Rolls-Royce se ha propuesto como la imaginación y la tecnología pueden ponerse al servicio de la distinción y el lujo. Y lo han hecho creando la que, según la propia marca, sería la pintura más cara y exquisita del mundo - y muy probablemente también el extra más caro jamás creado, más incluso que el reloj Breitling de Bentley de 200.000€ - en un Rolls-Royce Ghost de batalla larga que se presentará oficialmente en el Salón de Ginebra. Rolls-Royce habría recurrido a un acabado de pintura diseñado específicamente con polvo de diamante procedente de nada más y nada menos que 1.000 diamantes machacados. ¿Pero por qué polvo de diamante?

Continuar leyendo »

No tiene que ser nada fácil elegir las mejores creaciones de una catálogo donde se aglutinan 4.011 automóviles, y a cada cual más exclusivo y personalizado. Aún así, Rolls-Royce ha querido mostrar al público cuáles han sido las creaciones de 2016 de las que más orgullosos se sienten. 7 Rolls-Royce únicos cuyo común denominador no es otro que ofrecer una larga lista de opciones en materia de personalización, acompañada cómo no, de una factura escandalosamente alta.

Continuar leyendo »

"¡Que disfrutes del paseo!" me dice James Warren con su juvenil sonrisa mientras estrecha mi mano con decisión. En el eje del patio de la fábrica de Rolls - Royce, frente a un pequeño estanque rodeado de espliego y con la verde espesura de West Sussex como horizonte me espera el Dawn. Parece una escultura que el equipo de Nicholas Grimshaw hubiera escogido al diseñar la fábrica y no cuesta entender por qué el propio Warren se refería al coche la tarde anterior con un adjetivo tan sorprendente como "sexy". El Dawn es el único descapotable en la gama actual de la marca, el coche más emocional de cuantos produce y el modelo con el que se cierra la primera etapa de su renacimiento bajo el paraguas de BMW. Y hoy tengo la fortuna de haber sido invitado a la casa de Rolls - Royce en Goodwood para probarlo y contaros qué se siente.

Continuar leyendo »

No, no estás viendo el nuevo coche del rapero de turno, estos Rolls-Royce Ghost y Rolls-Royce Wraith se han vestido de negro para ofrecer algo nuevo en el Salón del Automóvil de Ginebra. Bajo el sello Black Badge Edition, en Rolls-Royce han ideado una línea de diseño de matices muy oscuros en contraste con amplios cromados que buscan atraer a un público diferente, un público más joven, aunque idéntico poder adquisitivo para poder conducir un Rolls-Royce como coche de diario.

Continuar leyendo »

Spofec, la división especializada en Rolls-Royce de Novitec, vuelve a mostrarnos su buen hacer con un Rolls-Royce Ghost II en el que se aúna el correspondiente extra de potencia con nuevos detalles estéticos listos para hacer de este Ghost II un oscuro objeto de deseo, lujoso, prestacional.

Continuar leyendo »

“El coche nuevo va como un sueño y su suspensión es maravillosa. No creo que pueda sentarme en uno mejor”. Con estas palabras se refería en 1912 el novelista inglés Rudyard Kipling a su recién estrenado Rolls-Royce Silver Ghost, al que apodó “La Duquesa“. El Silver Ghost había sido calificado en 1908 por la prensa especializada como “el mejor coche del mundo” por unas cualidades para el viaje nada comunes en la época: silencio de funcionamiento, grandes prestaciones, facilidad de conducción y fiabilidad mecánica. Una excelencia mecánica con la que la marca se ganó una reputación legendaria que el propio Kipling, quien recorrió Europa con sus tres Silver Ghost, resumió en una frase: “Sólo puedo permitirme tener Rolls-Royce. Nunca se rompen”. En los 100 años que han trascurrido desde entonces la imagen de la marca se ha asociado más al lujo material que a la excelencia mecánica hasta el punto de casi hacer olvidar que, ante todo, un Rolls-Royce es un coche. Por eso cuando me ofrecieron la posibilidad de probar el Ghost Series II no pensé en pasearlo por las calles más caras de Madrid, ni fotografiarlo frente a tiendas de marcas de lujo. Pensé en averiguar cuánto quedaba en el actual Ghost de las virtudes de su antepasado el Silver Ghost y si el rendimiento, el confort de viaje y la innovación mecánica que convirtieron a los Rolls en leyenda siguen escondidos entre catálogos de refinados cueros o exóticas maderas. Este es el relato de un día en el que, por unas horas, emulé los viajes continentales de los años 20 cuando las autovías no existían y un coche era mucho más que un sinónimo de estatus. Un día en el que, con una “Duquesa” del siglo XXI, fui Rudyard Kipling.

Continuar leyendo »

Rolls-Royce posee infinitos detalles que la convierten en una referencia en lujo y refinamiento, pero si hay algo que ha destacado a lo largo de su historia, y que hoy todavía se mantiene fiel, es su carácter británico. Y cuando me refiero a su carácter no solo me ciño a su diseño o historia, sino a su enfoque como automóvil de la alta sociedad obligado a ofrecer el mejor de los servicios. Por ello, en Rolls-Royce se propusieron que sus usuarios nunca se vieran afectados por la lluvia, escondiendo en cada puerta un paraguas y dando pie a una tradición que a día de hoy se mantiene.

Continuar leyendo »

Si hubo un stand que brilló con luz propia en el Salón del Automóvil de París, ese fue el escenario que firmó Rolls-Royce. La firma británica no escatimó en recursos y decidió llevarse allí cuatro unidades, entre las que destacaban el espectacular y nuevo Rolls-Royce Phantom Metropolitan Collection y el todavía más exclusivo Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection. Lujo, calidad y exceso se dieron la mano ofreciendo una auténtica experiencia visual y sensorial para todos los que se acercaban a su recinto acristalado.

Continuar leyendo »