McLaren conquista la Blancpain Endurance Cup pese a no puntuar en Nürburgring

 |  @eloy_eg  | 

Curioso desenlace ha tenido la Blancpain Endurance Cup, el certamen que engloba las carreras de resistencia pertenecientes a las Blancpain GT Series 2016. La última cita de tres horas de la temporada, en Nürburgring, decantó el título a favor de Garage 59 y sus pilotos Shane van Gisbergen, Côme Ledogar y Rob Bell pese a que ni siquiera puntuaron en Alemania. Y de hecho eso jugó a favor del neozelandés, que se ausentó al tener cita de los Supercars australianos en Sandown.

De hecho la segunda mitad de temporada de los McLaren 650S GT3 ha sido lamentable, pero los frutos recogidos en la parte inicial del año han sido suficientes para que sus pilotos lograran el campeonato por un solo punto de diferencia y que Garage 59 ganara en el desempate a WRT y Bentley en la clasificación por equipos. Eso sí, otro gallo cantará en la general de las Blancpain GT Series, que quedará definida en el Circuit de Barcelona-Catalunya dentro de dos fines de semana.

En lo que respecta a las 3 Horas de Nürburgring, se trataba de la segunda visita de los GT3 de Ratel al trazado alemán, pues ya disputó esta temporada una cita al sprint en su trazado corto. Y hubo relativa sorpresa, pues tanto la pole como la victoria final fueron a parar a un coche no tan habitual en los puestos de cabeza pero que se mostró intratable durante el fin de semana: el Lamborghini Huracán de Grasser.

Luca Stolz, que compartía Lamborghini con Beretta y Piccini, marcó el mejor tiempo en una sesión de clasificación disputada a una sola ronda debido a la niebla entre la cual amaneció en Nürburgring. El alemán batió al Audi R8 de De Philippi, Stevens y Mies por algo más de dos décimas, quedando en un segundo de margen el Ferrari Pro de AF Corse, el primero de los Mercedes de HTP y el segundo Lamborghini de Grasser. Lucas Ordóñez fue el mejor español en parrilla, 11º, justo por delante de Andy Soucek pese a que su Bentley provocó una bandera roja.

En carrera no fue el Lamborghini de la pole sino el que salía quinto quien marcó la pauta. Y es que Mirko Bortolotti lo colocó pronto en cabeza, manteniendo el nivel sus compañeros Rolf Ineichen y Christian Engelhart hasta la bandera a cuadros pese a que el Audi #1 lo intentó todo para ponerles contra las cuerdas. Pero el orden se mantuvo, alcanzando el tercer escalón del podio el Nissan GT-R de Lucas Ordóñez, Alex Buncombe y Mitsunori Takaboshi en su mejor actuación del año.

Este podio dejó fuera de toda opción de título a HTP, pues el cuarto puesto Baumann, Buhk y Jaafar fue insuficiente para alcanzar ninguno de los títulos en juego, aunque vale mucho de cara a la clasificación de las Blancpain GT Series, que lideran en la actualidad. Y así es como el 30º puesto en Nürburgring de Bell, Ledogar y Tappy, aquí sustituto de Van Gisbergen, fue suficiente para amarrar la corona.

Más allá del podio de Ordóñez, no fue una buena cita para los españoles. Andy Soucek llegaba con mínimas opciones de título pero sólo pudo alcanzar meta en 20ª posición tras un fin de semana complicado para Bentley Racing, mientras que Albert Costa vio cómo su Jaguar abandonaba a las primeras de cambio. Miguel Toril por su parte finalizó 5º en categoría Pro-Am, obteniendo así el tercer puesto en la clasificación de esta categoría. El título fue para Broniszewski/Bonacini/Rizzoli, imponiéndose en esta cita el Ferrari 458 de Mattschull/Parrow/Keilwitz. En la AM Cup la victoria fue para Mann/Guedes/Mastronardi, insuficiente para arrebatar el campeonato a Talbot, Zanuttini y Gitlin.

Las Blancpain GT Series celebrarán su última cita del año, al sprint, en el Circuit de Barcelona-Catalunya dentro de dos semanas.

Foto | Blancpain GT Series

Lee a continuación: El Gran Premio de Singapur desde dentro – Domingo

  • M.A.

    En la temporada GT 2016 lo que me han decepcionado han sido los nuevos Ferrari 488. No han brillado en ningún campeonato.
    Ni siquiera en el WEC.