Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Vídeos
Logo Icon

18 MIN

Peugeot ya tiene su equipo de ensueño para el Dakar 2016

Peugeot ha conseguido la cuadratura del círculo. Después de un año en el que los retrasos y el diseño fallido lastraron el proyecto del Dakar, la firma del león ha reunido al Dream Team que a todo equipo le gustaría tener para competir en el Rally-Raid más duro del planeta. En sus filas cuenta con 11 títulos del Mundial de Rallyes (9 de Sébastien Loeb y 2 de Carlos Sainz) sumados a los 17 triunfos individuales en el Dakar de sus pilotos (11 de Stéphane Peterhansel, 5 de Cyril Despres y otro del piloto madrileño).

Obviamente no había que ser muy espabilados para saber que Red Bull explotaría dicha bomba publicitaria con un vídeo 100% dirigido al marketing parodiando a la mítica serie de televisión ‘El Equipo A’. Con Carlos Sainz en el papel del jefe, Hannibal Smith, Despres en el de Murdock, Peterhansel como M.A Baracus y el último en llegar, Sébastien Loeb como el que en España es conocido como 'Fénix', el coronel Templeton Peck.

Un equipo que a buen seguro dará mucha guerra debido al espíritu combativo de los cuatro pilotos, pero que de primeras ya se encuentra con una edición 2016 del Dakar en la que parten con desventaja debido a la fisionomía del recorrido. Con muy pocos kilómetros de desierto debido a la caída de última hora de Perú, el buggy de la marca gala deberá rendir en un terreno para el que teóricamente no ha sido diseñado, las pistas de rally.

Con dos ex-campeones del WRC en el equipo, las posibles deficiencias del 2008 DKR pueden ser contrarrestadas a base de manos, aun así que no os engañen, tendrán que correr mucho para poder batir a los MINI de X-Raid (tracción total) e incluso a las Toyota Hilux V8. Un equipo muy equilibrado el formado por Peugeot, ya que lejos de los nombres y éxitos de cada uno, podemos encontrar dos estilos de pilotaje claramente definidos.

Mientras que Peterhansel y Despres son la parte diésel, los corredores de fondo o resistencia expertos en navegación y capaces de darte un susto al estar delante en la última semana del Dakar aprovechando tus errores, Loeb y Sainz son un perfil completamente distinto. Los ex-compañeros en el equipo Citroën aportan la rapidez, técnica y lucha por cada segundo que tal vez los dos pilotos venidos de las dos ruedas no tienen y que se adapta mejor a la nueva filosofía del Dakar. Podemos decir que la primera parte suele asegurar un buen resultado final, mientras que los ex del WRC traerán a buen seguro los triunfos de etapa.

En cuanto al modelo, parece seguro que tanto Sainz como Peterhansel contarán con dos unidades del 2008 DKR16 para estrenar con motivo de la salida en Buenos Aires, sin embargo, habrá que esperar para ver si tanto Despres como Loeb gozan de dicho privilegio o tienen que recurrir a los modelos viejos evolucionados, tal y como ocurrió en el doblete cosechado por Peugeot Sport en el pasado Grand Rally China.

En principio, además de todas las novedades que ya comentamos la pasada semana, el nuevo 2008 DKR ha visto modificado su motor V6 biturbo, reduciéndose su cilindrada de los 3.200cc hasta los 2.993cc, consiguiendo aumentar la potencia en 10 CV hasta los 350. Por lo tanto, el modelo que debutará en el Dakar 2016, además de tener una mayor estabilidad, ser más ligero y fácil de pilotar, también será más potente.

Peugeot tiene todos los ingredientes de calidad para hacer una gran receta y recuperar la gloria en el Dakar 26 años después (se les fastidió la celebración de las bodas de plata). Sin embargo, y tal y como se demostró en 2015, hay veces que si no se tiene el tiempo de cocción adecuado y la atmósfera perfecta, el resultado del plato no es el esperado. Veremos si los planes salen finalmente bien.

30
FOTOS
VER TODASVER TODAS