Denny Hamlin gana en Kansas, Chase Elliott pasa de ronda por puntos

 | 

La emoción dejó lugar al aburrimiento para regresar al final de una cita tensa de la Monster Energy NASCAR Cup Series en Kansas, cierre de la segunda ronda del playoff por el título. Los coches que estaban en peligro necesitaban la victoria, denegada ante el dominio de los Toyota a la hora de la verdad. Sin embargo, el triunfo de Denny Hamlin y su reafirmación entre los favoritos al campeonato vino acompañado por la remontada de Chase Elliott, que finalizó segundo con muchos puntos de segmento y desbancó al final a un nervioso Brad Keselowski que no tuvo el ritmo necesario.

Daniel Hemric y David Ragan salían en una sorprendente primera fila y fueron relegados rápidamente por los potentes Penske y Ganassi de los alrededores. Kyle Larson y Brad Keselowski pelearon brevemente por el liderato y el #42 acabó yéndose de forma autoritaria, adquiriendo un hueco de siete segundos antes de la ronda de paradas bajo bandera verde. Kevin Harvick salió último por no pasar la inspección pre-clasificación y Joey Logano, Denny Hamlin, William Byron y Clint Bowyer alcanzaron el top 20 desde sus retrasadas posiciones de partida, aunque Logano perdió dos vueltas al parar antes por una rueda suelta.

Un toque entre Ryan Newman y Alex Bowman hizo que el de Roush reparase daños en boxes y el de Hendrick aguantó con ritmo lento. Daniel Suárez pasó a Keselowski por el segundo puesto, y Erik Jones, Kyle Busch, Larson, Byron, Hamlin y los Dillon alargaron sus paradas. Larson perdió distancia con una detención lenta pero un choque entre Newman y Ricky Stenhouse Jr. daba una caution a falta de siete vueltas para acabar el primer segmento. Ryan Blaney, Clint Bowyer, Logano y Stenhouse siguieron en pista y el #22 aguantó a Elliott para ganar la primera parte y sumar puntos importantes, seguidos de Suárez, Truex y Kyle Busch.

Blaney cayó de primero a séptimo y Bowyer de segundo a 21º tras cerrar a Kyle Busch, dañándose el Toyota y el Ford. Suárez, Truex y Elliott tomaron los tres primeros lugares y el de Gibbs adelantó al mexicano sin demasiados apuros para ponerse primero, sin fugarse en un principio. El ritmo de Suárez cayó poco a poco y Elliott le rebasó, situándose a un segundo de Truex mientras Hamlin y Jones superaban al piloto apoyado por Telmex. Larson se encaró y echó al doblado Joey Gase mientras perseguía a Byron, bandera amarilla dónde penalizaron el Ganassi por un neumático descontrolado en boxes y Kyle Busch por tener demasiados mecánicos.

Hamlin y Harvick intentaron perseguir a Truex en la resalida, acoplándose por un momento Suárez y Blaney. Hamlin adelantó a Truex por el interior de la curva 3 después de dos vueltas en paralelo y ambos Toyota se fueron de todos los rivales menos de Blaney, que rebasó al #19 por el exterior sin apurar el muro. Se instaló la apatía y Hamlin ganó cómodamente el segundo segmento por delante de Blaney, Truex, Byron y Elliott. Harvick, Logano, Paul Menard, Bowyer y Kyle Busch completaron el top 10, siendo Bowman 15º y Keselowski 16º en apuros dentro del playoff (peleando Logano, Keselowski y Elliott por los dos lugares de acceso a la tercera ronda).

Hamlin, Truex y Kyle Busch se empujaron en la resalida y se colaron por delante de Blaney y Elliott. El Penske ya se había clasificado por la victoria obtenida en Talladega y se puso segundo entre Hamlin y Truex, alcanzándoles más adelante Kyle Busch para formar un cuarteto. El menor de los Busch superó a Blaney y a Truex, siendo segundo a un par de segundos de su compañero Hamlin. No se alternaron las posiciones y el único nerviosismo venía por la mala carrera de Keselowski (19º), que le ponía en riesgo con un Elliott que no se bajaba del top 5 junto a Byron.

El apuro de Keselowski aumentó cuando fue doblado por el líder Hamlin, que también dejó a Bowman a una vuelta después de unas insulsas paradas bajo bandera verde. Blaney chocó con Larson en lucha por la cuarta posición y dejó restos en pista, suficientes para que NASCAR decidiera introducir la bandera amarilla y animase el evento. Hamlin, Larson, Johnson y Kurt Busch pusieron dos gomas en lugar de las cuatro que tomaron Kyle Busch, Jones, Byron, Elliott y Truex. Elliott resalió de forma excelente y adelantó a Jones y a Kyle Busch para ser segundo y presionar a Hamlin, a la vez que Keselowski se hundía en el grupo y permitía el pase del #9.

Sin embargo, Darrell Wallace Jr. perdió una rueda en medio del caos del grupo y Matt Tifft no pudo evitarle de camino al Overtime. En él, Logano cayó hacia atrás y fue echado por Austin Dillon a la vez que Keselowski subió en el pelotón y chocó con Suárez y Hemric, fruto de otra interrupción y un segundo Overtime. Hamlin venció la carrera sin permitir que Elliott se le acercase, seguidos por los hermanos Busch y Byron. El #24 se quedó corto y cayó en la segunda ronda junto a Bowyer (8º), Bowman (11º) y un desesperado Keselowski (19º) encallado en la resalida que permitió el pase de Elliott junto al dañado Logano a la tercera ronda de masacre de favoritos.

Lee a continuación: Ryan Blaney gana en Talladega sobreviviendo a un trompo absurdo y a varios Big One