CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ssangyong

5 MIN

Pregunta: ¿tiene sentido comprarse ahora mismo un SsangYong?

Ssangyong Korando Historia 1

El titular de este artículo es justo el mensaje que un compañero, David G. Artés, envió a nuestro grupo de editores, y con muy buen criterio y en un momento adecuado, pues recordemos que SsangYong ahora mismo se encuentra al borde de la quiebra al no poder hacer frente a la última factura de unos “míseros” 55 millones de euros. Sin embargo, esta posibilidad de que la firma coreana se esfume se presenta cuando los modelos que oferta en nuestro mercado son más interesantes que nunca por el salto en todos los aspectos que han dado. Esto es lo que hace plantearse si tiene sentido comprarse ahora mismo un SsangYong.

¿Cuál es la situación actual de SsangYong?

20
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Otro compañero, Sergio Álvarez, ya explicó con todo lujo de detalles la situación actual de SsangYong, aunque hagamos un breve repaso. Actualmente la firma coreana está controlada por Mahindra & Mahindra, quien a priori no estaría muy interesada en seguir conservándola.

Así pues, toda esta situación se debe a que SsangYong no pudo hacer frente el pasado 14 de diciembre a un pago de 55 millones de euros correspondiente a una deuda que mantiene Bank of America, JPMorgan Chase y BNP Paribas. De momento, la marca tendría un plazo de aproximadamente unos tres meses para negociar con sus acreedores, y si finalmente dichas negociaciones no llegaran a buen puerto, comenzaría el concurso de acreedores bajo tutela judicial, equivalente a lo que conocemos como quiebra.

Sin embargo, siempre cabe la posibilidad de que el estado surcoreano entre en juego, y decida rescatar por sí mismo al constructor si la casa madre opta por desprende de él llevándolo a la quiebra.

Igualmente, también debemos tener presente que aunque 55 millones de euros parezca una cantidad irrisoria, sólo basta leer cualquiera de nuestros artículos en los que hablamos de “pequeñas inversiones” por parte de las marcas para modernizar un ala de sus fábricas, las cuales superan con creces el centenar, o decir que de media desarrollar un nuevo modelo se fija en mil millones, para SsangYong no lo es, pues se trata de un fabricante relativamente pequeño. Sus ventas a nivel global rondan los 100.000 – 150.000 unidades anuales, es decir, aproximadamente lo mismo que SEAT y Volkswagen vende sólo en España. Sin embargo, la actual crisis ha disminuido esas ventas un 20 %, hasta situarse en las 96.825 unidades de enero a noviembre, lo que ha propiciado la mencionada situación de impago.

¿Quién garantiza la atención postventa si quiebra SsangYong?

Supongamos que finalmente SsangYong desaparece, ¿quién es el encargado de proporcionarla atención postventa como la garantía o el suministro de recambios? Este es el mayor miedo que puedes tener si estás barajando la compra de un coche del fabricante coreano, pues bien, en principio no deberías tenerlo.

El punto más “complicado” lo tendríamos en encontrar una figura que se hiciese cargo de dar esa garantía legal de 2 años, algo que se suele dejar bien atado a la hora del diluir la empresa. Aquí en España lo más probable es que dicho servicio se realice a través del Grupo Bergé, compañía importadora de SsangYong, y de otras dos marcas más en nuestro país: Mitsubishi y Subaru. Por tanto, sería a los concesionarios de una de estas dos a los que se debería de acudir ante un problema de garantía, realizar una revisión o reparación en un S.O. o adquirir un repuesto original.

Más fácil resulta el tema de recambios, ya que la ley obliga a que se garantice el suministro de los mismos durante un periodo de diez años tras el cese de producción. Así pues, esos recambios por la vía oficial estarían garantizados, pero además, en el llamado mercado paralelo se podrá encontrar una gran variedad durante muchísimo tiempo.

Conclusión, ¿tiene sentido comprarse ahora mismo un SsangYong?

Personalmente opino que la respuesta es un rotundo, y estas son las razones:

- Sin entrar en detalles, actualmente SsangYong posee una gama de modelos muy especializada en el mercado SUV, a excepción del monovolumen Rodius, los cuales han supuesto un gran salto en todos los aspectos respecto a sus antecesores. Así pues, y sobre todo en los Tívoli y Korando, un SUV urbano y compacto, respectivamente, nos encontramos con dos propuestas realmente económicas para lo que ofrecen, con un diseño, calidad de materiales y tacto que podrían considerarse al nivel de cualquier fabricante europeo tipo Citroën, Fiat o Renault.

- La quiebra y desaparición de SsangYong aún no es un hecho que haya sucedido, y es más, hay más posibilidades de que no ocurra a que sí. No obstante, la marca debe demostrar fortaleza, viabilidad y rentabilidad ante cualquier posible rescatador y sus propios acreedores, y qué mejor que hacerlo que con un buen número de ventas. Por tanto, es muy probable que conseguir mejores precios, sobre todo aprovechando un momento en el que habrá perdido interesados por miedo a esa posible quiebra.

- Si finalmente acabara desapareciendo, podríamos estar totalmente tranquilos que durante diez años tendríamos asegurados el servicio. Así pues, si hoy mismo compras un SsangYong, entre que la marca desaparece oficialmente y pasan esos diez años, podríamos decir que habrán pasado unos doce, momento en el que seguramente te estés planteando renovarlo, si no lo has hecho antes.

No obstante, sí que deberás tener presente dos hándicaps. Por un lado, el valor en el mercado de segunda mano caerá considerablemente, por lo que en el momento que decidas deshacer de él perderás algo más de dinero, y por otro, puede que en la recta final de esos diez años, y sólo puede, conseguir algunas piezas de carrocería si has tenido un golpe grave será algo más complicado, que no imposible.