¿Un Porsche Cayman con el V8 de un Ford Mustang? La locura que no esperabas ver hoy

Mario Herraiz  |  @HerraizM  | 

¿Qué hace un Porsche con motor de Ford? No, no hay prevista ninguna colaboración entre la firma norteamericana y los alemanes pero a alguien se le ha ocurrido que era buena idea plantarle a un Porsche Cayman la mecánica de un Ford Mustang, ¿el resultado? Un engendro de lo más sugerente con cierto sabor a sacrilegio para aquellos que amamos a los motores boxer.

A espaldas del habitáculo de este Porsche Cayman habita ahora el V8 de 5 litros que emplea el Ford Mustang, heredado directamente de un Boss 302.

Gracias a este nuevo propulsor el Porsche Cayman cuenta con una potencia de 424 caballos y su par es de casi 500 Nm. Unas cifras bastante considerables con el “encanto” adicional de de la rareza que supone el hecho de alzar el portón del maletero y toparte con un señor V8 en lugar del “six flat” original.

Recordemos que actualmente Porsche se ha despedido de los bloques de 6 cilindros en el Porsche Cayman, ahora Porsche 718 Cayman, para dejar paso a un nuevo motor bóxer turbo de 4 cilindros. Este bloque, también presente en el Porsche 718 Boxster, ofrece una potencia de 300 caballos, 350 caballos en el caso de la versión S.

En vídeo: este es el Porsche Cayman con motor de Ford Mustang

Lee a continuación: El Porsche Cayman GT4 es aún más rápido en Nürburgring gracias a Manthey Racing

El Porsche 718 Cayman es la versión de techo rígido del 718 Boxter y, por tanto, el hermano pequeño del mítico Porsche 911. Con motor central y unas dimensiones y peso más contenidos que su hermano mayor, supone una alternativa lúdica sobresaliente, sin llegar a ser un enemigo directo que represente una amenaza.

Ver todos los comentarios 3
  • nuevoenesto

    Pues no me importaría conducirlo.

  • ADN

    Y el motor original?
    Ese podrian montarlo en un buggy o algo por el estilo.

  • joseluis

    Con el motor arrancado y las ventanillas cerradas puede cerrar al vacío el habitaculo.

El Porsche 718 Cayman es la versión de techo rígido del 718 Boxter y, por tanto, el hermano pequeño del mítico Porsche 911. Con motor central y unas dimensiones y peso más contenidos que su hermano mayor, supone una alternativa lúdica sobresaliente, sin llegar a ser un enemigo directo que represente una amenaza.