Cupra: el futuro de los coches deportivos lejos de SEAT y cómo cocinar un éxito sin copiar a Abarth

 |  @ClaveroD  | 

La independencia de Cupra era un secreto a voces desde hace meses, una estrategia que deja huérfana a SEAT, pero que promete ser un importante paso adelante tanto para SEAT como para Cupra al diferenciar ambas marcas con todo lo que ello implica. Que Cupra sea un ente realmente independiente de SEAT no será un proceso fácil, ahí está el caso de Fiat y Abarth, sin embargo Cupra, la nueva marca de coches deportivos española, parece tener un futuro prometedor que hoy analizamos en detalle.

Más allá del cambio de logos, Cupra está obligada a demostrar la diferenciación de SEAT, algo que no será nada sencillo

Independizar un sello como Cupra no será fácil, nada fácil, pero si una marca puede hacerlo es SEAT con el amparo del Grupo Volkswagen y la experiencia de SEAT Sport. Dicho esto, la clave está en cuál será la estrategia de Cupra a partir de ahora y si realmente veremos un traslado de la independencia entre marcas a modelos tan diferenciados como para llevar distintas firmas. Y justo es ahí donde entra en escena Abarth y los parecidos razonables que se nos vienen a la cabeza.

El futuro de los coches deportivos de SEAT

Abarth está viviendo en estos momentos el que podríamos llamar como sueño cumplido de ser un fabricante independiente, otra vez claro. Esto es una realidad, con sus matices si lo analizamos desde el punto de vista más estricto y su pertenencia a FCA, pero con un portfolio de modelos que delatan que un Fiat 500 poco tiene que ver con un Abarth 595 y que un Fiat 124 Spider cuenta con un comportamiento que queda lejos del Abarth 124 Spider. De este modo, la independencia de Abarth se ha materializado en dos modelos, no estrictamente propios como nos gustaría, pero sí con la suficiente diferenciación a nivel de chasis, motor y carrocería como para marcar las necesarias líneas rojas.

El camino de Cupra parece que seguirá los derroteros de Abarth en este sentido, por lo menos en sus primeros pasos. El SEAT León Cupra R ha firmado el divorcio entre SEAT y Cupra por decirlo de algún modo, dando luz verde a una versión más radical del León Cupra, pero sobre todo añadiendo más personalidad en su estética y en su puesta a punto para hablar de un coche diferente a lo que ya conocíamos. Posiblemente el León Cupra R debería haber sido el primer Cupra a secas, pero los planes del nuevo fabricante español parece que serán más ambiciosos y ya se habla de una gama con varias opciones.

¿Si el SEAT León Cupra R hubiese sido el primer Cupra nos habrían convencido? No, seamos francos. El SEAT León Cupra R ofrece la posibilidad de conducir un coche más exclusivo y más radical, pero a grandes rasgos hablamos de un León Cupra “revisado”. Independizar una marca, más aún centrada en la faceta más deportiva, obliga a ser más ambiciosos y pensar en modelos que defiendan cambios lo suficientemente contundentes como para que consigamos olvidar la verdadera procedencia. Pero Abarth ya hace esto, por lo que irremediablemente echamos en falta algo más para ver a Cupra como una marca y no como un preparador sin más como hasta ahora era SEAT Sport bajo el mismo sello Cupra.

La historia reciente de Abarth puede ser un espejo en el que mirarse Cupra, pero su verdadero éxito ha de llegar con un modelo 100% propio

Es entonces cuando recuperamos la historia reciente de Abarth. Si echamos la mirada atrás podemos recordar la historia del Alfa Romeo 4C y como el inicio de su desarrollo comenzó como parte del relanzamiento de Abarth como firma independiente, algo que resultaba prometedor y casi obligado para poder vender en el mercado una separación real de Fiat, con ADN propio y un modelo que encarnara esa escisión. Cosas de FCA, el proyecto pasaría por todo tipo de altibajos y finalmente Abarth perdería su deportivo propio en favor de una Alfa Romeo que necesitaba renacer. Abarth se consolaría con un 124 Spider cumplidor y con carácter, pero lejos de lo que pretendía ser el 4C bajo la tutela de Abarth. ¿Qué quiero decir con esto? Cupra necesita un modelo realmente propio, sin lazos directos con modelos SEAT y con el suficiente carácter para ser reconocido como Cupra del primer al último tornillo.

El primer coche deportivo de Cupra y SEAT

El próximo 22 de Febrero Cupra mostrará al gran público el que será su primer modelo. Las quinielas echan humo pero todo apunta a que lo que veremos será el SEAT Ibiza Cupra, no con ese nombre, pero sí ocupando ese hueco que el Volkswagen Polo GTI ha demostrado que puede ser cubierto. La sorpresa podría llegar en formato conceptual incluso, adelantando algo mucho más radical, pero en estos momentos todo es posible. Crucemos los dedos.

Lee a continuación: ¡Cupra se independiza! SEAT lanza la marca de coches deportivos Cupra

Ver todos los comentarios 5
  • X 2.0

    Me parece muy arriesgado y que si quieren triunfar, como vosotros decís, tendrá que ser con un producto bien diferenciado, como por ejemplo Alpine. Pero para eso se necesita mucha inversión y no creo que en VAG estén dispuestos a dar mucho dinero, así que difícilmente podrá ser viable, aunque espero confundirme.

  • Ferrari50

    Cupra ya lo tienen ahora les faltan los deportivos.

    • Javi

      Si escribir costara dinero la de gilipolleces que dejaríais de escribir algunos.

  • Txesz

    Así pues, no intentarían ser la “nueva” Abarth, sino ser más como DS, pero enfocándose más en la deportividad que en el “lujo”, si es que a la escisión de Citroën se le puede aplicar esa palabra.

    Me cuesta ver que tenga éxito esa idea. Más que nada, porque entonces dónde queda Seat, qué valor vende.

  • javi

    lo veo absurdo, como abarth, DS, AMG, …., es como si M de BMW se separase e hiciera su marca por separado, que por el camino que van las cosas no me extrañaría