Bryce Menzies regresa de su lesión con un salto en el Cementerio de Aviones de Tucson digno de videojuego

 |  @fernischumi  | 

Hasta el pasado mes de agosto no habíamos visto competir a Bryce Menzies después del tremendo accidente que sufrió el estadounidense en la segunda etapa del Rally Dakar 2018. Si posibilidad de correr hasta el verano, Menzies incluso había cedido uno de sus coches a Cyril Despres para que descubriera cómo se viven las bajas norteamericanas sobre cuatro ruedas, en este caso al volante de uno de los Trophy Trucks. Ahora, ya recuperado de su espalda, Bryce ha vuelto a sentirse piloto y, aunque no conocemos si seguirá formando parte del futuro equipo X-Raid/MINI, en cualquiera de sus dos variantes, sí podemos disfrutar de sus malabarismos en un vehículo de competición.

Después de estrenar su nuevo Truck con tracción total, Menzies presentó en colaboración con Ubisoft un nuevo reto que permitiría al ganador sentarse a su derecha en un enclave único prácticamente en el mundo, el Cementerio de Aviones de Tucson, Arizona, posiblemente uno de los escenarios más conocidos para los habituales títulos mundo abierto de los videojuegos como GTA o el The Crew 2. Precisamente el Ford F-150 SVT RAPTOR EVO 2 decorado con la librea utilizada tradicionalmente por Menzies era uno de los vehículos que podíamos encontrar en el lanzamiento de esta segunda edición del videojuego de la saga The Crew, algo que dio pie a un concurso en e llevaría al vencedor a comprobar el gusto de sentarse a la derecha del norteamericano.

Néstor Sánchez fue el jugador que se llevaría finalmente el premio de Ubisoft, disfrutando por tanto de algunas maniobras que no son muy habituales en el mundo real, entre ellos, un salto por encima de una de las alas de uno de los cientos de aviones que podemos encontrar en este lugar. ¿Hasta dónde llega la escena de videojuego y dónde comienza la real?

Face Your Ride – Making Of:

Lee a continuación: Toro Rosso y Red Bull imitarán el modelo de Haas F1 a partir de 2019