CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

Porsche sella en Shanghái el título de constructores

Eloy Entrambasaguas | 1 Nov 2015
Mark Webber 919 2015
Mark Webber 919 2015

Nada nuevo en el horizonte del Mundial de Resistencia. Como ya ocurrió en Fuji, la lluvia dio pequeñas esperanzas a Audi antes de que los Porsche 919 hybrid recuperaran el nivel que han mantenido desde las 24 Horas de Le Mans para sumar un nuevo doblete que da la marca de Zuffenhausen el título de constructores. Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber lograron su cuarta victoria consecutiva.

Porsche se hizo con facilidad con la pole, logrando tiempos nada ridículos en comparación con los marcados por el Mundial de Fórmula 1 durante el Gran Premio de China, pero una pista encharcada durante la primera parte de carrera dio a Audi la oportunidad de acechar a los 919 hybrid y en especial al número 17, que desde el primer momento lideró los esfuerzos de los de Stuttgart.

Sin embargo una vez la pista se secó Bernhard, Hartley y Webber dijeron adiós con la manita y dejaron a sus compañeros del 18 pelear con los Audi R18, que tuvieron una última oportunidad gracias al trompo de Romain Dumas en la quinta hora de carrera. Pero ni por esas se le escapó a Porsche el doblete, debiéndose conformar Audi con colocar su coche número 7 en el tercer escalón del podio.

Mientras que los cuatro LMP1 alemanes cruzaron línea de meta en la misma vuelta, el mayor reflejo del paso sin pena ni gloria de Toyota por esta temporada del Mundial de Resistencia está en las cuatro y cinco vueltas que cedieron sus TS040. Por una vez, el coche japonés número 2 superó a los campeones de 2014, a lo cual contribuyó un pilotaje más que cuestionable de Kazuki Nakajima bajo la lluvia. En cuanto a los LMP1-L, Rebellion se hizo con la victoria sobre ByKolles pese al abandono del R-One #13 y un accidente del #12 en los compases finales de carrera.

En LMP2 Signatech Alpine logró su primer triunfo en el Mundial de Resistencia no sin cierta polémica, pues en esta carrera se estrenaba como compañero de Nelson Panciatici y Paul-Loup Chatin el también francés Tom Dillmann. El ganador en GP2 y expiloto de desarrollo en F3 de Volkswagen es considerado por FIA y ACO como un piloto 'plata', es decir, gentleman driver. Y esta no es sino una prueba más de que la clave en LMP2 y GTE-Am es muchas veces buscar al piloto 'malo' menos malo. En clave de campeonato G-Drive acabó en segunda posición, aumentando ligeramente su ventaja con respecto a KCMG.

En GTE-Pro también triunfó Porsche, devolviendo así el golpe a Ferrari tras la victoria italiana en Fuji. Al ganar junto a Christensen, Richard Lietz afrontará la última cita del Mundial con veinte puntos de ventaja sobre los pilotos de Ferrari. En cambio, Ferrari aventaja a Porsche en cuatro puntos. Entre los Amateurs, se impuso el Ferrari de Aguas, Collard y Perrodo, que tratarán de disputar en Sakhir el título a SMP Racing, terceros en Shanghái.

Las Seis Horas de Bahréin decidirán no sólo LMP2, GTE-Pro y GTE-Am, sino también el título de pilotos en LMP1, donde Bernhard, Hartley y Webber disponen de doce puntos de ventaja sobre Lotterer, Fässler y Tréluyer.

Foto | Red Bull Content Pool