Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba: la tecnología híbrida enchufable a examen

David Clavero  |  @ClaveroD  | 

Una semana, un plazo de siete días donde descubrir las luces y sombras de lo que supone adoptar en nuestro garaje un Toyota Prius Plug-In Hybrid y su apuesta por la tecnología de propulsión híbrida enchufable. Sí, es un Toyota Prius convencional donde encontramos algo más, pero ese algo más supone desembolsar una cantidad de 9.950 € a igualdad de equipamiento Advance donde, a favor del enchufable, encontramos la adición de asientos delanteros calefactables y una autonomía máxima en modo eléctrico de 23 kilómetros.

La diferencia de precios es la que es, valorar si es mucho, poco o suficiente es cuestión de cada uno. Pero ineludiblemente no todo es valorar el coste económico de su adquisición, aquí, decidir entre un sí o un no, supone un ejercicio de franqueza con uno mismo para conocer nuestras necesidades y posibilidades. Un enchufe donde poder recargar nuestras baterías siempre nos brindará un sustancial ahorro económico en el coste por kilómetro, y es ahí donde es justo que debamos comenzar.

La realidad a los mandos de un enchufable

Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (I): híbrido y eléctrico en un sólo botónToyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (I): híbrido y eléctrico en un sólo botónToyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (I): híbrido y eléctrico en un sólo botón

Hasta en 3 ocasiones que intentamos recargar en vía pública, el punto de recarga estuvo ocupado por un vehículo no enchufable

El Toyota Prius Plug-In Hybrid obliga a su propietario a hacer uso en la máxima medida posible de la energía eléctrica de sus baterías. Este hecho supone acostumbrarse a recargar el vehículo en cada conector que encontremos cerca del lugar de estacionamiento, siempre y cuando claro está, este conector nos permita recargar nuestras baterías al encontrarse accesible o libre de una ocupación poco deseable.

Contamos con una batería de 4,4 kWh que hace uso de la tecnología Ion-Litio y que supone un importante avance respecto a la batería de 1,3 kWh y tecnología Níquel-Metal-Hidruro que emplea el Toyota Prius convencional en su tercera generación. La autonomía máxima que homologa la variante Plug-In es de 23 kilómetros, siendo hasta 18,3 kilómetros de autonomía el máximo registro alcanzado durante la prueba empleando el modo optimizado “EV City” en recorridos puramente urbanos.

Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (III): la realidad a los mandos de un vehículo enchufableEspacio exclusivo para la recarga de vehículos eléctricos

Realizar la recarga es sencillo al igual que emplear su sistema de programación situado en el salpicadero cerca del volante en su parte superior. El conexionado emplea un socket SAE J1772 del lado de la toma de recarga ubicada en la zona posterior derecha cual boca de llenado de combustible, mientras que del lado de infraestructura, es un conector “Schuko” el que nos permitirá conectarnos a la red. La potencia máxima teórica es de 2,3 kW a una tensión de 230 Voltios y una intensidad de 10 Amperios. El tiempo para recargar completamente las baterías necesita en torno a 1,5 y 1,7 horas reales.

A nivel de funcionamiento, las diferencias son mínimas respecto al Toyota Prius convencional. Sólo el modo “EV City” destaca a la hora hacer uso de la idéntica planta híbrida de 136 CV. El modo optimizado denominado “EV City” limita la potencia máxima del propulsor eléctrico a 34 CV y la velocidad máxima en modo eléctrico hasta los 95 Km/h. Su enfoque es urbano y bajo los límites de este modo se pueden realizar el 100% de los trayectos en ciudad, encontrando prestaciones y agilidad más que de sobra para nunca exceder los límites legales de estos escenarios.

Cuando el coste por kilómetro en ciudad es nuestra prioridad

Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (IV): conclusiones y precio en España

Pensar en un uso fuera de la ciudad no ofrece ningún sentido a no ser que realmente tengamos fobia al uso del gasóleo. Las vías rápidas no son su mejor escenario, el funcionamiento híbrido cumple con lo que se le pide pero, el nivel de prestaciones que teóricamente ofrecen 140 CV, ni de lejos será cumplido por los 136 CV que emanan del esquema Hybrid Synergy Drive. La eficiencia es prioritaria, motivo por el cual en autovías su comparación con un gasolina es favorable, pero frente a vehículos diésel actuales se muestra incapaz en consumos y prestaciones.

