5 roadster deportivos alemanes que siempre soñaste tener y ahora puedes comprar por 10.000€

 |  @davidvillarreal  | 

Te encantan los coches. Eres incapaz de mantener tu cabeza recta cuando oyes a tu espalda un rugido reconocible, y ves pasar un deportivo que seguro desearías estuviera aparcado en tu garaje. Lo único en lo que piensas es en juntar unos ahorrillos, y hacerte con un coche interesante y divertido. Procrastinas, y alguna que otra vez te escaqueas en el trabajo, revisando anuncios del mercado de ocasión. El concepto de deportivo es probable que haya quedado muy desdibujado con el paso de los años. Existen compactos deportivos, inmensos familiares deportivos, e incluso vehículos todocamino deportivos. Pero ninguno podrá equipararse con una de las experiencias más apasionantes para cualquier amante de la conducción y la velocidad, el hecho de conducir un roadster. Un roadster, como tal, ha de ser descapotable, biplaza y, a ser posible, de tracción trasera. Y es por eso que hemos querido recopilar estos 5 roadster deportivos, y más concretamente alemanes, que siempre soñaste tener y ahora te puedes comprar por menos de 10.000€.

1. BMW Z3 (desde 1995)

Si aspiras a algo más que pasear con un BMW picante decántate por un motor de seis cilindros.

La razón de este artículo, y la obsesión que durante años me ha perseguido, es un roadster alemán y se llama BMW Z3. El BMW Z3 abriría una generación de roadsters BMW para todos los públicos, que hasta hace unos días se perpetuaría con el BMW Z4. Es probable que el BMW Z3 sea el mejor roadster del mercado de ocasión a la hora de combinar factores como exclusividad, no superar los 20 años de antigüedad, deportividad y diversión.

Es posible encontrar un BMW Z3 por menos de 10.000€, y por mucho menos. Pero evidentemente también hemos de tener en cuenta otros factores de interés, como su equipamiento, o el hecho de que este cuente con cuatro o seis cilindros. A mi juicio, un Z siempre debería llevar un motor de seis cilindros. En cualquier caso, para aquellos que busquen un roadster divertido, y atractivo, sin demasiadas aspiraciones deportivas, los motores de cuatro cilindros con que se comercializó el BMW Z3 pueden cumplir, de sobra, tal cometido.

2. Porsche Boxster (desde 1996)

Un Porsche de estética moderna, descapotable, y divertido, por menos de 10.000€. ¿Dónde hay que firmar?

Me atrevería a decir que casi todo amante de los deportivos siempre habrá soñado con tener un Porsche en el garaje. Y existen pocas oportunidades, por no decir ninguna, de tener un deportivo Porsche de los años noventa en adelante mejores que un Boxster. Aún con el paso de los años, y varias generaciones, un Porsche Boxster sigue gozando de ese toque exclusivo, y de esos rasgos casi intemporales de los que siempre hizo gala su hermano mayor, el Porsche 911.

Por debajo del precio de corte, de los 10.000€, no existen tantas oportunidades como en otros roadster de esta recopilación de coches, y habría que jugar con factores que reducen el importe de la factura, como el kilometraje, la antigüedad, el equipamiento, y el estado aparente del vehículo. En cualquier caso, insistimos, no existen más alternativas que esta que nos permitan acceder a un Porsche relativamente moderno y con un presupuesto tan ajustado.

3. Mercedes SLK (desde 1996)

Otro modelo imprescindible, que no podía faltar en esta lista, es la respuesta que Mercedes-Benz tendría en los años noventa a los roadster económicos de la competencia, y a productos tan populares como el Mazda MX-5. En mi cabeza, un buen roadster ha de llevar una buena capota de lona y, si se tercia, siempre habrá posibilidad de adquirir un buen techo rígido para viajar en otoño. Mercedes-Benz tuvo el atrevimiento, y la gran idea, de estrenar un techo rígido denominado Vario-Roof.

