Vídeo: ¿Qué Mercedes-AMG es más rápido en una carrera de aceleración?

 |  @sergioalvarez88  | 

CarWow ha producido un nuevo vídeo, un nuevo duelo de aceleración en el que se enfrentan máquinas de todo tipo y condición. Nada tiene que ver con la batalla de Ford Mustang y Ford Focus RS que os mostramos hace unos días. En este caso son los Mercedes-AMG los que se enfrentan. Concretamente, un representante sobre ruedas de cada motor avalado por el preparador alemán, integrado en la estructura de Mercedes. ¿Puede realmente un Mercedes-AMG A 45 ser más rápido que todo un Mercedes-AMG S 65 Coupé en el cuarto de milla?

Casi 3.700 CV y un representante por cada motor que AMG fabrica. Un muy interesante duelo.

¿Qué coches han enfrentado nuestros compañeros de CarWow? En primer lugar, como representantes del M178 – el bien conocido 4.0 V8 Biturbo – asisten los Mercedes-AMG GT S y Mercedes-AMG C 63 S, ambos con 510 CV de potencia. Este motor también se encuentra en los nuevos Mercedes-AMG E 63 y la versión Roadster del AMG-GT, pero no estaban presentes en esta prueba. El M133 es el 2.0 turbo de cuatro cilindros del pequeño – pero matón – Mercedes-AMG A45, con nada menos que 381 CV de potencia. También está en las versiones AMG de los Mercedes GLA y CLA.

Si hay un motor mítico, ha sido el M157, un 5.5 V8 Biturbo montado en este caso en un Mercedes-AMG GLE 63, con 585 CV de pura fuerza bruta. Es un motor ya en retirada, pero aún montado en varios AMG, desde los Clase S a los GLS, pasando por los GLE. No obstante, la joya de la corona es el M275, un 6.0 V12 Biturbo con 630 CV y 1.000 Nm de par motor, reservado a los enormes Clase S y Clase G, con un precio acorde a su estatus. Es uno de los motores de AMG más veteranos, con un diseño básico de décadas de edad.

El último motor de esta batalla es el 3.0 V6 Biturbo del nuevo Mercedes-AMG SLC 43. Es el único motor no construido a mano por AMG, ajeno a la filosofía “un hombre, un motor”, pero aún puesto a punto por el preparador oficial de Affalterbach. En el Mercedes-AMG SLC 43 desarrolla 367 CV, pero también lo podemos encontrar en los Mercedes Clase E y Mercedes GLC, con hasta 401 CV de potencia. La disparidad de potencias y motores es simplemente enorme en esta batalla. ¿Quién será el vencedor?

De forma quizá no muy sorprendente, ha sido el Mercedes-AMG GT. No obstante, durante los primeros metros, los Mercedes-AMG A 45 y el pesado Mercedes-AMG GLE 63 toman la delantera gracias a sus sistemas de tracción integral. El Clase A casi se alza con la corona de toda la carrera, y eso que era el segundo coche menos potente. Previsiblemente el Mercedes-AMG SLC 43 se queda en último puesto, pero no tan rezagado como cabría pensar.

En Diariomotor:



Lee a continuación: Renault Twingo GT: ¿cuánto cuesta el Twingo más deportivo (hasta la fecha)?

  • GTR43V3R

    Me gustaría que participara.el AMG CLS 63 en vez del AMG E 63…pero seguro que el resultado sería el mismo.