La autonomía en modo eléctrico alcanzó un registro máximo de 18,3 kilómetros durante más de 1.500 Km de prueba

Por tanto, huelga subrayar su enfoque puramente urbano para un muy alto porcentaje de nuestros trayectos. El máximo ahorro se consigue con las baterías a plena carga, encontrando un beneficio igualmente alto al contar con mayor capacidad en el acumulador para regenerar más y mejor. En ciudad, siempre contamos con una reserva mínima de seguridad en la batería que nos permite realizar todos los arranques, maniobras y pequeños desplazamientos en modo 100% eléctrico. Jugar además con el selector del cambio automático entre las posiciones “D” y “B” nos brindará dos programas de retención diferentes con los que aprovechar en menor (D) o mayor media (B) las pendientes favorables.

El ordenador de a bordo del Toyota Prius Plug-In Hybrid es un buen compañero de viaje de cara estar al tanto del flujo de energía e informaciones relacionadas. No cuenta con ninguna diferencia respecto al Toyota Prius convencional y ciertamente presenta un funcionamiento al que hay que acostumbrarse para aprovecharlo al máximo. La inclusión del proyector HUD en el equipamiento de serie en este acabado Advance, el más básico de la variante Plug-In, ofrece además un extra de comodidad y efectividad a la hora de conocer la información más relevante con la proyección en el parabrisas de la velocidad y la barra de flujo constante de energía.

Conclusiones de la convivencia con un híbrido enchufable

Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (IV): conclusiones y precio en EspañaToyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (IV): conclusiones y precio en EspañaToyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (IV): conclusiones y precio en España

Su rival más directo es el Toyota Prius del que deriva con una autonomía eléctrica de 2 Km y un precio 9.950 € inferior

El Toyota Prius Plug-In no tiene rivales, por lo menos no directos. El sobreprecio de 9.950 € respecto al Toyota Prius convencional en el momento de escribir estas líneas, lo convierten en una elección a considerar muy detenidamente para justificar los beneficios que obtenemos a través del desembolso extra. Por concepción técnica, parecida que no idéntica, Chevrolet Volt y Opel Ampera son quizá las soluciones más cercanas. Sin embargo, la autonomía en modo eléctrico de hasta 64 kilómetros y un precio superior subrayan las distancias entre el híbrido enchufable de Toyota y el esquema eléctrico de autonomía extendida del grupo norteamericano.

Así, el Toyota Prius Plug-In Hybrid Advance cuenta con un precio de 33.250 €. Un precio alto respecto al Toyota Prius que a igualdad de equipamiento está a la venta por 23.300 €. Comparar este híbrido enchufable con un vehículo eléctrico no alberga sentido por lo escaso de su autonomía en modo eléctrico, si bien, su funcionamiento en este modo no ofrece diferencia alguna con cualquier eléctrico a baterías en lo que se refiere a confort de marcha, sonoridad y empuje en el inicio de la marcha.

En Tecmovia hemos desgranado en detalle todas las cuestiones abordadas aquí, intentando mostrar una visión más profunda de los motivos que nos hacen hablar de claros y oscuros en el Toyota Prius Plug-In Hybrid. No cabe la menor duda de que es un vehículo más avanzado que el Toyota Prius, sin embargo esta variante enchufable peca de no distanciarse de éste lo suficiente como para justificar el desembolso extra. Además hay que señalar que existen factores externos muy condicionantes a la hora de adquirir un vehículo enchufable, factores como la infraestructura de recarga y su verdadera disponibilidad y coste.

En Tecmovia: Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba Primera parte (I) | Segunda parte (II) | Tercera Parte (III) | Cuarta parte (IV)
En Diariomotor: Cultura, respeto y puntos de recarga públicos, la perfecta muestra del “Así nos va” | Toyota Prius (tercera generación), a prueba

Lee a continuación: Cultura, respeto y puntos de recarga públicos, la perfecta muestra del "Así nos va"

El Toyota Prius es el pionero universal de los coches híbridos y el modelo que "hizo posible" el cambio. A día de hoy se ha convertido en un coche extraño por su estética, exclusivo incluso, mientras su hermano pequeño el Corolla acapara todas las miradas y todas las ventas. Sigue siendo una opción más que interesante, si puedes vivir con su imagen.

Ver todos los comentarios 10

        El Toyota Prius es el pionero universal de los coches híbridos y el modelo que "hizo posible" el cambio. A día de hoy se ha convertido en un coche extraño por su estética, exclusivo incluso, mientras su hermano pequeño el Corolla acapara todas las miradas y todas las ventas. Sigue siendo una opción más que interesante, si puedes vivir con su imagen.