Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

Mazda sabe lo que de verdad importa

 |  @davidvillarreal  | 

El mundo se ha vuelto loco. Hoy en día parece que un coche no puede ser deportivo si no llega al menos a los 300 CV. Nuestros coches son cada vez más grandes y pesados, primero por la búsqueda de un enfoque más práctico, y segundo, porque los hemos cargado de tecnologías, sistemas y medidas de seguridad – lo cual es muy positivo – que hacen difícil cualquier Operación Bikini. Entre tanto, el irreductible de Hiroshima resiste. Y el mejor ejemplo lo tenemos en un Mazda MX-5 que se comercializará con dos motores con solo 131 y 160 CV. ¿Para qué más? Un nuevo Mazda MX-5 que ha ahorrado hasta 100 kilogramos con respecto a su predecesor, y que gracias a eso, y no a motores más potentes y complejos, será más rápido, ágil y divertido.

No solo es importante que goces de una tecnología puntera, sino también cómo se lo transmites a tus clientes. Y a menudo lo segundo es más complejo que lo primero.

El mejor ejemplo de esa filosofía que aboga por prestaciones y sensaciones sin necesidad de más potencia, o soluciones más complejas, como motores turbo, la tenemos en el Mazda MX-5. Pero no es el único caso. Mazda puede presumir de disponer de algunas de las tecnologías que más nos han enganchado en los últimos años, especialmente en lo que respecta a motores. Probablemente sea la única marca que sigue apostando por los motores de gasolina atmosféricos, y que reniega del turbo por una sencilla razón, no lo necesitan. De ahí que en su día calificásemos esta estrategia suya como “nadar contracorriente“.

A nosotros no hace falta que nos convenzan de por qué sus motores de gasolina no necesitan turbo, o por qué sus diésel, con cilindradas altas – por ejemplo 2.2 litros para 150 CV – son una apuesta segura. Pero, ¿cómo puede transmitir una marca estos valores a sus potenciales clientes?

Cuando Mazda preguntaba a alguien qué le evocaba su marca, nueve de cada diez contestaban Zoom Zoom. La publicidad no puede hacer un briefing al comprador de la tecnología de una marca, pero sí hacer que deje huella con reclamos que a veces pueden resultar insulsos, pero altamente pegadizos.

Mazda ha llevado a cabo campañas publicitarias con mucha repercusión, ¿quién no se acuerda de aquel Zoom Zoom de antaño? Ahora nos encontramos con una industria que en la búsqueda de ciertos valores, como la eficiencia, la reducción de emisiones y las prestaciones, ha abogado por motores cada vez más pequeños, y más dependientes del turbo. Mazda probablemente nunca haya gozado de una tecnología propia tan original y prometedora como en estos momentos. Pero una vez más, no solo importa la tecnología de que dispongas, sino de cómo transmites a tus clientes esos valores, cómo les convences de que tu Mazda 6 con motor diésel de 2.2 litros es mejor que un Volkswagen Passat con motores TDI de 2.0 y 1.6 litros. De por qué una berlina como un Mazda 6, o un SUV como el Mazda CX-5, con un motor de gasolina y, para más inri, sin turbo, no es una locura. ¿Pueden conseguirlo? Seguro que sí. Mazda ha conseguido lo que a muchos podía parecernos imposible, vender un diésel en Japón y que triunfase.

No es fácil de explicar, especialmente desde la publicidad. De hecho, la publicidad en última instancia no ha de encargarse de llegar a reflexiones tan profundas, lo habitual es que las campañas que más éxito tengan, que más calen en los compradores, sean aquellas que recurran a reclamos a veces banales e insulsos, pero pegadizos. Sí, como aquel “Zoom Zoom”. En aquellos años, Mazda aseguraba que cuando preguntaban a cualquiera que les evocaba su marca, lo primero que respondían 9 de cada 10 era “Zoom Zoom” (ver artículo de Autonews).

Mazda ha iniciado una nueva campaña, de momento en Estados Unidos, bajo el eslogan “Driving Matters”, y con el Mazda MX-5 como reclamo principal. Veremos qué sucede en Europa, si abogan por este eslogan, su traducción al castellano (para los españoles) o por otro gancho. Lo que tenemos muy claro es que Mazda sí sabe lo que de verdad importa.

En Diariomotor: Mazda CX-3: “Lost in Translation”, la irreverencia de vender un diésel en Japón

Lee a continuación: ¿En qué nos beneficia el acuerdo entre Mazda y Toyota?

Ver todos los comentarios 10
  • wunderbar

    Simplemente hay que solicitar una prueba en el concesionario Mazda más cercano para comprobar lo bien que van. La semana pasada tuve la oportunidad de probar un Mazda 3 2.2 Skyactiv-D en acabado Luxury y todo lo que puedo decir de él es bueno: para ser diésel no transmitía ni una sola vibración al interior, el cambio tiene unos recorridos cortos y precisos, el volante y asiento te permiten encontrar una posición de conducción cómoda…

    Y en acabados también han mejorado muchísimo. Para mi gusto sólo eliminaría los acabados en símil carbono, el resto pasa con muy buena nota. El aspecto de los plásticos es muy bueno y el tacto del cuero excelente.

