Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Otros rallyes
Logo Icon

2 MIN

¿Y si es a Audi Sport a la que le interesa un futuro eléctrico del Mundial de RallyCross?

La salida confirmada de Audi del Mundial de Resistencia ha disparado los rumores. Algunos sueñan con un posible regreso de la firma de los cuatro aros al Mundial de Rallyes (a pesar de la presencia ya de Volkswagen en él), otros hablan del inagotable rumor del interés de los de Ingolstadt en la Fórmula 1 y por último están los que apuntan a que el más inmediato futuro de la marca pasa por la tecnología eléctrica y por tanto por la Fórmula E.

Sin embargo, no sólo el campeonato de monoplazas eléctricos puede estar de enhorabuena con la nueva política publicitaria y deportiva de Audi. Hace ya algunos meses, los medios británicos apuntaron a que Volkswagen había tanteado a la FIA y al promotor del World RX, IMG, sobre la posibilidad de competir en el Campeonato del Mundo con un Supercar eléctrico.

El futuro de Audi para por la tecnología eléctrica mientras se mantienen a la espera de ver cómo evoluciona el interés por la pila de combustible

Si bien se rumorea que Volkswagen estaría trabajando en hacer más competitivo al Polo 4x4 T16 Supercar construido por Marklund Motorsport, ayudando al preparador sueco con recursos tanto económicos como humanos (se habla de FX Demaison y SEAT Sport podrían colaborar en ello), Audi podría ocupar otro papel, tras resultar campeones del Mundial de RallyCross este año junto a Mattias Ekström.

Según Rallye-Magazin, este paso atrás en los circuitos podría llevar a Audi a crear un equipo de fábrica aún más grande (actualmente el apoyo al EKS RX es limitado, haciendo que no sea una formación 100% oficial como Peugeot o Ford) siempre que se permita la competición con tecnología de propulsión eléctrica. Sin duda, las carreras de RallyCross serían el nicho perfecto para este tipo de motores, gracias a la entrega de par que ofrecen y a lo cortas que son las carreras, permitiendo el cambio o la recarga entre mangas.

Ahora la pregunta está en si Audi puede estar interesada en competir contra modelos de combustión interna o con un World RX plenamente eléctrico. Si es la segunda, se está pidiendo a los aficionados que renuncien a uno de los grandes atractivos de esta disciplina: el brutal sonido de los Supercars.