Quizás no tenga el encanto de un Porsche, ni la rabia de un Z3 de seis cilindros, pero lo cierto es que la variedad de Mercedes SLK presentes en el mercado, y sus precios, hacen que se convierta en una opción excelente para aquellos cuyo presupuesto sea muy ajustado y valoren la comodidad del techo rígido escamoteable, sin aspirar a motores muy picantes más allá de los famosos cuatro cilindros sobrealimentados Kompressor.

4. Audi TT Roadster (desde 1999)

Lástima la ausencia de tracción trasera. El Audi TT Roadster solo está disponible con tracción delantera o total Quattro.

La del Audi TT Roadster es también una propuesta bien diferente a la del resto de roadster que hemos mencionado en este artículo. Podría decirse que el Audi TT Roadster no nació como roadster, sino que se transformó en roadster por las circunstancias que le rodeaban. El Audi TT Roadster se transformó en un descapotable biplaza partiendo de un coupé de 2+2 plazas. Tampoco se comercializó con tracción trasera, estando disponible con tracción delantera de serie y únicamente con tracción Quattro como opción.

Es un roadster del que también se pueden encontrar unidades aceptables, y del año 2000 en adelante, sin salirnos del presupuesto marcado.

5. smart roadster (desde 2003)

Probablemente sea la alternativa más económica, y a la vez modesta, de esta recopilación, pero probablemente también el roadster más raro y por lo tanto exclusivo. He de reconocer que también es uno de esos coches que siempre he seguido con atención en los portales de segunda mano.

A finales de los noventa, y mientras smart se consolidaba como marca, alguien debió pensar en el potencial del smart fortwo – ligero, tracción trasera, motor posterior-central – con un cuerpo de deportivo. Y fue entonces cuando tomaron la brillante decisión de lanzar un deportivo, con techo de tipo targa, el smart roadster. Para más inri, smart optó por comercializarlo en dos sabores, con luneta trasera fija y un pequeño voladizo, o con una trasera de tipo fastback acristalada, así como un techo rígido, o de lona, para cubrir el habitáculo.

Es cierto que la gama de motores era muy modesta, con alternativas de tres cilindros con y sin turbo y, por desgracia, ausencia de cambio manual, pero estaréis conmigo en que con menos de 800 kilogramos, y su carrocería tan baja y compacta, su propuesta se antoja como mínimo interesante.

En Diariomotor:

Lee a continuación: #GarajeDiariomotor ¿Qué tiene de relevante el volante del Porsche 718 Boxster?

El Audi TT Roadster es la alternativa descapotable del Audi TT, cambiando la presencia de las plazas traseras por una nueva configuración biplaza y un techo de lona.

Ver todos los comentarios 8
  • ADN

    El Porsche es realmente interesante, pero de la lista en su momento pude hacerme con un Smart Roadster. Es divertido, pero hasta ahí, el desempeño no va acorde al bonito diseño, pero eso se sabe desde que se compra.

  • Rotodos Shur

    Prefiero un MX5

    • Leonmafioso

      con un motor ls373/525

  • Danielrs500

    No se que tienen de especial los diseños de los Smart Roadster o el incomprendido ForFour de primera generación, pero se lo que sea. me encantan!!!

  • Manolo

    De esta lista mi primera elección sería el Boxster, seguido del Z3.

  • Mkz

    De la lista sólo he probado el smart de 82 y bueno, está bien para un rato de curvas porque se agarra muchisimo y vas tan tumbado casi a ras de suelo que parece que te van a atropellar…(has de estar en forma para entrar y salir del coche) Por otro lado el motor en rectas es muy justito y el cambio… Uf el cambio es hiperlento. Arruina en parte la experiencia. Y luego dirección resistida que por curvas una pasada y por ciudad es como una sesión de mancuernas. En definitiva es un juguete tan incómodo como divertido.

  • Germán Medina Pérez

    De ellos sólo he podido manejar el BMW Z3 y fue amor a primera vista, lo escogería con los ojos cerrados…

  • R.E. Olds

    Z3 y SLK en ese orden, y aun no estoy muy seguro.