Martin Truex Jr. rompe su maldición en short tracks en su primer triunfo con Gibbs

 | 

Aunque NASCAR pierde popularidad y espectadores desde hace años, las carreras emocionantes deben ser recordadas por muchas «calvas» que tengan las tribunas. La cita de Richmond fue un interesante ejercicio, un evento apasionante y disputado en la que no hicieron falta los accidentes y dónde Martin Truex Jr. consolidó su lugar en el panteón de la Monster Energy Cup Series. Truex ha empezado el año de forma irregular y dio un primer mensaje al ganar resistiendo los ataques de Joey Logano, Clint Bowyer y Kevin Harvick. Es la 20ª victoria de Truex en la Cup Series, su primera con Joe Gibbs Racing y la primera en un short track después de 81 intentos.

Denny Hamlin, Aric Almirola, Chase Elliott, Daniel Suárez, Jimmie Johnson y Erik Jones fueron algunos de los pilotos descalificados por no pasar la inspección post-qualy y empezaron la carrera en la parte de atrás. Harvick, Kurt Busch, Logano y Kyle Busch tomaron las cuatro primeras posiciones y Chris Buescher y Paul Menard partieron desde un imprevisto top 10. Harvick tenía un coche rápido pero Kyle Busch no quiso darle una oportunidad a su rival y le adelantó sin miramientos antes de una competition caution obligada por las lluvias de la noche anterior, distanciándose de Logano y Truex Jr. tras la interrupción.

Buescher adelantó a Harvick y se situó cuarto para asombro de la mayoría, aunque el campeón de 2014 recuperó esa posición más adelante y se alejó del piloto de JTG Daugherty. Suárez fue el único de los que salió en la cola que alcanzó el top 10 al superar a Alex Bowman, siguiendo Jones su ritmo en cierta medida y apurando Johnson, Elliott, Almirola y Jones el top 20 en un comienzo calmado para esos vehículos. Kyle Busch siguió en su mundo de superioridad y ganó el primer segmento por delante de Logano, Truex, Harvick y Bowyer; Buescher, Menard y Suárez cerraron la tabla de puntos inicial.

Daniel Hemric golpeó de forma contundente a Kyle Larson en la resalida y danó mucho la parte trasera del Ganassi, hasta el punto en que el neumático de Larson rozó el chasis en exceso y se vio obligado a cambiarlo en el pit lane. El propio Larson pinchó otra rueda poco después de ser doblado por el líder y tuvo que retirarse en la primera bandera amarilla legítima del evento. Kyle Busch añadió un desafío involuntario a su mandato al pasarse de velocidad en boxes y resalir atrás, cediendo el liderato a Truex y tomándose con calma su ascenso en el pelotón. Logano, Harvick, Brad Keselowski y Bowyer escoltaban al ex piloto de Furniture Row.

Truex gozaba de un margen de un segundo y medio sobre Logano, que gestionó sobremanera en busca de su primera victoria de 2019 y de su primera en un short track. Alcanzó Truex a un doblado inesperado en Ryan Blaney, que tuvo un muy mal día en la oficina e intentó aprovechar el momento para estorbar al líder y permitir que le alcanzase Logano. El duelo entre campeones recientes se saldó a favor del de 2018, que rebasó al de 2017 por el exterior de la curva 2 y se apuntó el segundo segmento frente a Tryex, Harvick, Keselowski y Bowyer. Jones y Suárez rivalizaban dentro del top 10 en remontada y Kyle Busch era 15º sin prisa por llegar arriba.

Truex se defendió de Keselowski y Harvick en la resalida de la segunda mitad de carrera y permitió un pequeña fuga de Logano en cabeza. Buescher perdió su lugar entre los diez primeros clasificados por mejor rendimiento de unos Toyota que subían poco a poco, incluyendo un consistente Kyle Busch que mantuvo un interesante paralelo de dos vueltas con el campeón de la Xfinity Series en 2015. Keselowski y Harvick estaban muy cerca y ambos se disponían a disputar el tercer puesto cuando Michael McDowell impactó de forma violenta contra el muro de la curva 2, abandonando a pesar de intentar relanzar su coche con una goma pinchada.

Los mecánicos de Gibbs volvieron a ganar la partida en boxes y Truex salió por delante de Logano, resaliendo de forma excelente como un letal Kyle Busch que subía en su parada y en pista para pasar de 10º a 5º. Keselowski apareció de repente en el liderato con un soberbio ritmo en tanda corta que le permitió adelantar a Logano y a Truex. Sin embargo, Truex se resistió a dejar escapar tan preciado premio y rebasó de nuevo al #2 a falta de 107 giros para el final. Se quedó sin respuesta Keselowski, que pasó a ser presionado por Logano, Bowyer y Kyle Busch en busca de la preciada segunda posición.

Bowywer manejó mejor el tráfico entre doblados y se puso segundo, recortando mucho tiempo a Truex en su intento por conseguir la primera victoria de la temporada para Stewart-Haas. Ricky Stenhouse Jr., Jones y Johnson abrían la última ventana de paradas obligatorias por gasolina a 85 vueltas del final, siendo Logano el primero de los pilotos delanteros en pasar por el pit lane. Kyle Busch, Harvick, Bowyer y Truex siguieron rápidamente al #22, alargando Keselowski la detención y perdiendo posiciones preciadas. Truex respiró al ampliar su distancia de medio segundo a poco más de dos sobre Bowyer, que no cesó en la caza al líder.

Hamlin y Newman anticiparon su detención final, hecho que les dio un ascenso muy ventajoso con gomas frescas pero les dejaba vendidos a largo plazo dentro del top 10. Almirola, Suárez y Blaney cometían distintas infracciones en boxes y quedaban tan doblados como fuera del top 20 en una noche para olvidar. Bowyer recortó distancias con su ex compañero Truex y fue su sombra en las últimas 50 vueltas. Quin Houff se puso en el camino de Truex y estuvo a punto de chocar con Bowyer, perjudicando a ambos contendientes a involuntarias partes iguales; Bowyer ejecutó varias fintas hasta asumir una posición interior que obligó a Truex a cerrar por el exterior.

Logano y Harvick plantearon un interesante duelo a cuatro costados, solventado cuando Logano adelantó a Bowyer a falta de cuatro giros. El vigente campeón se dio prisa y llegó a meterle el coche a Truex, que cerró todos los huecos para sumar una sufrida primera victoria con Gibbs. Logano, Bowyer, Harvick y Hamlin completaron el top 5, Austin Dillon se llevó una destacable sexta posición, Kyle Busch finalizó octavo y Newman y Menard cerraron el top 10. Kurt Busch, Johnson, Jones y unos discretos Elliott y Stenhouse finalizaron en la vuelta del líder, formando parte de los doblados Suárez, Buescher, Almirola y Blaney.

Lee a continuación: …y también en la Xfinity Series, rozando otro triplete