CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

2 MIN

Mazda nos recuerda, a golpe de Mazda CX-3, que los B-SUV también existen en EEUU, en la tierra de la Ford F-150

Mario Herraiz | @HerraizM | 11 Jun 2016
1440_portada_CX-3-20141118_2016_Mazda_CX-3_41
1440_portada_CX-3-20141118_2016_Mazda_CX-3_41

El Mazda CX-3 es uno de nuestros SUV favoritos del segmento B-SUV, un segmento en el que nos encontramos también al Renault Captur, al Peugeot 2008 o al Nissan Juke y que difícilmente podríamos imaginar gozando de cierto éxito en Estados Unidos. Mazda presenta al Mazda CX-3 MY2017 en Norteamérica con la intención de lograrlo, ¿será bien recibido?

El Mazda CX-3 2017 llega al mercado estadounidense proponiéndonos una única mecánica, un 2.0 Skyactiv-G, gasolina, de 150 caballos, automático y con tracción 4X2 o 4X4, siendo su precio de partida de 19.960 dólares, unos 17.560 euros, dejando menos de 2.000 dólares de diferencia con el Mazda CX-5.

Cuando pensamos en el mercado automovilístico de Estados Unidos es fácil caer en el tópico de grandes berlinas, grandes muscle car, grandes SUV y grandes pick-ups. Todo King Size. Por eso nos cuesta pensar en la posible acogida de un SUV pequeño, un SUV que, dicho sea de paso, nos ha demostrado grandes cualidades dinámicas en nuestra prueba (ver prueba del Mazda CX-3).

La oferta de B-SUV en Estados Unidos es considerablemente más reducida ante la falta de presencia de firmas como Peugeot o Renault, pero no le faltan rivales al Mazda CX-3. Nissan comercializa el Nissan Juke en Estados Unidos, Jeep cuenta con el Jeep Renegade y Fiat, fruto de su desembarco estadounidense, cuenta con un Fiat 500X amparado además por la buena presencia del Fiat 500.

Todos ellos rondan los 20.000 dólares.

Desde luego las diferencias entre mercados cada vez son menores, ahora sólo queda que maravillas como el Chevrolet Corvette Z06 o el Dodge Challenger Hellcat se popularicen a este lado del Atlántico.

Vídeo destacado del Mazda CX-3