    Por 30.000 euros algunos dirán que es caro pero comparando el equipamiento con coches de otras marcas te das cuenta que para nada lo es y pocos coches te transmiten esa sensación de durar años que te dan los nuevos Mazda.

    Ansioso estoy de probar el nuevo Mazda MX-5…

  • Paquito Campeller

    A veces dejo volar la imaginación y pienso si Mazda no podría hacer un motor gordo, digamos un 4 litros V6 con su nueva tecnología de consumo contenido, para dotar a un deportivo coupé grande, pongamos un Mazda 6, un Mazda 6 de dos puertas, afilado, con rostro de felino cabreado…

  • Germán

    Simplemente Mazda. Si a un aficionado al motor (de los de verdad, no los que dicen que no veas cómo tiran los BiTurbo diésel) le preguntas cuál es la marca que más enfocada está al placer de conducir, te responderá Mazda. Y se lo han ganado a pulso.

  • Sergio Laín

    Este coche es increible no necesita una potencia desmesurada para ser divertido

  • Felipe Gómez

    el “zoom zoom” caló tanto que hasta salió en una escena de Padre de Familia( Family Guy) de la última temporada

  • Paco Tce

    Vamos a poner las cartas sobre la mesa, a Mazda le gusta llevar la contraria y eso es algo que llevan haciendo desde siempre, han tenido motores rotativos cuando no los montaba nadie, han tenido turbos-gasolinas potentes cuando no lo hacía casi nadie y ahora que todo el mundo apuesta por el dowsizing y el turbo ellos siguen “erre con erre” con motores atmosféricos de cilindradas relativamente altas. Es su apuesta, al igual que por ejemplo Lexus siempre ha apostado por los híbridos en lugar de los diésel, a mi me parece bien que lo hagan, que se distingan de algún modo de la competencia.
    He visitado 3 concesionarios de Mazda durante los años que llevo conduciendo en diferentes momentos, buscando alternativas a los manidos clásicos del sector y siempre me ha sorprendido por cómo los comerciales de la marca tienen un cierto aire de prepotencia al hablar de precios, calidades, conducción, etc. el último fue durante el año pasado antes de comprarme el Megane, cuando pregunté por los precios de los nuevos Mazda3 el comercial que me atendió directamente me preguntó: “pero, ¿cuánto quieres pagar? porque nosotros por menos de 19.000€ no tenemos nada del segmento que buscas”, vaya, me ofrecían el Mazda3 más básico con el motor de 100cv por 19.300€ con los descuentos incluidos, sinceramente FLIPÉ!! El tipo me decía que era una marca PREMIUM aunque en Europa no se considerase así, los japoneses lo tenían muy claro y no se podía comparar en ningún aspecto con los generalistas europeos, así que seguí buscando en otras marcas y al final me quedé con Renault porque era el que antes me daba el coche y tenía un precio en relación al equipamiento que llevaba más reducido.

    • Tenoriosaurio

      Yo les dije a dos comerciales de distintos concesionarios Mazda que estaba entre el DS4, el Civic y el Mazda3. Uno dijo que Mazda es una premium japonesa y que le ha ganado terreno a Honda, que el civic no es comparable a su mazda3. El otro me dijo entre risas “comprarte un citroen es lo peor que puedes hacer en la vida, te arrepentirás en seguida de no haber elegido Mazda.”
      Así que, sí, te tratan con prepotencia hacia el resto de generalistas. Yo creo que los directores en la formación de sus comerciales les dicen que deben de ser así, ya sería mucha casualidad, pero vamos, en mi opinión, todo eso está de más. Si al cliente le gusta Mazda y va al concesionario es porque le interesa el coche, no hace falta meterle la idea de premium a fuego pase lo que pase.

      Yo probé el 3 sedán de 120 cv gasolina y va sorprendentemente bien, parece que tenga más potencia, desde luego dejaba en ridículo a mi megane que también tiene 120cv, aunque éste último es cierto que pesa unos 300 kgs más, que es el cabrio.

      • Porsche Caballero

        Premium Mazda? Joder, yo les hubiera regalado unas piruletas y una bolsita de Sugus. Es una buena marca, pero esos dos se fliparon.
        Hablar mal de los rivales es muy poco elegante, vaya piezas de comerciales, así les va en ventas a la marca.

  • Alejandro

    Lo veo como un auténtico deportivo, un mini F-Type. Es perfecto, sólo espero que el precio sea más o menos el de la generación saliente.

  • Skunito

    Desde hace dos meses tengo un MX5 de la anterior generacion y os puedo decir que no habia conducido ningun coche que transmitiera tanto como este, te puedes divertir con el sin problemas legales de velocidad, y mi decision fue por que en un viaje recorriendo estados unidos me alquile un Mazda 3 y me quede flipado de lo bien que iban los mazdas