MENÚ
Diariomotor
Mazda

4 MIN

Toque de color y equipamiento para los Mazda2, Mazda3 y Mazda5 Iruka en Ginebra

Sobre el stand de Mazda en el Salón de Ginebra de este año, lucía resplandeciente el nuevo Mazda6, prácticamente en el mismo lugar en el que hace ahora un año se exhibía el prototipo Takeri Concept cuyo aspecto prácticamente se calcó para el lanzamiento de la nueva berlina de Hiroshima. El próximo producto de Mazda lo conoceremos a lo largo de este año, el nuevo Mazda3, que estrenará también todas las tecnologías SKYACTIV que ya se han ido imponiendo en los dos últimos productos de la marca.

Mientras tanto Mazda presentó una nueva gama de equipamientos y estilo denominada Iruka. En España se comercializarán únicamente los Mazda2 Iruka, Mazda3 Iruka y Mazda5 Iruka, aunque sobre la moqueta de Ginebra también se exhibió un Mazda MX-5 Iruka con un toque de estilo que haría las delicias de cualquier aficionado al roadster por excelencia. La tónica dominante de todos ellos es el color exclusivo rojo Zeal Red, aunque también estarán disponibles en otros colores de la paleta de sus correspondientes gamas, y pingües detalles en retrovisores y llantas.

Pero sobre todo, la adquisición de un Iruka se justifica en aquellos casos que el cliente considera imprescindible extras tales como sensores de lluvia y aparcamiento, navegación o Bluetooth.

Mazda2 Iruka: 15.380 euros con motor 1.3 de 75 CV

Un único y modesto motor para el Mazda2 Iruka, el 1.3 de 75 CV.

El más pequeño de todos, el Mazda2 Iruka, incluirá de serie sensores de lluvia y luces, sensor de aparcamiento trasero, climatizador y sistema de navegación TomTom Sanyo. Además de la característica carrocería roja, los espejos retrovisores cuentan con cubiertas negras y calza unas llantas de aleación de 16”. A bordo tapicería de tela negra con costuras rojas y cristales oscurecidos.

Se comercializará con 5 puertas y el motor 1.3 de 75 CV de potencia. Su precio será de 15.380 euros, exactamente 1.280 euros más que un 1.3 75 CV con acabado Style+ y 420 euros menos que un 1.5 de 102 CV Style+ y cambio automático.

Mazda3 Iruka: diésel y gasolina desde 20.500 euros

Distinción y equipamiento añadido para el Mazda3, sin coste añadido respecto a un Style+.

Por otro lado tenemos el Mazda3 Iruka, que probablemente sea el modelo que más se ha beneficiado de esta nueva gama Iruka para afrontar la recta final de su vida comercial. Estará disponible con la carrocería en color Zeal Red, aunque también habrá una paleta con otros ocho colores a elegir. Estéticamente también se diferenciará por llantas de 17” con acabado brillante y retrovisores en color negro. A bordo cristales oscurecidos y tapicería de tela negra con costuras rojas.

Entre su equipamiento de serie ya incluirá climatizador bizona, sensores de lluvia y luces, espejo retrovisor antideslumbramiento y sensor de aparcamiento trasero. También Bluetooth y sistema de navegación TomTom Sanyo.

Este Mazda3 Iruka estará disponible con el motor 1.6 105 CV de gasolina, por 20.500 euros; y el 1.6 CRTD 115 CV diésel, por 22.050 euros. Y la razón por la cual decimos que es la mejor opción de la gama Iruka, es precisamente que su precio es exactamente el mismo que el ofrecido por un Style+, con la ventaja añadida del equipamiento extra que añade la versión Iruka.

Mazda5 Iruka: diésel y gasolina desde 24.650 euros

El Mazda5 Iruka añade distinción y navegador respecto a un Luxury.

Por último tenemos el Mazda5, el monovolumen más práctico con siete plazas y puertas traseras correderas. El aporte de distinción llega una vez más de la mano de acabado de carrocería Zeal Red, llantas de 17” y espejos retrovisores en color negro, amén de lunas tintadas. A bordo también cuenta con tapicería de tela negra y costuras rojas.

De serie el Iruka incluye climatizador automático, sensores de lluvia y luces, espejo retrovisor con función antideslumbramiento y sensor de aparcamiento trasero. También manos libres Bluetooth y sistema de navegación TomTom Sanyo.

La oferta de motores del Mazda5 Iruka incluye dos opciones: un diésel 1.6 CRTD de 115 CV por 26.500 euros y un gasolina 2.0 iStop 150 CV por 24.650 euros. El equipamiento y el detalle de distinción del Iruka supone un incremento de 1.400 euros respecto a un Style y de 200 euros (en el diésel) y 450 euros (en el gasolina) frente a un Luxury. En este caso la justificación del mayor coste de un Iruka que un Luxury, se debe a que el primero ya incluye de serie navegador y los detalles de distinción exteriores e interiores.

4
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Mazda En Diariomotor: Mazda2 | Mazda3 | Mazda5